EL misterio de la esfinge de Gizeh.

Esfinge_GizehPara muchos esto es quizá una novedad ya que a pesar de lo importante que resulta no tuvo la difusión acorde a los grandes acontecimientos científicos. Ya desde el 1.500 A.C., según algunos registros, se hablaba de Cámaras Secretas debajo de la Esfinge y en la Gran Pirámide. Los egiptólogos del siglo XIX habiendo estudiado varias tablas y libros nos hablaban de Cámaras Secretas y de la “Sala de los Archivos”, remontándonos a una edad mucho más antigua de lo que se cree.

Corría el año 1991 y dos científicos luego de arduos estudios e investigaciones concluyeron que la edad de la Esfinge era superior a los 10.000 años. El Dr. Robert Schoch (Profesor de Geología de la Universidad de Boston, EE.UU.) y el egiptólogo John West concluyeron que las profundas fisuras que se pueden observar hoy mismo no son producto de la erosión de arena y viento, sino de agua de lluvia y remontan una edad de 10.500 A.C. para esta estructura.

Dos científicos derribarían por completo los principios de la cronología egipcia y los orígenes de la civilización. Gran revuelo se armó al difundir esta noticia, que la Esfinge era anterior a la era dinástica. Sin embargo, la profundidad de las grietas y fisuras producidas por el fluir del agua, nos remontan en base a evidencias climáticas y geológicas, aportadas por rigurosos estudios científicos, a esa fecha que más tarde se repetiría también para la Gran Pirámide.

Ese mismo año, el sismógrafo Dr. Thomas Dobecki descubre realizando pruebas acústicas alrededor de la Esfinge una gran anomalía de forma rectangular bajo la pata derecha de la Esfinge. Sus dimensiones bastante grandes, de 9 metros por 12 y de unos 5 metros de profundidad. Su forma rectangular, descartaba ser una cavidad natural sino “pareciera estar hecha por el hombre” en palabras del propio Dr. Dobecki, quien dejó en claro que estaba buscando allí evidencias de “una civilización perdida y una Cámara Secreta bajo las patas de la Esfinge”.

Años más tarde, las investigaciones continuaban. Numerosos arqueólogos y científicos realizaban diversas investigaciones, algunos de ellos “a escondidas” para el público en general.

Entre 1995 y febrero de 1997, usando un sofisticado escáner se confirma la existencia de una “cámara” bajo la pata derecha de la Esfinge. Era el Dr. Thomas Dobecki junto al Dr. Schor quienes descubrían no sólo esta cámara sino también un túnel que iba directo hacia la segunda Pirámide.

¿La cámara secreta de las esfinge de Gizeh esfinge?.

Lamentablemente el gobierno egipcio no autorizó a excavar en estos lugares como en otros tantos sitios donde se confirmó la presencia de distintas cámaras y túneles.

Esfinge de gizehEs así que en febrero de 1997 Boris Said utilizando el escáner del Dr. Dobecki descubre un nuevo túnel detrás de la Esfinge. La tapa tenía unos 45 centímetros de grosor y unos 2.5 metros por debajo de ella había un espacio de 2.5 metros de ancho con un techo abovedado, con una inclinación descendente de 25 grados en dirección a la Esfinge.
Nuevamente el gobierno egipcio negaría los permisos para excavar. [Extraído de : El Misterio de Gizeh]

Fuente: Mitos del Milenio.
Fotos y texto: Guillermo Daniel Giménez

5 thoughts on “EL misterio de la esfinge de Gizeh.

  • Pingback: www.enchilame.com
  • es muy misteriosa y muy impresionante para los científicos y pues sus esclavos tenían que trabajar muy duro y duraban décadas en construirse para complacer a su rey.

  • es cierto lo que algunos creen que todas las esfinges las pudieron haber hecho alienigenas ya que en ese tiempo con que tecnologias pudieron haber hecho cosas tan grandes

  • Si uno lee sobre la historia de Egipto y sobre todo, de la historia de saqueadores, cazatesoros, etc. se comprendería la política actual de excavacion e investigacion en Giza. En el pasado se ha destruido y rapiñado todos estos sitios por lo que es comprensible esta postura, y no no se oculta la información, hay mucha sobre Egipto y su historia de ahí que se aprovechan personajes sin escrúpulos para inventar historias para ganar fama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *