Cinco mitos sobre el embarazo

Si el ritmo de los latidos del corazón está por debajo de 140 latidos por minuto (LPM), es un niño.

Falso. Generalmente el ritmo cardíaco de un bebé niña suele ser más rápido que el ritmo cardíaco de un bebé niño, pero solamente hasta antes de comenzar el parto. No existe diferencia entre el ritmo cardíaco de un feto niño o niña, pero el ritmo sí varía de acuerdo a la edad del feto. A partir de aproximadamente la quinta semana de embarazo, el ritmo cardíaco es cercano al de la madre (de 80 a 85 LPM). Este ritmo continúa acelerando hasta el comienzo de la novena semana, cuando alcanza de 170 a 200 LPM, y luego disminuye a un promedio de 120 a 160 LPM a mediados del embarazo. El ritmo cardíaco normal de un feto durante el embarazo fluctúa de 120 a 160 LPM para los niños y niñas.

cinco mitos sobre el embarazo

El peso adicional concentrado en la parte frontal del cuerpo indica que es una niña, mientras que alrededor de los muslos y los glúteos indica que es un niño.

Falso. Si una mujer tiene un torso corto, el bebé solo podrá crecer hacia la parte frontal del vientre de la madre. Un torso largo puede significar más comodidad y espacio para el bebé, haciendo menos probable que el vientre de la mujer sobresalga hacia fuera. Un vientre ancho puede que sólo indique que el bebé esté acomodado de lado.

Si el vientre de la mujer es un poco caído, es un niño. Si está erguido, es una niña.

Falso. Si el vientre de una mujer es erguido, puede que sea su primer embarazo o que su cuerpo está en forma. Los músculos del abdomen tienen tendencia a hacerse más elásticos con cada embarazo, de modo que un vientre que haya tenido más de un embarazo puede tener una apariencia más caída.

Los pezones oscuros indican que será un niño.

Falso. Este cambio de color no tiene nada que ver con el sexo del niño. Un incremento en la progesterona (una hormona esteroide segregada por la placenta y los ovarios) y las hormonas estimulantes de melanocitos (las cuales regulan la pigmentación de la piel) hacen que las áreas oscuras del cuerpo destaquen en gran parte de las mujeres embarazadas. Los pezones, las marcas de nacimiento, y los lunares pueden parecer más oscuros durante el embarazo. Una línea vertical oscura también puede que aparezca en la mitad del vientre. Esta línea conocida como la linea nigra (línea negra), se extiende desde la parte de arriba del ombligo hasta el comienzo del pubis. Las áreas oscuras de la piel suelen palidecer una vez que nace el bebé.

Mientras esté embarazada, una mujer no debe dar el pecho a un infante porque el nuevo bebé necesita toda la nutrición disponible.

Falso. Si una mujer está sana, dar el pecho mientras está embarazada no le hará daño a ella, al feto o al infante. (Un médico pude que recomiende que una mujer embarazada no de el pecho si tiene una deficiencia nutricional, está baja de peso o presenta riesgo de parto prematuro).

One thought on “Cinco mitos sobre el embarazo

  • Me quedo con esto:
    No hay ninguna amistad, ningún amor, como el de una madre por su hijo – Henry Ward Beecher :
    ) Gracias por el post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *