Un Barco desapareció en aguas europeas

LONDRES (AP) – El barco reportó primero que había sido atacado en aguas frente a las costas suecas. Más tarde navegó aparentemente sin problemas por una de las rutas navieras más transitadas del mundo. Y después desapareció.

El Arctic Sea, un barco de carga de bandera maltesa, debía recalar en un puerto de Argelia con su carga de madera el 4 de agosto. Ya ha pasado una semana y sin embargo no existen rastros de su paradero ni de la tripulación rusa qe lo navegaba.

Se estima que el Barco pudo haber sido víctima de Piratas modernos! Aunque de ser así se trataría de un caso sin precedentes de piratería en aguas europeas.

El presidente ruso Dmitry Medvedev ordenó ese mismo día al ministro de defensa que tome “todas las medidas necesarias” para hallar el barco extraviado y, de ser necesario, liberar a su tripulación, dijo el Kremlin. Las esposas y otros familiares de los tripulantes exhortaron al gobierno ruso a lanzar una misión de rescate utilizando todos los servicios especiales.

El misterio comenzó el 24 de julio, cuando los quince miembros del Arctic Sea dijeron haber sido atados y golpeados por un grupo de hasta diez hombres que los abordaron frente a la isla sueca de Oland. Los enmascarados se identificaron como policías, pero la policía sueca dijo que no había estado revisando barcos en esa área.

Un investigador de la policía sueca, Ingemar Isaksson, dijo que la tripulación agregó que los intrusos se fueron doce horas después en un bote inflable de alta velocidad.

El 28 de julio, el barco tomó contacto con las autoridades marítimas británicas al atravesar el transitado Canal de la Mancha. El barco emitió un informe obligatorio identificando el barco, la carga, la procedencia y el destino. Pareció rutinario, dijo Mark Clark, de la Agencia Marítima y Guardia Costera de Gran Bretaña.

Agregó que la agencia tiene “extrema curiosidad” por saber qué ocurrió con el barco. “Es extraño”, dijo. “No conozco ningún guardia costero que pueda recordar algo parecido”.

Después no hay certeza de dónde se divisó el buque. Versiones de la prensa rusa dicen que el último contacto fue el 30 de julio cuando estaba en la Bahía de Vizcaya y que más adelante fue divisado por un avión patrullero portugués, pero no hubo contacto.

El vocero de la armada portuguesa, comandante Joao Barbosa, dijo: “podemos garantizar que el barco no está en aguas portuguesas ni pasó jamás por aguas portuguesas”.

La carga fue despachada por Rets Timber, abastecedor finlandés de madera, y tiene un valor de 1.300.000 euros (1.840.000 dólares), dijo la compañía. Fuente: Yahoo Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *