Virgen de Itatí llora sangre en Cruz del Eje

La comunidad católica está consternada por un milagro sucedido en Córdoba. Cientos de fieles de la ciudad de Cruz del Eje, de ésta provincia Argentina, han visitado la casa del enfermero Raúl Leisa, para venerar la imagen de una virgen que “llora sangre”. El dueño de la estatuilla, que desde hace algunos días ha acaparado la atención de los fieles de la localidad serrana, contó en una entrevista realizada por el periódico cordobés, La voz del interior, que el fenómeno había comenzado el domingo pasado.

“Cuando vi los ojos llenos de sangre no lo podía creer. Justo había soñado con la virgen. Estaba seguro de que me quería decir algo. No le encontramos explicación”. Dijo Leisa.

El hombre, que vive junto a su esposa y sus cinco hijos, aseguró además que la imágen fue adquirida hace 12 años en la provincia de Corrientes. Al llegar al pueblo en donde vive actualmente, le fabricó una caja hermética para protegerla de eventuales accidentes y que desde ese momento nunca más la abrió.

Aunque el obispo Olivera pidió prudencia, los peregrinos forman extensas filas para ver la pequeña imagen de la Virgen de Itatí que llora sangre.

6 thoughts on “Virgen de Itatí llora sangre en Cruz del Eje

  • Pingback: www.enchilame.com
  • En Cruz del eje vive una persona muy importante para mi que se llama Laura Gonzalez, hace unos siete años su familia tuvo una desgracia muy importante por un accidente en la ruta. Hay que ser gente de fe, yo creo que esto de la virgen es autentico y espero que los pueda ayudar y que les de fuerza para seguir adelante.

  • Esto que sucede en Cruz del eje, no lo llamaría milagro, sino fenómeno.
    Cuando Dios se presente en cuerpo y alma delante de nosotros, con el nombre que quieras darle según la creencia religiosa que tengas, ahí lo llamaría Milagro.

  • hola soy gladys parami estas lagrimas de la virgen son verdaderas y nos pide reformular nuestros actos y realizar acciones para purificar nuestras almas. la humanidad ha llegado a tal punto de pervención y pecado que nuestra madre nos pide oración continua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *