Criogenización en los años 70′ para curar enfermedades

En este magnífico blog, he leído un artículo sobre criogenización, generalmente sobrantes de fertilizaciones “in vitro” a las que deberían agregarse las criogenizaciones de células madre y cordones, que forman “bancos” cada vez más concurridos.

Voy a agregar un tema que se pasó por alto, debido a que estas cosas involucran a personas harto conocidas y queridas por mucha gente y su desarrollo aún hoy es secreto.

En los años 70′, el Dr. B. Coquet, ex médico de la Marina, muy amigo de mi padre (y cosa muy rara, del ex -presidente J. D. Perón) le refirió que conocidos médicos de su círculo, estaban realizando extraordinarias investigaciones para un organismo extranjero.

Muchas personalidades con grandes problemas en salud, todos los años se estaban asistiendo por “criogenización amable”.

Este proceso consistía, que en personas con afecciones genéticas o adquiridas, por el lapso de un mes, más o menos, les hacían que sus cuerpos descendieran sus temperaturas de a poco hasta los cuatro grados centígrados, previa un tipo de anestesia, y de la administración de un anticoagulante que enviaban los rusos, extraídos de ciertos peces previniendo así ciertos trombos generalizados.

Se los mantenía entre 3 a 5 ° C de temperatura, por alrededor de 28 días, monitoreando su balance fisiológico y proveyéndoles las sales y minerales de norma, según los “vademecums” usuales en el mundo. (Estaban además canalizados).

Cuando volvían a la vida normal sus parámetros eran los esperados para personas sanas Su aspecto cambiaba enormemente, parecían hasta veinte años más jóvenes y estaban… sanos.

Dos personajes que todos los años se hacían este tratamiento, hasta que murieron- No en este proceso, como dicen “malas lenguas”-, era uno Aníbal Troilo (uno de los autores y ejecutantes de tango más recordados) y el otro un popularísimo “yockey”, del que una bebida espirituosa toma su nombre y que en su juventud, fuera amigo de Carlos Gardel.

En mi biblioteca atesoro dos libros sobre estas experiencias criogénicas que el doctor Coquet regalara a mi padre. Era un deber para mí hacer esta acotación. 🙂

En otro artículo acercaré mis trabajos sobre las células madre que se relacionan ampliamente en este tema y que presentara en el Plan Estratégico, para su desarrollo

2 thoughts on “Criogenización en los años 70′ para curar enfermedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *