Sistema estelar diferente, pero….

A casi setenta años luz de nosotros, hay una estrella, muy brillante, que en realidad está formada por dos estrellas (sistema binario). Aldebarán es su nombre y se suele llamar alfa de la Constelación de Tauro.

Qué dicen los astrónomos de ella?: ( Según wikipedia, por ejemplo:)
Situada a 65,1 años luz de distancia,[] Aldebarán es una estrella gigante naranja de tipo espectral K5III con una temperatura superficial de 4.010 K. Al estar cerca de la eclíptica es ocultada por la Luna periódicamente y, gracias a ello, se ha podido medir su diámetro angular, 0,020 segundos de arco, lo que conduce a un radio 44 veces mayor que el radio solar. Situada en el lugar del Sol, se extendería hasta la mitad de la órbita de Mercurio, y en el cielo de la Tierra aparecería como un disco de 20°. Su velocidad de rotación proyectada es de 5,2 km./s, por lo que su período de rotación puede ser de hasta 400 días.
Aldebarán es 425 veces más luminoso que el Sol pero su masa es solamente de 1,7 masas solares; dado el enorme tamaño de esta estrella, su densidad media resulta ser muy inferior a la del Sol. A diferencia de la mayor parte de las gigantes naranjas, que en su núcleo están fusionando helio en carbono y oxígeno, Aldebarán se hallaría en un estado preliminar en el que su núcleo todavía inerte de helio estaría en el proceso de contraerse y calentarse, provocando que, en conjunto, la estrella se expanda y aumente en brillo. Está empezando a perder masa por medio de un viento estelar que envuelve la estrella hasta una distancia de 100 ua. Dentro de sólo unos pocos millones de años, la estrella alcanzará una luminosidad 800 veces mayor que la del Sol, momento en el que comenzará la quema del helio y se frenará la contracción del núcleo, lo que conllevará una disminución en su brillo. Aldebarán está catalogada como una variable pulsante irregular, con una fluctuación del brillo de 0,2 magnitudes. Aldebarán es un sistema binario: la estrella gigante tiene una compañera lejana y pequeña, Aldebarán B, de magnitud +13,50. Es una enana roja de tipo espectral M2V, cuya masa puede ser tan sólo el 15% de la masa solar y su radio el 36% del radio solar. Su separación actual de Aldebarán A es de 609 ua. En la actualidad la sonda Pioneer 10 se dirige hacia Aldebarán, a donde llegará a sus proximidades dentro de unos 1.690.000 años.

En 1997 se anunció el descubrimiento de un planeta gigante, Aldebarán b, de unas 11 masas de Júpiter, en órbita alrededor de la estrella principal. El descubrimiento aún no ha sido confirmado y se sospecha que las variaciones observadas en la velocidad radial pueden reflejar una oscilación a largo plazo de la propia estrella. De hecho es difícil detectar la existencia de un compañero sub-estelar en torno a una estrella muy evolucionada como Aldebarán, ya que las estrellas gigantes, al ser muchas veces estrellas pulsantes muestran oscilaciones en su velocidad radial análogas a las causadas por la presencia de planetas.

Precisamente, las experiencias akáshicas nos hablan de una muy vieja civilización nacida en aquel tiempo en un cuarto planeta, que en el transcurso de miles de milenios, han desarrollado tan grandes logros, que les han posibilitado primero poblar muchos de los planetas del sistema, y sus lunas, además de los de la compañera estelar a medida que los cambios en Aldebarán los impelía a transportar todo el entorno planetario e ir migrando más hacia el exterior de su gruesa estrella.

El gigante ya engulló uno de los planetas. La vida en el planeta original formador de esta civilización, hoy solo está habitado gracias a los artificios científicos, que recuerdan a la mítica Ciudad de Erk en la Tierra, no solo en las profundidades, construida, sino en el límite de dos universos dimensionales diversos, lo que les permite, en caso de desastre, cambiar rápidamente de escenario.-Este concepto rebalsa nuestros conocimientos, pero es prueba de las alturas a que ha llegado esta civilización- Con el tiempo, su ciencia les permitió el viaje en el espacio-tiempo, colonizar muchos de los sistemas vecinos y aún más lejos.

Son Seres de luz en su mayoría y muchos de los encarnados son diferentes especies humanoides y aún de primates que han ascendido en las encarnaciones, no solo de su lugar, sino de otros planetas. Algo que me ha costado comprender: Entre los Seres de Luz, ya hay algunos terráqueos,
que por las circunstancias especiales, han trascendido con ellos a estas alturas de la Sabiduría y comprensión. Sus viajes les han permitido conocer a otras razas, entablar uniones estratégicas e incluso influenciarnos a los terráqueos.

Les interesan los bancos de células madre que hemos instituido, ya que no solo serán de enorme utilidad para nosotros, sino también para realizar clonaciones entrecruzadas que renovarán la especie de los encarnados de sus sistemas. Son humanoides de gran tamaño e inteligencia. Están muy interesados en nuestras primeras experiencias espaciales. Hay astronautas que no solo los han visto sino que han entablado conversaciones telepáticas con ellos. Pido que lean las acotaciones que los astronautas, en especial de la NASA, han relatado de todos estos encuentros y visiones.

Son vecinos-diríamos- de los”pleyanos”, pero sobre ellos me explayaré en otra oportunidad. No son lo mismo, aunque a veces traten estos últimos de parecerse. (¡Hombrecitos grises, abstenerse!)

4 thoughts on “Sistema estelar diferente, pero….

  • Muy bueno Manlio, sigo insistiendo en q tendrias q formar parte de algun organismo en el cual te citen a discutir de estos temas, es muy profecional tu tesis.
    Gracias por tus articulos.

  • ..realmente me quedo asombrado con las cosas nuevas q estoy aprendiendo en estos articulos te felicito por la investigacion y todos estos datos, segui asi que todos los articulos estan muy buenos…

  • Qué se supo de lo descubierto por el astrónomo Ragbir Bhata de la Universidad de Sidney había sugerido a SETI que en la búsqueda de inteligencia extarterrestre lo que se debía esperar era un patron regular de rayos laser, que se pudiera distinguir del ruido de fondo. Después de su hallazgo en diciembre del 2008, Bhata, siguió buscando una nueva señal que confirmará la que había observado -una señal similar a un laser con un pico en su patrón de emisión- pero esta no llegó. Sin embargo, a la luz del nuevo descubrimiento, la posibilidad que esta señal no haya sido un “ruido de medición” se hace más grande.
    Pero que pasó?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *