Funcionamiento de una nave extraterrestre

Primera parte: La motorización

Durante mucho tiempo he escrito sobre el tema. Es así que escribí primero en la Revista “Quinta Dimensión” (1964), luego en el Periódico “Dómine Cultural”y en el Blog “Asusta2” entre otros (ya en este siglo), sobre su propulsión.

Hace ya muchos años, escuchando una audición de radio que tenía el señor actor Favio Zerpa, sobre la problemática “Ovni”, le envié un pequeño artículo-el primero que escribí en mi vida-, que, no solo, por su generosidad lo propaló en varias emisiones en su radio, sino que también lo imprimió en los primeros números de su recién nacida revista “Quinta Dimensión”.

Nunca me animé a pedirle unas copias de esta revista, mis inocentes 19 años no me lo aconsejaron. Sino que además, pasaron muchos años para que volviera sobre el tema: “Posibles nociones teóricas del funcionamiento de los OVNIS y sus implicancias”, creo que se llamaba ampulosamente el artículo.

No sabía por ese entonces nada de física cuántica…., ni de la vida en general. Bueno, casi como ahora.

Pero, ahora que he vuelto a releer estas páginas, me emociono pensando que las escribí yo con tan pocos elementos que la sustentaran y sin contradecir los últimos descubrimientos acerca del “empaquetamiento” del tiempo y del espacio. En el fondo todo esto funciona dentro de los límites del llamado Caos, de los cambios de estado, del gran físico y filósofo francés René Thom.

En resumidas cuentas, mi estudio se basaba en la disminución del peso por la velocidad según rotase respecto a un eje, pues una cosa cualquiera en el ecuador terrestre pesa menos que algo similar en los polos, debido a la fuerza centrífuga del movimiento terrestre de rotación. Es fácil hacer la comprobación, de hecho ya se realizó, la misma persona pesa casi un kilo promedio menos en el ecuador que en los polos y el cuerpo humano reacciona a este esfuerzo, los cuerpos nacidos más a los polos, desarrollan más huesos y masa muscular y son generalmente más altos como reacción a este hecho. Por el contrario los astronautas, sin ningún peso en el espacio, deben hacer muchos ejercicios para no perder rápidamente consistencia ósea y músculos, porque el cuerpo también reconoce esta menor necesidad de fortaleza para mantenerse en operación.

Volviendo a los OVNIS: Su fuerza ascensional y de movimiento deberá radicar en el control de las fuerzas “G” (Gravitacionales). Por lo tanto generalizaba lo pensado en el tema:

Un objeto que gira en órbita a 28000Km/h, se mantiene en el espacio, pues su velocidad, hace que su caída hacia la Tierra iguales el contorno de la misma. Es la velocidad de orbitación y si aumenta a 40000km/hora escapará de la gravedad terrestre para siempre, es lo que se llama velocidad de escape.

Velocidad de escape es igual a la raíz cuadrada de dos por G por M sobre R, o sea igual a la raíz cuadrada de dos por G por R. en la cual: • Ve = Velocidad de escape. • G = Constante de Gravitación Universal (6,672 × 10-11 N m2/kg2). • M = Masa del cuerpo celeste (planeta, satélite o estrella). • R = Radio del cuerpo celeste. • g = aceleración de la gravedad del cuerpo Si se acelera algo giratorio, pierde algo de peso y cada vez más cuanto más se acerque a la primera velocidad. Y si llega a la segunda acelera hacia el espacio, evadiendo totalmente a la gravedad terrestre. Vemos como en esta fórmula tenemos los valores de masa y peso en la misma fórmula.

Esto se debe a que por convención, 1 KG fuerza ( unidad de peso), en la Tierra equivale a 1 Kg masa.( unidad de masa).

Cuando una partícula gira con una cierta velocidad sobre un eje, se asimila al objeto que “vuela” sobre la Tierra, cuanto más se acerca a la velocidad de orbitación, es como si no pesara nada y si esta sigue aumentando escapará velozmente hacia el espacio.

El resultado es que el objeto en cuestión disminuye su peso hasta que el mismo se hace negativo produciendo el mismo efecto que la propulsión. Puse un secador de ropa sobre una balanza y funcionando en rotación a 1600 revoluciones/ minuto, este conjunto pesaba 40 gramos menos.( El giro estaba lejos de producir los efectos deseados: “que saliera por los aires”, como se podrá suponer, ningún punto en la masa girante se acercaba a la velocidad de orbitación).

Construí una rueda que giraba a gran velocidad, movida por una cuerda de un juguete suizo (el de la marca de la ballesta) y unos cuantos engranajes, que aceleró un rato, mejoró con un motor eléctrico durante más tiempo, pero no lo sufriente para acercarse a una velocidad significativa para lograr un neto efecto buscado. Imaginaba tontamente que la rueda en cuestión saliera disparada, más allá de imperfecciones de construcción y (terminara por salirse un “poquitito” del presente al tiempo de disparase para alguna órbita.) Se hubiera necesitado una energía muy considerable. Para llegar a la velocidad de orbitación una cierta masa, en proporción “reunida” como circunferencia promedio, deberá tener unos 9 metros de diámetro y alcanzar unas 3000 revoluciones por segundo.

Resumiendo, para no cansar al lector, una parte principal debería tener esta facultad de “achicar el peso” y “hacerlo negativo” en términos bastante notables. Y para darle una real dirección al “Ovni”, debería contar con tres adminículos similares para cambiar la dirección aplicando sus esfuerzos diferenciales como trípode de fuerzas. . El efecto de frenado y dirección inversa se logran cambiando el “Arriba” por el “Abajo” en la posición relativa del adminículo traslativo total. Pero aún así, se necesitaba otro “empujón”.

Es evidente que estas naves extraterrestres han logrado acelerar en giro de gases livianos hasta velocidades cercanas a la luz, es así que la nave en continua aceleración, cuanto más cerca de la velocidad de la luz se desplace, adquirirían una masa casi infinita, ( Singularidad ella misma) que les permitiría- graduando el giro-, alcanzar velocidades enormes, que harían posible llegar al momento que se contrae el espacio y el tiempo, logrando velocidades para nosotros, espectadores, de varias veces la velocidad de la luz, si pudiéramos verlos de alguna manera. No vemos estas evoluciones pues han logrado pasar de dimensiones para evadir amenazas de choque o cambiar trayectorias .Así alcanzan nuestra Tierra, viniendo de distancias grandísimas-cerca de 100 años luz en promedio, que logran acortar a viajes de horas o menos. Pero en los siglos que nos superan como civilización, han encontrado todo el significado de lo que representan los Takiones y su masa negativa o nula (según nuestros autores) y su velocidad infinita. Saben que por las leyes de “caos”, los cambios de estado, representan los caminos necesarios para evadir las leyes de este Universo y que nos permiten ir descubriendo caminos mucho más complicados, en una realidad posiblemente infinita en sus “apariencias”.

Así encontramos otros lugares y otros “paisajes”, fuera de nuestro Universo. Muchas vidas y naves se han perdido en esta búsqueda de conocimientos. Muchos han sido individuos que desde otros Universos han venido a morir en nuestras “playas”.

Sobrecoge pensar en tripulaciones de universos variados que han terminado feneciendo en nuestro mundo, en aras de investigación y de desarrollo.

Hay dos formas de ejecutar esta función, rápida o normal, la primera es cambiar de espacio .tiempo en forma instantánea, con un gasto enorme de energía, que se devuelve instantánea mente a la central al cambiar de estado. La otra es acelerando gradualmente hasta la velocidad de la luz- en días- y luego realizar las operaciones normales. (Es un sistema autónomo de fisión-fusión). Viajes entre “puertos cercanos”. La central se halla en un espacio “hiper” virtual. (A 75 millones de años luz de nosotros.)

Pensaba que para dar una realidad a lo imaginado, lo que giraría rápido sería plasma conducido y acelerado magnéticamente y la energía para mover todo, pensaba que sería producida por fusión controlada- todavía hoy es una técnica para nada dominada- o cosechando toda energía disponible del Cosmos y tele -transportada.

Parecería que la velocidad impresa afecta la ubicación de los gravitones y plegaría el entramado físico-temporal a la vez cuando la nave misma se convierte en singularidad. Por lo tanto asumía que el viaje a las estrellas afectaría estas dimensiones y trascendería a las distancias, pero a su vez el tiempo.

Las componentes de fuerzas serían respecto a la tierra, al sol y al sistema solar, al “ala” de la Constelación, a la Vía Láctea y así a cada división en que hemos catalogado las asociaciones astronómicas, alcanzando así las velocidades “muchas veces superiores a la de la luz” de las que solían hablar- luego- los personajes de “Viajes a la Estrellas”. Por la curvatura del espacio-tiempo y su achicamiento, se podrían alcanzar velocidades miles de veces del límite luz.( Con peso negativo se “caería” hacia el destino).

Con estas velocidades se pueden pasar a universos paralelos y operar los regresos al pasado y los viajes al futuro, interceptando a estos en diferentes épocas de progreso. Sobre esto, creo que teniendo la técnica para realizarlos, muchos humanos sacrificarán sus existencias en aras de conocer. ¿Cómo se podrá manejarse con tan particulares variables?; lo dejaremos a la imaginación del lector.¿Ayudamos a imaginar?

Las primeras naves espaciales que fueron usando esta tecnología, mantenían a las tripulaciones dentro de medios coloidales y en suspensiones vitales. Luego fueron eliminadas a partir de las maniobras robóticas que fueron utilizadas en siglos de experimentación y gracias a los implantes de todo tipo que portaron las tripulaciones. Hoy las mismas han sido modificadas genéticamente y robóticamente para ser un 80% nave acomodados: La tripulación, pese a ser totalmente humanos, pueden ser parte de la nave en su conjunto en un 80%., para poder desplazarse en el espacio- tiempo y poder casi infaliblemente realizar todas las operatorias.

En poco tiempo, la velocidad no solo se acercaría a la de la luz, sino que el combustible usado sería cada vez menor hasta el cambio de estado, porque sería “infinitamente poderoso, por contracción del espacio principalmente. Al revés de lo comúnmente aceptado (No debemos olvidar que nuestra masa también tiende a ser infinita cerca de la velocidad de la luz, pero el combustible es infinitamente potente y nos brindará por ello la aceleración necesaria pasarnos de universo).

Nunca pude explicar la falta de “inercia gravitacional”, ni la “inercia temporal” que presuponen estas particularidades, pero copiando a Einstein, pensé que habría constantes para equilibrar estos factores. No me equivoqué.

Era evidente, por los relatos de abducidos referidos a los viajes en Ovnis y por mi experiencia revivida, que dentro de los mismos, se viven situaciones del tipo “burbuja”, donde las inercias y las “paradojas” temporales, no suceden por el efecto de “resonancia” espacio temporal. Hay relatos donde se muestran evidentes viajes a lugares muy distantes y llegar de regreso a momentos ligeramente diferentes al de inicio del periplo, cuando no a tiempos ligeramente desfasados y a veces se comenta a lugares no exactamente cercanos al inicio de la experiencia.

Muchas de las incógnitas se han ido rellenando, porque soy un abducido y sus mentes me indican muchas cosas. Faltaba en este tema otra parte importante para lograr casi instantáneamente el dominio espacio-temporal. (No solo viajar grandes distancias , sino movernos en el tiempo y entre universos).

Luego en “Asusta2”, describí en un pozo gravitatorio, producido por el frío extremo; la segunda parte del artificio

Como vimos en el artículo “Experiencias con la gravedad” y en “Busca del 0° Absoluto”, que anticipaba lo que describo aquí, la humanidad deberá pensar en los movimientos giroscópicos y en las temperaturas más extremas, tratando de logran los cambios de estados liminales que puedan catapultarnos eficientemente a las estrellas. Explicaré porque asumo esto;

Sabemos que los vectores químicos usados ya por más de cien años (desde el inicio de la cohetería moderna), pese a permitirnos llegar con humanos a la Luna y con sondas robóticas más allá de los confines del Sistema Solar, no nos cabe dudas a todos que son tan onerosos como imprácticos en su operación. Una expedición rápida a Marte insumiría al menos dos años. Ir algo más lejos, casi una vida con todos los problemas y riesgos enormes –amen de otras muchas dificultades – que esto implicaría.

Por lo tanto es perentorio, que a imagen y semejanza de los OVNIS, construyamos naves capaces de los portentos de navegación y velocidad que ellos producen.

En el primer artículo describía las velocidades de rotación necesarias para no tener peso y como tener “peso negativo” respecto a la forma y el diámetro, los cambios de dirección y la posibilidad de elevarse sobre la eclíptica, logrando espacio limpio para desarrollar grandes velocidades de empuje y de frenado evitando choques a enormes velocidades.

Con la búsqueda de inercias térmicas sobre- existenciales para lograr el cero absoluto se operará el cambio de estado que genere un “pozo gravitacional”, que combe el espacio- tiempo y que juntamente con la velocidad lograda con el primer dispositivo nos haga caer al destino que pasa a estar de lejano a cercano por este plegamiento.

Esto sucederá cuando los electrones caigan sobre los núcleos atómicos y la materia se circunscriba a un virtual punto contenido. (Posiblemente, todos neutrones y neutrinos no emitidos).

Confinar este procedimiento dentro de una nave será un gran problema, aun mayor que el que presupone mantener la estructura del conjunto giroscópico en las rapidísimas velocidades angulares necesarias, pero debo reconocer que la enorme energía gravitacional que se desplegará hará más fácil mantener ciertas estructuras.

Manejar estos viajes dentro del plegamiento presupone tecnologías impensadas para un viaje en un mundo cambiante segundo a segundo. La administración de los diversos tiempos suponen cálculos y variables copiosas. En fin, tecnologías a encontrar y desarrollar en varios siglos de constante superación, donde los habitantes de la Tierra tendrán por necesidad ser extraordinariamente hábiles y constantes. Presupone esto un “milagroso” cambio drástico en la calidad humana poblacional. Pero esto será motivo de varios artículos.

En la práctica, estas operaciones permitirían recorrer distancias de varios años luz en un muy corto tiempo (horas).

Estaríamos dentro de dos burbujas, la primera generada por la “acción giroscópica” y la segunda “espacio- temporal” al plegar el espacio –tiempo alrededor de la nave.

Se produciría en estos momentos un nuevo efecto, atravesaríamos muchos universos “paralelos”, en tanto viajáramos en el plegamiento. Sería así también una verdadera máquina del tiempo. (Se verá en un capítulo llamado “De vectores y otras yerbas”).

Sobre este tema, doblo la apuesta. Me gustaría que los que creen estar de algún modo conectados, comenten sobre ello.

10 thoughts on “Funcionamiento de una nave extraterrestre

    • La clave esta en construir un giroscopio central grande con giroscopios periféricos mas pequeños girando a altas revoluciones. Estos deben poder rotarse para probar en varios ángulos. Esta combinación de movimientos circulares desequilibra las fuerzas en los periféricos y se da un empuje ya sea hacia arriba o abajo del eje de rotación del giroscopio principal según su dirección rotatoria. pruebe esa configuración y me avisa por favor.

  • Pingback: www.enchilame.com
  • Un detalle y es referente a que la masa en movimiento requerida para viajara a la velocidad de la luz necesitaría una energía infinita para moverla y por lo tanto, imposible de adquirir.

    A mí, personalmente, me parece más lógica y científica, para viajar largas distancias en el espacio, la teoría de la curvatura espacio-temporal …

    Pero claro, la mía es sólo una opinión más…

  • Estimado Golpat, si bien se necesota infinita energía para pasar la velocidad de la luz, no debemos olvidar que el combustible empleado en esas corcunstancias , también tendrá una energía infinita, por lo que su impoSIBILIDAD NO SERÁ TAL.
    QUÉ FÁCIL, EL NO PODER SE TRANSFORMA EN PODER.

    • He podido ver cuerpos emitendo luces de colores a bajas alturas en una comunidad de Coclé y escuchar el mismo testinio de una señora en una comunidad a muchos kilómetros el mismo día , mientras en el cielo una luz mas grande giraba , se detenia y volvia a girar la fecha es 29 de junio de 2013. Este fenomeno lo observe en el año 2002 tambien , pero no le di importancia.Esto es en Panamá.

  • hay una teoria de fisica cuantica que dice de la existencia de los llamados solitones.Particulas subatomicas que tienen la propiedad de no tener masa.Un campo formado por estas particulas sin masa permitiria a cualquier objeto dentro de el viajar a velocidades mayores que la luz

  • Si hace 70 años le dijiese a una persona que habrian telefonos celulares, que existiria internet, que habia una estacion espacial y que manejariamos robots en marte desde la tierra, que habiamos viajado a la luna y que habiamos decifrado el genoma humano, muy seguramente me diria que estaba loco o que era ciencia ficcion, te felicito pues tu teoria plantea en la practica dos cosas, primera que manejando esa tecnologia ya NO SERIAMOS HUMANOS, SERIAMOS YA OTRA COSA y segundo que se plantea que parte del fenomeno OVNI seria los argonautas, nosostros mismos pero mas evolucionados, no es solo el planteamiento CIENTIFICO, sino el espeiritual, recordemos como el Nacional Socialismos estuvo influenciado fuertemente por sociedades ocultistas como la Thul y su extraña rama la Vril, y lo cierto esque alemania de una 1 guerra mundial perdida en el auge del Nazismo, llego a una tecnologia espacial increible y de hecho la nasa y los viajes a la luna se lograron con esa tecnologia de cohetes, ya que gracias al proyecto paper clip, se hicieron con todos los cientificos que dasarrollaban esa tecnologias que nos pusieron en la carrera espacial, pero miremos el costo, destruir parte de las razas humanas, buscando mejorarnos nos deshumanizamos, tu teoria no es nada loca mira los proyectos cientificos del III Right, ya planteaban algo similar, pero cual sera el costo de la humanidad en su esencia en su libre albeldrio como sociedad, si tan solo en 70 años ya nos tiramos el planeta y tenemos problemas de sobrepoblacion, contaminacion,por eso creo en una novela que plantea que los OVNIS somos nosostros mismos tratando de rescatar algo de nuestro genoma, de lo que fue nuestra esencia, fabuloso viajar a las estrellas, pero me pregunto valdra la pena, o terminaremos viajando a otras dimensiones buscando lo que algun dia fuimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *