Nostradamus y la continua manipulación

Ningún “profeta” de cualquier índole tiene más predicamento que Miguel de Nostradamus, salvo que el discípulo de Jesús al que se le atribuye la autoría del Apocalipsis, y del mismo Jesús, que pronosticó fallidamente al año 1000, como el FINAL de nuestro mundo.

Sus profecías, escritas en una forma dubitable y para nada precisa, solieron ser interpretadas como profecías cumplidas, luego de producido el hecho- magnicidios generalmente-, ampliamente rodeado de posibilidades de real ocurrencia.

Todas sus reconvenciones se hallan teñidas del conocimiento de su época. No ha podido ir más allá de explosiones, demoliciones, envenenamientos y matanzas. Nunca ha podido describir los métodos de las mismas, ni sus causas.

La problemática extraterrestre está fuera, en forma total de su consideración, solo habla de humanos de diferentes religiones, de “buenos” y de “malos”.

Según sus exégetas, la caída del papado equivaldría al fin del mundo, las luchas religiosas abarcarían todo y los conocimientos técnicos, no serían importantes-como para la mayoría de los ecologistas actuales que no tiene mucha idea de nada moderno.

Para alguien que trata de escribir desde el conocimiento akáshico, las cuartetas que nos han llegado hasta nuestros días podrían aplicarse a casi todo.

O a casi nada, ya que nada de lo pronosticado podrá ser parte de nuestra realidad como el lo dice. Nuestra vida hoy está compuesta de muchos elementos impensados en el 1500.

Más para un francés, que como su patria empezó una declinación total que persiste hasta nuestros días y que no profetizó.

Nuestro destino está signado por la batalla de “ángeles y demonios”, etnias extraterrestres que ya he descripto y que aún hoy, desde el campo akáshico tienen un destino incierto.¿Porqué digo esto?

La mayoría de los humanos que viven hoy, son de un natural indecente, más parecidos a los grises y zoomorfos que a los ángeles humanos.

Como nuestro país, la mayoría de los habitantes de la Tierra, no cuadran en un futuro PERFECTO. ¡OJO!. Nostradamus nos distrae del futuro más importante!

5 thoughts on “Nostradamus y la continua manipulación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *