El CERN acaricia los átomos de antimateria

La antimateria sería literalmente lo opuesto de la materia. Por ejemplo, un átomo de antihidrógeno tendría las mismas propiedades y componentes que uno de hidrógeno, pero con la carga eléctrica opuesta. Cuando la materia y la antimateria entran en contacto se destruyen mutuamente dando lugar a fotones de alta energía (rayos gamma), y algunas partículas de materia, un proceso que los científicos creen ocurrió instantes después del Big Bang y que ayudó a formar el Universo tal y como lo conocemos.

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha logrado por primera vez en el mundo producir durante una décima de segundo treinta y ocho (38) átomos de antihidrógeno, el tiempo suficiente para estudiarlos, abriendo así la puerta a la comprensión de las diferencias entre la materia y la antimateria.

Desde el año 2002, el CERN realiza éste tipo de experimentos y ésta no es la primera vez que se obtienen átomos de antimateria. Sin embargo, es la primera vez que se logran “atrapar” por un tiempo considerable para su estudio; Esto, gracias a que lograron disminuir la velocidad de los átomos de antimateria disminuyendo la temperatura en 272 grados negativos, la máxima temperatura negativa, mejor conocida como el cero absoluto y de esa manera evitaron que la materia y la antimateria se destruyeran instantáneamente.

Los resultados de la investigación se publicaron hoy en un artículo en la revista Nature y fue firmado por 42 científicos.

One thought on “El CERN acaricia los átomos de antimateria

  • Esta noticia, en que se ha podido “retener” por un tiempo más prolongado la vida de antiátomos de hidrógeno- que se venían creando desde el año 1995-, en el mismo lugar, podría tal vez establecer porqué, por las reglas de la simetría, si se supone la creación en el Big-Bang de iguales cantidades de materia y antimateria, porque la antimateria hoy no existe en forma apreciable en ninguna parte.
    Prometo un artículo sobre ello, que seguramente colisionará conceptualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *