Mi adorada Súcubo

Cuando apenas tenía diez años, me atacaron las populares “paperas”, con mucha fiebre y con terroríficas visiones, del tiempo de Jesús, de los momentos finales de la Tierra y del sabor naciente de la sensualidad.

Las primeras noches, mis encuentros amorosos, de los que yo no sabía absolutamente nada, se realizaban, apenas me dormía en un hermoso jardín, pletórico de fuentes , en las que nadaba con mi partenaire, muy similar a “Campanita”, alada compañía del mítico Peter Pan, que por supuesto yo personalizaba en estos ensueños eróticos.

Recuerdo a mi madre, al hacer las camas, horrorizada le pedía explicaciones a mi padre por las manchas de semen y algo de sangre en las sábanas de su pequeño hijo mayor.

Recuerdo la fascinación que esos pequeños pechos ejercían sobre mí. Tanto que despertaba muy cansado, pero muy cansado todos los días.

Durante más de tres años, todas las noches me abordaba y me exprimía literalmente, varias veces entre extraordinarios placeres. Hasta que tuve mi primera novia.

Terribles cosas me pasaron a los trece años. Miedo a relacionarme, miedo a la relación sexual, hasta impotencia.

Terminé ingresando a un seminario, para saber que me había pasado y para eliminar las terribles culpas que me atormentaban. Allí, parecía que esta súcubo no podía ingresar facilmente, recuperé mi potencia pero perdí mi fe en dios. Después de muchos años, hoy solo se que vivimos muchas vidas, que reencarnamos y que estos entes, son casi almas que no logran aún enderezar sus vidas dentro del albur del espacio-tiempo.

Los íncubos (espíritus que se materializan y actúan como hombres) y las súcubas ( que son preferentemente féminas, muy sexies) están imbuidos de una carga sexual muy grande, despiden olores nauseabundos, producen infecciones del tracto urinario y sexual, con desprendimientos de geles pútridos y verdosos; muchas veces los súcubos (hembras) colectan semen y luego, transformados en incubos ( machos), penetran a las mujeres, teniendo estas abortos o fetos anormales y con características híbridas entre humanos y animales. Los íncubos, pocas veces son agradables, solo enhiestan penes enormes, ya que saben la preferencia femenina por estos y los efectos logrados por las excitaciones de estos por inúmeros orgasmos, que van minando la resistencia de cualquier mujer hasta la pérdida total de su personalidad.

Las mujeres más buscadas por estos entes son las ya madres y de una edad entre 31 y 42 años. El apoderamiento carnal se efectúa generalmente en el baño higiénico.

Lo mejor en todos estos casos es recurrir a los ritos exorcistas, de cualquier religión, realizados por personas dotadas para estos menesteres, crean en lo que crean.

Muchas veces los resultados son espectaculares. Por algo se los digo!

12 thoughts on “Mi adorada Súcubo

  • Se supo, ya me había dado cuenta de un extraño resplandor en su mirada.
    Casi como otro yo; sé de su gran hombría y el respeto a la familia de todos.
    Pero exita, sin lugar a dudas.

    • Quiero saber si realmente viviste eso que relatas ,puesto que yo si y mi hijo de 19 años lo vive hace 10 años tambien. siempre esta cansado desmotivado,nada es importante para el…estudia pero es un ser muy triste…quiero saber como lo puedo ayudar,constantemente es atacado por 2 seres un hombre y una mujer el hombre lo golpea mientras la mujer lo viola…que hago por favor ayuda

  • Muy interesante lo de los Incubos y Sucubos.
    No sabìa del peligro de ciertas ensoñaciones.
    Manlio nos trae siempre novedades incrìbles.

  • Hola

    Me llamo Liz, soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado su página Asusta2 – 2.0. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

    Suerte con tu web y que tengas una excelente semana!

    • Si, claro! No existe impedimento alguno. Puedes publicar nuestro blog en tu directorio si ese es tu deseo. Igualmente ya había contestado éste mensaje a través de un correo electrónico, pero nunca obtuve una respuesta! 😉

      Saludos y gracias por tu comentario

      RIB

  • Yo solo soy el autor de este artículo, junto con la vida.
    Me alegra que te guste tanto.

    Espero que Rib, el dueño del lugar acepte.

    En lo que a mi respecta, nunca le he dicho no a una dama.

  • A un abuelito como yo, ya se le perdona todo.
    Realmente, me produce un gran placer cuando se leen los artículos. Asusta2 es todo interesante.

  • oye mi bro yo quiero saber si esto realmente ocurre pues lo de el tracto urinario y eso k comentas me interesa!!! siempre he creido k de algun modo acuden a mi estos seres,dejo mi correo agradecere toda la informacion posible y como defenderse de estos entes y demas afectaciones a los seres humanos,espero respuestas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *