La historia de Jack Earle: “El Gigante de Texas”

Esta es la historia de Jacob Rheuben Ehrlich, un hijo de inmigrantes judíos que nació en Denver, Estados Unidos, en el año 1906. Jacob vivió una infancia normal en El Paso, Texas. Auque cuando tuvo 14 años se cayó de un camión y sufrió una lesión en la cabeza. Los estudios clínicos indicaron que el golpe se había agravado con un tumor en su glándula pituitaria. Quedó ciego durante cuatro meses y después cuando parecía haberse recuperado comenzó a crecer sin control. Llegó a medir 2,32 mts. de altura.

Decidido a vivir una vida normal a pesar de su tamaño, Jacob se graduó en la UTEP (Universidad de Texas en El Paso). Después de graduarse de la universidad, y con el nombre artístico de Jack (o Jake), hizo su aparición en el escenario por primera vez en 1924. El mismo escribió y protagonizó una versión de Jack y las habichuelas mágicas. Más adelante interpretó al padre en una adaptación teatral de Hansel y Gretel cuyo guión había sido escrito por él mismo.

Cuando el circo Ringling Bros, Barnum & Bailey Circus llegó a la ciudad del Paso, algunos de sus amigos alentaron a Jack a acudir al circo para competir con el gigante que ellos mismos traían. Y así fue como los dueños del circo, tras comprobar que Earle era más alto que su propio gigante, lo contrataron de inmediato. Durante su estadía en el circo, Jack recorrió todo el País y se hizo muy famoso. Nunca encontró el Circo un Gigante más alto que el “Gigante de Texas”

En el año 1940, Earle emprendió con todo el elenco del Ringling Bros, una gira por Australia y cuando regresó descubrió que ya no se sentía muy cómodo con su papel de monstruo cirquense. Un amigo suyo que era empleado de una vinería de Roma con sede en California lo convenció de realizar una gira promocional para la Empresa y Jack aceptó gustoso. Una vez en Italia, estuvo tan encantado con el lugar que decidió quedarse a vivir allí.

Durante la Segunda Guerra Mundial, volvió a Estados unidos para enlistarse y fue rechazado por las Fuerzas Armadas debido a su altura. Luego, Earle recorrió el país dando conferencias sobre la importancia de la industria del vino estadounidense durante tiempos difíciles en Europa.

Fotografía del Circo Ringling Brothers – A la derecha debajo: Martín Aurello el Hombre que giraba la cabeza 180 grados

Jack Earle disfrutaba del Arte. Le gustaban particularmente las esculturas, las pinturas de paisajes y naturalezas muertas. Además de ello, fue también un talentoso fotógrafo, poeta y dramaturgo, y un pescador entusiasta.

En el año 1952, Earle volvió a su rancho en el El Paso, donde pasó su tiempo libre visitando los hogares para niños para entretenerlos con sus historias de gigantes mágicos. Murió el 18 de julio de 1952, en un hospital de su pueblo natal.

2 thoughts on “La historia de Jack Earle: “El Gigante de Texas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *