El fantasma de Steve Irwin

Seguramente todos recordarán con cariño al ecologista australiano Steve Irwin, más conocido como el cazador de cocodrilos por su programa televisivo del mismo nombre. Irwin falleció en el mes de septiembre de 2006, en el Arrecife de Batt, cuando fue atravesado por el aguijón de una Stingray mientras rodaba un documental.

A mediados de 2009, Pino Termini, un experimentado submarinista Italiano que posee en su haber numerosas horas de buceo, llegó a Port Douglas en el norte tropical de Queensland, en su octavo viaje a aquel paradisíaco lugar, en concreto en la Gran Barrera de Coral, un lugar que aprecia y que él mismo considera su patio de recreo.

En más de una ocasión, Termini había escuchado que el Arrecife de Batt, es un lugar idóneo para sumergirse y por ese motivo decidió alquilar un barco para explorar la zona.

“Cuando había comenzado mi buceo, me sorprendí con la presencia de un buceador, en particular, porque en la superficie no había visto otros barcos a excepción del mío. Además, observe que el submarinista no tenía botella de oxigeno, ni gafas cualquier otro elemento necesario para realizar la práctica del buceo. Por un momento nadó hacia mi y fue en ese momento cuando me asuste de verdad, pues el buceador no era otro que Steve Irwin, el famoso cazador de cocodrilos. Me asuste, aunque a él se le veía tranquilo y en paz, el problema es que sabía que Irwin había fallecido hace unos años”.

“He visto de todo bajo el mar, pero nunca antes un fantasma. Es como si estuviera buscando el lugar donde había encontrado su final. Parecía que estaba allí cuidando de los animales”. Explico Termini sobre su experiencia.

Termini, no es un inexperto en las profundidades; Fue buceador de la Marina Italiana durante 17 años y ha estado sumergido en las aguas de medio mundo buscando siempre algo nuevo que descubrir bajo la superficie del mar. Esta vez, parece ser que descubrió algo que realmente ni él esperaba.

One thought on “El fantasma de Steve Irwin

  • Me gustó muchísimo este relato, lo recuerdo en sus documentales y a su pequeña hija, muy preparada ecológicamente hablando pese a su corta edad.
    Espero que algún día se encuentren y su alma consiga la paz y el camino hacia otras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *