No todo lo que brilla es radiactivo!

Hace tres años, una firma patentó una lamparita eléctrica que no necesitaba electricidad de red o de pilas para funcionar por doce años, con una luminosidad equivalente a otra de 20 Watts.

Inmediatamente, aparecieron muchos “sabiondos” dando sus pareceres en Internet.

Desgraciadamente, la mayoría, confundiéndolo todo.

Cuidado con ciertas informaciones

Esta tecnología se basa en elemento Hidrógeno, pero en el isótopo radioactivo (Tritio: H3).

Algunos llegan a decir que el tritio son tres hidrógenos; no, es un núcleo con un protón y dos neutrones, que se degrada en Helio tres (Isótopo del Helio: He 3) inocuo.

Otra barbaridad: Dicen que esto se inventó hace décadas y no por estas fechas y que se hacen pinturas fluorescentes, usados desde siempre en carteles y relojes.

Confunden estas pinturas fluorescentes que se hacían con base al elemento Radio, isótopo 226-el más común del Radio-, precisamente y si inventadas a partir del descubrimiento de este elemento en el año 1908. El Radio se degrada en el gas Radón.

Radioactivo, de comprobada peligrosidad, mandó a la tumba a sus descubridores, el matrimonio de Pierre y Marie Curie; los relojes de bolsillo (fabricados por ese entonces solo para hombres), lo tenían en sus esferas, permitiendo su lectura en la oscuridad, lo que ocasionó cánceres de próstata-recordar donde se portaba- hasta que se prohibió el uso de estas pinturas. Hoy se usan los fosfatos con pigmentos.

La tecnología que se emplearía para captar la corriente (beta) de electrones de la degradación del Tritio en Helio tres, serían un material de nanotubos, actuando como adsorbente del gas-impidiéndole estallar por accidente- (Hidrógeno tres, hidrógeno al fin) todo envuelto en una combinación de silicio , fósforo y plásticos pigmentados que darían así la luminosidad.

Por lo tanto, ni hablar de pinturas de tritio, si de envases que podrían adoptar diversas formas desde paredes luminiscentes hasta llaveros idem, irradiantes por diez o doce años, como el de la foto de abajo, de manufactura china.

por Manlio E. Wydler

5 thoughts on “No todo lo que brilla es radiactivo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *