La profesía de un terremoto en Roma

Una profecía del año 1979 vaticina un terremoto en Roma para el 11 de mayo de 2011

Raffaele Bendandi fué un pseudocientífico nacido en Faenza, Italia en el año 1883. Desde joven se sintió atraído por la ciencia, aunque de manera autodidácta, ya que jamás cursó estudios formales. Aun así Raffaele pudo fabricar sus propios telescopios y sismógrafos desde una edad muy temprana.

Luego del trágico sismo de Messina del 28 de diciembre de 1908 en el que murieron 80.000 personas, Bendandi sintió fasinación con el estudio de los terremotos y estudiando las fechas de los terremotos pasados y tomando como parámetros la relación de los cuerpos celestes del sistema solar, creó una teoría para predecir los movimientos telúricos futuros.

Aunque su teoría nunca fue explicada en detalle debido a las críticas de la comunidad científica de la época la predicción de un terremoto en el año 1924 hizo que se consagrara como un gran profeta de los sismos.

Un año antes (1923), y convencido de que su teoría era acertada, registró ante notario una predicción que anunciaba un temblor en la región de Marche el 2 de enero de 1924. El terremoto, efectivamente, sucedió en la villa de Senigallia, aunque dos días después. A pesar de esto, el diario Il Corriere della Sera anunció su éxito en primera página llamándolo “Aquel que prevé los terremotos”. Su fama llegó a ser internacional.

Desde ese momento intentó vaticinar nuevos terremotos los cuales no sucedieron en su totalidad, motivo por el cual las autoridades italianas le prohibieron la publicación de sus teorías ya que generaba terror entre los habitantes de los lugares en donde los supuestos “sismos” podrían ocurrir. Aun así, sus predicciones se publicaron en otros lugares del mundo.

Cuando murió, su cuerpo fue hallado en su casa, rodeado de muchas de sus predicciones destruidas, seguramente debido a un arrepentimiento del propio Bendandi. No obstante unas pocas se conservaron, entre ellas una que anuncia un temblor devastador para el próximo 11 de mayo de 2011 en Roma.

Aunque la mayoría de las predicciones de Bendandi no se cumplieron, se cree en efecto Bendandi se anticipó al terremoto de 1914 en Marsica, al terremoto del 21 de diciembre de 1923 en América Central y al del 4 de enero de 1924 en la península balcánica. Según algunos medios de la época, también predijo con exactitud el terremoto de Friuli en 1976, de 6,5 grados en la Escala Richter.

5 thoughts on “La profesía de un terremoto en Roma

  • La idea del efecto marea de ciertos cuerpos celestes sobre la Tierra es válida, el dato faltante para este voluntarioso personaje es el grosor de la corteza terrestre y su estado.
    Si viviera en Roma, me irìa lejos para esas fechas.

  • Estoy contento de poder poner comentarios, en especial para dar homenaje a este italiano, que con sus cálculos ha puesto sobreaviso a tantos de futuros terremotos.
    Había , con décadas de anticipación previsto un terremoto para hoy por la zona de Roma.
    Pero ocurrió muy cerca, en el sud de España.
    Estoy escribiendo un artículo donde explicaré akáshicamente, porque sucedió, pero a una cierta distancia de lo previsto.
    Lamento las muertes y destrucción.

  • Bendandi se equivocó por poco.Y no es casualidad que se produzcan estos eventos coincidiendo con las conjunciones planetarias.Los mayas lo sabían muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *