Las conjunciones planetarias

Cada tanto, hoy sabemos de conjunciones planetarias, o sea alineaciones particulares de los planetas, que pueden incluir, desde el Sol a varios o a casi todos. Es decir que encontramos a muchos de los planetas circulando en sus órbitas y coincidiendo en una alineación particular de un lado del Sol.

El 11 de Mayo ha sido uno de esos días, (11 de mayo de 2011), los planetas Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y Júpiter y Urano han trazado casi una línea recta desde el Sol a Urano.

A partir del día 7 de mayo de 2011 comenzó a formarse una conjunción de planetas que irá cambiando con el transcurso de los días hasta casi fin de mes. El mismo día 7, el planeta Mercurio estuvo en su máxima elongación oeste, lo cual significa que se apartaró más del Sol siendo visible antes del amanecer, siempre mirando hacia el Este

El amanecer del día 8, fue un premio a los madrugadores del domingo, sin duda, pues se pudo apreciar la mínima separación aparente en el cielo entre el planeta Venus (el tan popular Lucero) y Mercurio. Estando ellos a menos de tres veces el diámetro de la Luna llena, con Venus más alto y brillante.

El día 11, la danza de planetas, con Venus y Júpiter aproximándose a solo 34,1 minutos de arco, poco más del diámetro de la Luna llena. Los dos planetas más brillantes en el cielo encontraron mínima distancia con Júpiter a la izquierda y Venus a la derecha, y Mercurio brilló junto a ellos un poco más a la derecha. Marte estuvo más próximo al horizonte y Urano mucho más arriba, a varios grados de distancia. Urano es visible, a simple vista, en un cielo oscuro. Sin embargo, podrá vérselo fácilmente con binoculares con su distintivo color verdoso.

Hacia el fin de mes, los planetas comienzan a separarse en la danza, pero Marte y Venus se encontrarán muy próximos el día 23, a menos de dos veces la Luna llena (59,6 minutos de arco). El planeta rojo, mucho menos brillante, contrastará con el intenso brillo blanquecino de Venus, ubicándose a su izquierda. A la derecha de ellos estará Mercurio, encaminándose a su conjunción con el Sol, formando un triángulo casi especular, aunque más pequeño que el que conforman las tres estrellas principales de la constelación de Aries, el carnero, que serán visibles a la izquierda del conjunto.

Bendandi y sus predicciones para el 11 de Mayo

Pero más allá de la belleza que estas conformaciones establecerán en el cielo nocturno, nos interesa recalcar la fuerza de mareas que estos astros ejercerán entre ellos, pero todavía será más interesante saber, lo que estas fuerzas gravitacionales pueden hacer aquí en la Tierra.

Sabemos lo que los tirones gravitacionales hacen con Io, satélite de Júpiter, entre este planeta y Ganímedes, el satélite mayor del sistema planetario, los estrujamientos producen el calor interno productor del vulcanismo azufrado de este satélite.

A su vez, las fuerzas combinadas del Sol, Mercurio y Venus, por un lado y Marte, Júpiter y Urano por el otro más la que siempre ejerce nuestra Luna, resultan de un momento en el tiempo y el espacio, en donde la corteza terrestre proclive, se rasgará y producirá uno o varios terremotos.

Hace más de tres décadas, en 1979, el científico autodidacta italiano Raffaele Bendandi, pronosticó un gran terremoto para Roma. Hoy la prensa y las comunicaciones de radio y televisión le dedicaron espacios. En todo el mundo.

Sucedió que el 11 de mayo hubo dos terremotos, de 5,6 y 4,6 en la Escala de Richter, apenas unos kilómetros más al Oeste: En la región sur de España, Almería, con 10 muertos, centenares de heridos y pérdidas multimillonarias.

Para la corrección al 100% de sus cálculos, le faltó al genial Raffaele, considerar los continuos cambios en el eje de la Tierra, que ocasionan los terremotos y los cambios horarios por el mismo motivo.

El misterio aclarado, desde el punto de vista akáshico. Esta es la forma en que este hombre logró postular sus predicciones, casi siempre acertadas y que le valieron el crédito de la gente de todo el mundo y el denuesto de los científicoides de su época

por Manlio E. Wydler

19 thoughts on “Las conjunciones planetarias

  • Suena muy convincente. El hecho que el terremoto se produjo, aunque a unos cientos de kilómetros del lugar pronósticado, pero con más de tres décadas de anticipación!
    La relación astronómica con los terremotos, para mi es directa.
    Muy buen artículo.
    Parecería que en esto estriba el pronóstico de los terremotos y no en los “modelos” de los que tanto hablan los cientìficos de “pacotilla”.

  • Gran verdad en esto, porque lo que importa es que estén más o menos en una línea, porque así es máxima la influencia de lo0s cuerpos.
    Muy buena idea.

  • En principio, el autor ignora las leyes de la gravitación universal, por tanto ignora también que las masas combinadas de TODOS los planetas (el Sol no es uno de ellos) es apenas del orden de 0.000001 magnitudes, o sea, absolutamente despreciable. Una tontera por la cuál es obviamente una ridiculez asociar a estas alineaciones APARENTES (o sea que no son reales) con los movimientos telúricos. Veamos, para ilustrarlo más claramente, tomemos un terremoto como el de Haití e intenetmos relacionarlo con el “tirón gravitatorio” de una alineación de planetas en el cielo. Hubo alguna alineación planetaria el día en que Haití casi desaparece de la faz del planeta?. Verdad que no?. Los terremotos, cosa que parece ignorar el ignorante autor, no son consecuencia de un “reajuste” del eje terrestre, sino que son fenómenos propios de la tectónica de placas, una de esas cosas que los “cientificoides” de siempre hemos descubierto tras mucho trabajo arduo (que no incluye adivinación). En segundo lugar, los “cientos” de kilómetros por los que se equivocó Bendani son en realidad 1.400 kilómetros. Una nadita, poco más del 10% del diámetro terrestre de error!!!. A propósito…la Basílica de San Pedro que caería por la fuerza del terremoto…cayó??.

  • Sabemos lo que acontece con Io, con las anomalías en Marte y la Luna. Hace seis años no lo imaginábamos. El movimiento de placas es un tema terrestre, pero no el único. Los últimos terremotossi han cambiado la posición del eje terrestre y la duración del día. Las conjunciones planetarias no son de todos los días, algunas son aparentes, otras no, pero en lo predicho por Bendandi, los terremotos han coincidido con estos fenómenos. Las mareas gravitacionales son importantes como parte de los calores internos de satélites y planetas. Y todo no está dicho aún….
    Sígame leyendo, tal vez me entienda algún día. Hasta ciertas publicaciones hoy hablan de multiversos y hace cuatro años eso era palabra “non santa”.¿No es verdad T?

  • Haií no desapareció de la faz de la Tierra, tiene lo que su población y gobernanates merecen o son capaces de tener sin ayuda. El gran italiano, enmás de 30 años se equivocó por pocos kilómetros- como lo vemos los americanos–unas dos provincias de las nuestras-no lo vemos siquiera como error.
    Si es un error que usted exista, por lo “mala leche” que es.
    DESAPAEZCA Y HACE UN BIEN A TODOS!

  • El “Movimiento de placas es un tema terrestre”…Brillante definición si las hay, medio siglo de estudios de la tectónica de placas resumidos en una frase inútil por redundante. Los “ultimos terremotossi han cambiado la posición del eje terrestre”. Yo pregunto: la han cambiado TANTO como para decir que hoy Roma está en el lugar donde en 1979 estaba Almería?. Delirante, no? Sabe realmente cuál es el mecanismo de la Tectónica de placas? Sabe realmente lo que es una conjunción? Entonces se dará cuenta que lo que escribió, eso de “algunas son aparentes, otras no”, es un disparate. Por propia definición una conjunción astronómica SIEMPRE es aparente. Y ahora espero datos para verificar que se cumpla que “en lo predicho por Bendandi, los terremotos han coincidido con estos fenómenos” (las conjunciones, supongo). Los Multiversos forman parte de una historieta tan vieja como que ya aparece en los escritos indios (Mahabaratha) del 300 a.C. así que hace cuatro años estabamos en lo mismo, una fase especulativa interesante pero anodina en cuanto a resultados específicos. Ni se puede negar ni se puede afirmar que algo así exista. Un apunte final: le agradezco que teniendo tantos comentarios, el mio sea el unico que se ha dignado corresponder.

  • Ah, el efecto de mareas que sufre Io ya se conoce desde hace 40 años, el efecto en el par gravitatorio Luna-Tierra ya era conocido poco más de 100 años atrás, está un poco atrasado de noticias. Ahora…la Luna sigue siendo un mundo geológicamente muerto, ni la Tierra tiene la masa suficiente ni la Luna se encuentra a la distancia necesaria para que esa atracción se manifieste en algo más que unas simples mareas. Es decir, no hay cambios estructurales significativos en ninguno de los dos planetas del sistema. Pero esto es una ley física tradicional, muy sencilla y muy antigua que seguro usted conoce. La recuerda?.

  • El poema hindú Mahabaratha, habla de una guerra con elementos, diríamos muy modernos, al parecer de civilizaciones extraterrestres, que en este ricón del Universo definieron algún entredicho. Se hablaría de un algo universal, de talvés dentro de ciclos dentro de la propia Tierra, pero la noción de universos múltiples, como consecuencia de la física cuántica es de hace pocos años, tal que algunos lo fijan como un rumor de la década de los cincuenta o más acá. Su comentario es erróneo. Así que me parece que usted está haciendo una historieta rara mezclando todo. Sr. Tara, su último comentario con referencia a las masas suficientes y a mareas lo encuentro contradictorio.

  • La fuerza gravitatoria terrestre tiene la entidad suficiente de hacer que la Luna “mire” a la Tierra con uno de sus lados. Lo de Io es conocido desde el viaje de la Voyaguer. La actividad de las erupciones acuosas de Encelado son todavía más modernas.
    La mayor parte de la actividad astronómica la han realizado varias disciplinas modernas y la astronomía, gracias a ello es menos una “ciencia” de supuestos.

  • Estuvimos habland con Manlio, sobrecomo ciertos lugares en Internet han ido cambiando el discurso científico y pareciéndose a lo que el ve en lo akáshico.

    Para orientar a cierto detractor, se refería a un blog que reproduce este “paper” científico: Symmetry Breaking es una publicación electrónica conjunta del SLAC National Accelerator Laboratory (Stanford, California), y el Fermilab (Batavia, Illinois).
    Si lo leen, traducido en Astroseti, verán como este blog ha cambiado en el tipo de información que da. Hace unos años, se hubiese criticado a si mismo diciendo que estas cosas son una nueva religión y no Ciencia.
    Como cambian algunos, no es cierto Tarabulos.

  • Vuelvo a felicitar a Manlio, parece que tiene las dotes de otro Bendandi. Siempre defendió con argumentos a los transgénicos y hoy en los periódicos, Green Peace, PERDÖN por su campaña de años en contra de estos alimentos, sin argumentos válidos.

    Manlio, muy bueno lo tuyo!!!!!!

  • Por último, le contesto a Tarabulos,….. que podría equivocarme, pero no en este caso. Respecto a las fuerzas de marea, la Nasa suscribe este comentario:
    Los terremotos profundos, que tienen lugar en la Luna, a 700 kilómetros de la superficie, probablemente, son debidos a los efectos de marea y a causas aún desconocidas-tal vez el enfriamiento no es total. Esto aún no está definido, el frío para un núcleo, no sabemos de qué temperatura hacemos referencia.

    Entre el campo akáshico y mis lecturas sobre el tema, pocos detalles se me podrían pasar por alto. Este es el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *