Aparición de ”La planchada” en Hospital de Zona Fidel Velázquez. Estado de México.

La leyenda de la planchada es sumamente famosa en México, esta leyenda tiene origen en el año de 1847, en el Hospital Juárez, Distrito Federal. La llaman “la planchada” debido a su ropa perfectamente lisa y almidonada, una, mujer de apariencia muy pulcra.

Cuenta la leyenda que esta enfermera en vida, trataba muy mal a los pacientes, les daba de mala gana sus medicamentos y se regodeaba regañándolos de manera muy estricta, debido a esto su espíritu sigue vagando hasta la fecha en el viejo hospital. Pero en épocas más actuales son muchos los testigos que dicen haberla visto en otros hospitales a lo largo de la Republica Mexicana.

La mayoría de las personas que dice haberla visto en calidad de pacientes, concuerda en que es una persona muy amable que cuida de ellos. Existen varios casos de enfermeras que dicen estar sorprendidas al escuchar a los pacientes afirmar que otra enfermera ya les ha dado su medicamento cuando ellas son las únicas en el turno de la noche.

Recientemente en el Hospital de Zona Fidel Velázquez, tuvo lugar un suceso muy sonado en esa área del Estado de México. Una enfermera de apellido Gordillo (prefirió que su nombre completo no fuera publicado), afirma haber presenciado la aparición de el fantasma de una enfermera durante sus horas de trabajo en el turno de la noche.

La Sra. Gordillo de aproximadamente unos 45 años de edad, dice haber salido de revisar a un paciente junto con una de las asistentes medicas, la mujer cuenta que al salir del consultorio pudo observar con el rabillo del ojo a otra enfermera saliendo del último consultorio del corredor pegado a la ventana que da a la calle, y caminando a unos 20 metros en dirección a las mismas escaleras a las que ellas se acercaban. Ella no le dio mucha importancia ya que imagino que se trataba de otra compañera de turno que al agua que ella, había pasado a hacer un chequeo de rutina a un paciente internado, por lo que siguió caminando al lado de la asistente medica que la acompañaba. No fue hasta que su amiga llamo su atención tomándola del brazo y diciéndole en voy baja al oído: “¿La viste?, ¡No tenia piernas!”. Después de escuchar lo anterior la primera reacción de la Sra. Gordillo fue voltear para descubrir con terror que la distancia que había entre ellas y la enfermera fantasma se había reducido, ahora solo se encontraba a unos 4 metros atrás de ellas así que pudo ver claramente a la mujer vestida con un impecable traje de enfermera, perfectamente almidonado. Cuenta la mujer, que después de comprobar que la enfermera fantasma las estaba muy cerca, tomo a su compañera de la mano y ambas echaron a correr hacia la oficina principal de enfermeras y se encerraron ahí hasta terminar el turno.

Casos como este se han dado en todo el país, cada año surgen mas testimonios de personas que dicen haber sido visitados en la noche por eta misteriosa enfermera, que lejos de querer dañar a los pacientes, está deseosa de ayudarlos, para así reivindicar su alma y poder descansar en paz algún día. Así que ya saben, si algún día quedan internados en algún hospital o instalación medica del país y tienen la suerte de ser atendidos por este amable espíritu, no teman, ya que al parecer, lo único que quiere es cuidar de ustedes.

Por: Iván Vélez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *