Increible relación entre Orión y Egipto

Alnitak, Alnilam, y Mintaka son las brillantes estrellas azuladas de este a oeste (de izquierda a derecha) a lo largo de la diagonal de esta maravillosa vista cósmica. Por otro nombre conocidas como el Cinturón de Orión, estas tres estrellas azules supergigantes son mucho más calientes y masivas que el sol.

Nacidas de las bien estudiadas nubes interestelares de Orión, se encuentran a unos 1.500 años luz. De hecho, las nubes de gas y polvo que vagan por esta región son de lo más enigmático, y algunas tienen formas sorprendentemente familiares, incluyendo la oscura nebulosa Cabeza de Caballo y la nebulosa Llama, cerca de Alnitak, abajo a la izquierda.

La famosa nebulosa Orión misma se extiende al fondo de este campo de estrellas que abarca unos impresionantes 4,4 x 3,5 grados del cielo.

La imagen en color fue realizada a partir de placas fotográficas en blanco y negro digitalizadas, grabadas a través de filtros astronómicos rojos y azules, con un canal verde sintetizado por ordenador. Las placas fueron tomadas usando el telescopio Samuel Oschin, un instrumento de observación de campo amplio en el observatorio Palomar, entre 1987 y 1991.

Las Pirámides de Egipto y el Cinturón de Orión

Una curiosa coincidencia entre las Pirámides de Egipto y la Constelación de Orión. La siguiente fotografía muestra una foto satelital de la zona de Giza en donde se encuentran emplazadas las tres grandes pirámides de Egipto, Keops, Kefren, y Micerinos y las tres grandes estrellas que conforman el Cinturón de Orión. Curiosamente, las estrellas coinciden con los vértices de las pirámides. Evidentemente los antiguos Egipcios poseían notables conocimientos en Astronomía.

Las tres Grandes Pirámides del Complejo de Gizeh no obedecen a una alineación perfecta entre si. Vistas de arriba, se observa fácilmente que Kheph-Rá (Quéfren) y la Gran Pirámide de Khufu (Keops) tiene sus diagonales alineadas. No pasa lo mismo con Men-Kau-Rá (Miquerinos). Ella “escapa” visiblemente de tal alineamiento. Ahora, si los constructores de tales monumentos tenían perfecto conocimiento de geometría, matemática, ingeniería y arquitectura, concluimos que tal desfasage no fue, en hipótesis alguna, accidental

Una observación más atenta, entonces, nos confirma el especial talento de los constructores con relación a la astronomía. La distancia entre las tres Pirámides y su posicionamiento entre si, es “coincidentemente” proporcional a las estrellas de la constelación de Orion (El cazador Celeste), pero específicamente las del “Cinturón de Orion” (Alnitak-z (Zeta) Orionis, Alnilam – e(Epsilon) Orionis y Mintaka – d(Delta) Orionis, conocidas en Brasil como “Las tres Marias”, obedeciendo al mismo patrón.

Aun verificando “coincidencias”, se observa una gran posibilidad de que el alineamiento del ápice de las tres pirámides está perfectamente sincronizado con las tres estrellas del “Cinturón de Orión” en cuanto estas aparecen en el cenit (Intersección de la vertical superior de un lugar específico con la esfera celeste). Mas popularmente, punto mas alto del cielo. Posición del sol al medio día en aproximadamente 10.500 AC! La historia oficial afirma que las pirámides fueron construidas durante la IV Dinastía (4000 a. C.)

5 thoughts on “Increible relación entre Orión y Egipto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *