La buena longevidad

La restricción calórica (RC) y la proteína sirtuina

Una preocupación universal es revertir o al menos disminuir las señales del envejecimiento.

Hoy una teoría al respecto tiene su contrapartida experimental y están por entrar a la fase de experimentación humana.

longevidad

Se propone que la dieta impone un estrés biológico de baja intensidad al organismo, lo cual suscita una respuesta de defensa que ayuda a protegerla contra las causas del envejecimiento. La RC pone al organismo en un estado defensivo tal que le permite sobrevivir las condiciones adversas y esto produce una mejora de la salud y alarga la vida. Este cambio a un estado defensivo esta controlado por los genes de la longevidad.

Aunque la mitohormesis fue un concepto puramente hipotético hasta finales de 2007, un trabajo reciente llevado a cabo por el grupo de Michael Ristow en Caenorhabditis elegans (un gusano) ha mostrado que la restricción del metabolismo de la glucosa aumenta la longevidad aumentando en principio el estrés oxidativo hasta ejercer un aumento de la resistencia contra el estrés oxidativo. Este es probablemente la primera prueba experimental que demuestra que la hormesis es una causa primordial del aumento de la longevidad que resulta de la RC.

El Sir2 o gen “regulador silente de información” es un gen de longevidad descubierto en la levadura de la cerveza que aumenta la longevidad suprimiendo la inestabilidad del ADN (ver Sinclair y Guarente, Cell, 1997). En mamíferos el Sir2 se conoce como SIRT1. Recientes descubrimientos han sugerido que el gen Sir2 puede estar en el mecanismo subyacente de la RC. En la levadura la enzima Sir2 se activa por RC, lo que conduce a un aumento de la longevidad del 30%. David Sinclair de la Facultad de Medicina de Harvard, mostró que en mamíferos el gen SIRT1 se activa mediante una dieta de RC, y este protege a las células de morir por estrés. Un artículo de un ejemplar de junio de 2004 de la revista Nature exponía que el SIRT1 libera ácidos grasos de las células en que se almacena. El laboratorio de Sincler informó de que había encontrado pequeñas moléculas, como el resveratrol que activaban a los Sir2/SIRT1 y aumentaban la longevidad de las levaduras, nemátodos, y moscas de la fruta, y la de ratones que consumen una dieta hipocalórica. Un grupo italiano encabezado por Antonio Cellerino mostró que el resveratrol aumentaba la longevidad de un pez en un 59%.

La vejez solo sería irreversible si el gen Sir2, no esta mutado o inoperable.

Por lo tanto la noticia aparecida en muchos lugares de Internet, atribuida a Nature es válida:

Gracias al desarrollo de “chips de ADN” se ha podido comprobar que la proteína llamada sirtuin condiciona el proceso de envejecimiento de los mamíferos.

Su importancia radica en la regulación de una expresión genética adecuada, es decir, Si los genes que deben permanecer desactivados se activan indirectamente se produce el deterioro del ADN y la proteína sirtuin no puede hacer bien su trabajo.

Este importante descubrimiento publicado en la prestigiosa revista Cell-2, propone un “mecanismo universal” de envejecimiento, hasta el punto de poder en un futuro crear medicamentos que hagan reversible la vejez, protegiendo a este gen.

El mecanismo universal afectaría por igual tanto a los organismos unicelulares (como los hongos y levaduras) como a los multicelulares (entre ellos los mamíferos), y se ha convertido en el primer mecanismo conservado a lo largo de la evolución, en tan diversos organismos a la vez, según los investigadores, se remontaría a más mil millones de años.

Experimentando con ratones y bajo la hipótesis de que con más proteína sirtuins, la reparación del ADN se volvería más eficiente, se extendió la esperanza de vida de los ratones en entre un 24 y un 46%. Los científicos señalan que este descubrimiento abre una vía para la creación de medicamentos que puedan estabilizar la redistribución de sirtuins a medida que pasa el tiempo.

La desorganización del ADN no sería en sí mismo la causa del envejecimiento, explican los investigadores, sino que pondría en marcha un proceso que provoca la ausencia de regulación de la expresión genética siendo posible invertir el proceso del envejecimiento.

Casi con seguridad habrá en un futuro cercano específicos que cuenten en su fórmula con la proteína RESVERATROL, -protegiendo los genes que producen la proteína sirtuin-, que se encargará, junto a una dieta hipocalórica, suplementada con proteínas, sales minerales y vitaminas, de atrasar nuestro reloj biológico y darnos mejor calidad de vida.

En la espera de esta sustancia, ya he hecho todo el resto y les aseguro que no tomo remedios para el corazón y la presión, que por años fue mi dependencia. Estoy más ágil, sin dolores articulares y con ganas de escribirme el mundo, como pueden ver en este blog.La mayoría de los ancianos de mucha edad, son muy flacos, los gordos mueren primero!!!!

2 thoughts on “La buena longevidad

  • Pingback: floreame.net
  • Soy de opinión que todo lo que mejore la calidad de vida en la vejez será bienvenido, pero alargar la vida solo por ese motivo, para mi no sería válido.
    De tanto leer estoy teniendo la desgracia de perder la integridad retinal. Ciego no quiero seguir viviendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *