Territorios olvidados de la Argentina

Nos referimos al Territorio Nacional de los Andes y al Territorio Militar de Comodoro Rivadavia, absorbidos por otras provincias.

Durante el proceso de organización, los territorios que no integraban ninguna provincia se consideraron nacionales a partir de una ley dictada en 1862. Todos estos territorios nacionales son hoy provincias argentinas, como las antiguas gobernaciones de Misiones, Formosa, La Pampa, Chaco y la Patagonia, y el primitivo Territorio Nacional de los Andes, que en 1943 fue dividido entre Salta, Jujuy y Catamarca.

Su Capital era el pequeño pueblo de San Antonio de los Cobres, unido por el Tren de las Nubes a la capital de Salta y a la Ciudad portuaria chilena de Antofagasta. (el ramal en suelo chileno está abandonado desde hace años).

San Antonio de los Cobres

Se encuentra en la confluencia del torrencial y altamente erosivo río Toro, que desciende desde la Puna, con el arroyo San Antonio de los Cobres, en la parte más baja de la espectacular Quebrada del Toro que sirve de ancestral acceso a la Puna de Atacama por la ruta nacional 51 y por el famoso Tren de las Nubes.

Su clima es seco, de noche es frío y con vientos constantes. El poblado es muy antiguo recibiendo su nombre de los abundantes yacimientos cupríferos existentes en sus inmediaciones.

Entre sus atractivos turísticos se encuentran el Viaducto La Polvorilla, uno de los espectaculares tramos del Tren de las Nubes, perteneciente al ex Ferrocarril General Belgrano y fue – construido por el estado nacional argentino siguiendo el Plan de Fomento que debía unir a todas las capitales provinciales y territoriales argentinas.

El Viaducto la Polvorilla, es un prolongado puente de gran altura, único en el mundo por su tramo de curva ascendente con rieles peraltados y a más de $000 metros de altura sobre el nivel del mar. A menos de 5 km al oeste de la ciudad y las ruinas de la antiquísima ciudad precolombina de Tastil al sudeste.

Entre 1951 y 1955 se provincializaron las gobernaciones de La Pampa, Chaco, Misiones, Formosa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

En 1957 se creó el Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, convertido en provincia en 1990 mediante la ley 23.775, con lo que quedó conformada la división política de la República Argentina en 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En un régimen representativo, republicano y federal como el que determina la Constitución Nacional, las provincias se gobiernan por medio de tres poderes, de la misma manera que la Nación. El Poder Ejecutivo es ejercido por el gobernador, el Legislativo está integrado por la legislatura provincial, en algunos casos bicameral y en otros unicameral, y el Poder Judicial se conforma por un tribunal superior y otros inferiores.

Por Ley Nacional N º 14.408 del 15 de junio de 1955, Chubut se transformó en una provincia, se anuló la Gobernación Militar de Comodoro Rivadavia, pero su capital se transformó en la capital de la nueva provincia y se les restituyeron los territorios que se les habían escindido a Chubut y a Santa Cruz.

La desaparición de la Gobernación marca el comienzo de la eterna confrontación de la llamada «Zona Sur» (Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Sarmiento y localidades adyacentes) con el «Valle de Chubut» (Dolavon, Gaiman, Trelew y Rawson). Como se ve fue una decisión salomónica, que no dejó conforme a casi nadie.

Por Manlio E. Wydler

3 thoughts on “Territorios olvidados de la Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *