La historia de los Dragones

Hoy hablaremos sobre el dragón. Un ser mitológico conocido en diversas culturas de todo el mundo, ampliamente mencionado en numerosas narraciones.

Se puede decir que el dragón es el bisabuelo de los tantos monstruos que existen en el mundo, muchos de los “Naga” representados, se describen en las diversas paredes de cuevas de más de 25.000 años de antiguedad y en la cultura china, existen imágenes de dragones con más de 8000 años de antiguedad. Las pinturas de los tiempos Aztecas y Celtas, lo describen como un animal temido, representado en su arte con grandes colmillos, alas, y que puede arrojar fuego por la boca.

La aparición de dragones en la historia occidental, estaba precedida de una luz cegadora incandescente. Estos eran llamados, Dragones firedrake. Su característica clásica era la de Gigante con cuatro patas de reptil y con alas de murciélago, dientes y afiladas garras, y una larga cola. Su arma más peligrosa, una ráfaga de fuego que escupían con su boca y que era capáz de quemar a sus víctimas.

Dragones en la era moderna

En el verano de 1976, en San Antonio, Texas, un animal cuyas características describían un dragón fue avistado por un pescador en el lago Wembu Tíbet y posteriormente por varios lugareños. Durante varios meses, el críptido del tamaño de una casa y con forma de reptil alado, aterrorizó a la población en todo el valle. De aquel testimonio quedó grabado en la memoria de quienes hoy comentan la historia, que un animal de cuello largo y escamosa piel verde, visitó la región y asustó a más de uno, aunque nunca se cobró ninguna víctima.

Otro de éstos seres alados de descomunal tamaño y apariencia de reptil, fue visto por quinientos testigos en julio de 2002 en el Lago Tianchie, al noreste Cina. Numerosos avistamientos de dragones se han reportado en la era moderna a lo largo y ancho del planeta.

Incluso se cree que los dragones evitan los asentamientos humanos y por ese motivo no existen muchos testimonios de avistamientos masivos de Dragones.

A principios del siglo 19, María Trevelyan entrevistó a los padres que viven en el área de Glamorgan de Gales. Ellos contaron, entre sus recuerdos de juventud, que entre las personas de aquel lugar, estaba instalada la creencia de la existencia de una especie de serpiente alada que sobrevolaba los cielos de la selva.

Hay también una historia acerca de la serpiente Naga que atacó a una granja y el dueño logró disparar a uno de ellos, y luego pelar la criatura y colgar en su campo, pero lamentablemente después de la muerte del dueño del rancho, la piel del exótico ejemplar de Dragón se perdió.

Lamentablemente, esta no fue la única prueba perdida en el intento de demostrar la existencia de los Dragones; Otro caso truncado, fue la exhibición de algunos ejemplares de dragón diduka en un palacio llamado Lampton, pero por desgracia la muestra se perdió después de que el palacio fuera destruído.

Una historia interesante ocurrió en el noreste de Inglaterra; Los nórdicos le temían a un poderoso Dragón de mar llamado Shoney. Cuenta la leyenda que durante una travesía por el mar, la tripulación fue atacada por una bestia alada que dejó una gran cantidad de muerto. Los marineros escandinavos intentaron sin mayor éxito capturar ésta letal criatura durante cientos de años. Segun el historiador Fortean Mike Hallowell, en el año 1928 se encontró el cadáver del último ejemplar de éste dragón conocido como Shoney

Aunque parezca increible, en Inglattera, se realizaron sacrificios humanos del culto al dragón hasta principios del siglo 20.

Los investigadores trataron de rastrear estos datos y obtener acceso a los registros de la policía durante el período para verificar la historia que se utilizaría más tarde como un guión de una película de terror.

En la década del 80′, un animal de forma extraña comenzó a matar ovejas en el norte de Gales. Los animales fueron encontrados con dos marcas de punción en la carne, siempre en cercanías de lugares en donde había agua. Tras analizar los cuerpos se determinó que en la sangre de los animales asesinados había veneno.

Teorias sobre los Naga

Hay muchas teorías que intentan explicar el fenómeno de los Naga. Basicamente existen dos posturas al respecto. Una teoría es que el dragón es una especie de reptil carnivoro gigante y de sangre caliente, la otra teoría dice que el dragón es una manifestación más de lo paranormal.

Algo a favor de la primera teoría es la existencia de fósiles de dinosaurios y otros animales de gran tamaño. Esto daría más credibilidad a la leyenda del dragón mismo. Además de la evidencia de restos fósiles, muchos de los textos antiguos, hablaban de los dragones como criaturas que interactuaban con los humanos.

Algunos de los reptiles contemporáneos podrían ser la encarnación del dragón. Por ejemplo, el cocodrilo, que es un depredador mortal. El especímen más grande de cocodrilo es el cocodrilo Indo-Pacífico (Crocodylus porosus), que puede llegar a medir más de 10 metros con un peso de 3 toneladas. Estos animales pueden llegar a matar a un tigre, a un búfalo, e incluso a tiburones.

En la década de 1950 James Montgomery realizó una extensa investigación sobre la existencia de éstas criaturas a lo largo del río Sagama. En un extracto de su investigación, Montgomery relata que los residentes denominaban a éste cocodrilo como “el padre del diablo”. Una tarde se encontró con un ejemplar del cocodrilo Indo-Pacífico, mientras tomaba sol a la orilla de un río. El sabía que las armas no surtirían efecto en la acorazada piel del gigantesco repril. Medía alrededor de nueve metros de largo. Afortunadamente estaba a una distancia considerable y a salvo de las fauces del temible animal. El cocodrilo muerde con la fuerza de 2 tiburones blanco.

Otro animal moderno que podría ser el sucesor del dragón, es la serpiente! Un ejemplo de ésta analogía es la como la serpiente Python reticuatlus de Asia, cuya longitud puede alcanzar un máximo de 10 metros. Estos reptiles pueden tragarse fácilmente a sus presas. Incluso son capaces de devorar un ciervo.

El Dragón de Komodo (Varanus komodoensis) podría haber sido una de las anologías más precisas del dragón. El dragón de Komodo sólo se puede encontrar en tres pequeñas islas de Indonesia, fue encontrado en 1912. Estos animales pueden alcanzar tamaños de 3 metros y es conocido como el lagarto más grande del mundo, el dragón de Komodo pueden matar a su presa, como el búfalo con sólo una mordida, ya que inyectan en éste acto su saliva con miles de virulentas bacterias que pueden conducir rapidamente a la decadencia y posterior muerte de la presa.

El Komodo en el Pleistoceno (Megalania), pudo llegar a medir unos 9 metros. En dicha era, los dragones de Komodo se alimentaban de presas como el rinoceronte y los canguros. El Megalania existió al menos 10.000 años atrás, pero los aborígenes tienen una leyenda de un lagarto gigante Mungoongalli. Incluso las tribus nativas y los colonos blancos han registrado una reunión con los lagartos gigantes en el interior de Australia, y también un herpetólogo (experto en reptiles) ha indicado que él había visto a este lagarto gigante.

En 1979 Frank Gorden, un experto en reptiles estaba cazando lagartijas en las montañas de Nueva Guinea y como no obtenía los resultados esperados se decidió a volver al lugar donde había estacionado su vehículo, pero al llegar vio un árbol colapsado justo al lado de su coche, y al arrancar el motor vio como el árbol era removido por un lagarto de proporciones descomunales (Al menos unos nueve metros). Gorden es sólo uno de muchos testigos que han informado el tamaño de los reptiles gigantes en Australia.

Algunos, incluso especulan con que los numerosos informes sobre la misteriosa desaparición de personas en el interior de Australia responde a Megalanias. Esto es debido a que recientemente han sido descubierto algunos fósiles de éste prehistórico animal.

Así que si el monstruo gigante de proyección de imagen de un dragón que estaba en las islas británicas son reptiles como la cobra, pitón y cocodrilo que puede haber sido llevado a Gran Bretaña por los cruzados. Y si un animal parecido a eso y ser visto por los residentes locales que no saben acerca de estas criaturas, entonces la gente del lugar hubiera pensado que era el Dragón, y tal vez esta es la razón por la que consiguió el terror en esos días?

Abundan historias y relatos en torno a éste animal mitológico, y aunque nunca se demuestre su existencia en éste u otros tiempos el dragón seguirá siendo una leyenda realmente increible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *