Inseminación artificial : Donación de ovocitos

Las donaciones de ovocitos proceden normalmente de mujeres entre 18 y 35 años o de mujeres jóvenes en proceso de alguna técnica de reproducción asistida, que tienen ovocitos excedentes en su tratamiento, o simplemente desean donarlos. Son sometidas a estudios cuidadosos para destacar enfermedades, infecciones, y trastornos genéticos… Actualmente los ciclos de reproducción asistida en España se llevan a cabo con un 70-80% de gametos propios de la pareja que se va a someter al tratamiento, y un 20-30% de gametos donados por personas ajenas a los receptores.

ovodonacion

El proceso Donacion ovulos busca llevar a cabo una fecundación en la que el gameto femenino es aportado por una mujer que recibirá el embrión resultante. Para que esto sea posible, los ciclos ováricos de la donante y la receptora deben estar sincronizados. La receptora precisa recibir un tratamiento que prepare el recubrimiento uterino para recibir un embrión. Se ha de desarrollar una mucosa endometrial capaz de implantar los embriones y permitir su desarrollo. Esto se consigue mediante la administración de estrógenos y progesterona.

En las pacientes que presentan una función ovárica normal es aconsejable administrar un análogo de la GnRH, que permite controlar los ciclos evitando la posible interferencia de las hormonas endógenas. La donante recibe una inducción del desarrollo folicular y recogida de óvulos según los protocolos habituales. Una vez que se han obtenido los ovocitos de las donantes, se realiza una u otra técnica de reproducción asistida, dependiendo de las características seminales.

En Argentina no existe ninguna ley que regule los procedimientos de fertilización asistida, ni la donación de gametas. Sin embargo, estás prácticas ocurren desde hace varios años y, para reemplazar ese vacío legal, se recurre a ciertas formalidades, como la firma de un consentimiento informado (que, en muchos aspectos, se basa en la normativa que regula la donación de órganos) en el que se establece claramente que:

  • La donación es anónima y voluntaria (para que no haya entrecruzamiento, los datos de donantes y receptores se encuentra albergados en servidores propios sin acceso a Internet, para evitar accesos no autorizados).
  • El/la donante renuncian expresamente a reclamar sus óvulos/esperma.
  • El/la donante renuncian expresamente a reclamar cualquier derecho de filiación en relación a las personas que pudieran nacer producto de su donación.
  • La persona nacida del donante tampoco podrá reclamar ningún tipo de filiación a el/la donante. Por lo tanto, no le corresponderá ningún derecho de herencia, ni de manutención.
  • El/la donante recibe una cantidad de dinero para compensar los gastos de traslado y las molestias que implica el procedimiento (estudios, etc.) El monto que recibe el/la donante no es considerado, bajo ningún concepto, un honorario o contraprestación.
  • Es necesario dejar en claro que los donantes donan células que pueden llegar a generar vida, no son padres de las personas que pudieran nacer producto de su donación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *