El Tercer Ojo; El poder de la glándula pineal

El poder de la glándula pineal ; la clave siempre estuvo en nuestro interior

ojo de orus y glandula pineal

En un pasado lejano, nuestra glándula pineal solía ser nuestro tercer ojo y, aún más que un ojo:. Un receptor cósmico y el emisor de información multidimensional.

La glándula pineal es una glándula pequeña en el centro de nuestro cerebro, relacionada con todo nuestro sentidos y el resto de nuestro cuerpo. A través de los otros sentidos se comunica con el mundo exterior en impulsos eléctricos. “Con su espectro de hormonas que regulan nuestro estado de conciencia, por ejemplo, despertar, dormir, soñar, varios estados de meditación incluyendo aquellos estados en los que podamos tener experiencias místicas. La mente y los sentidos son caminos para las energías ocultas que trabajan a través de varios centros psicofísicos o chakras, entre los más altos de lo que es la glándula pineal.

Estos centros continúan desarrollándose a medida que evolucionamos hacia el espíritu.

Así, mientras que el tercer ojo o glándula pineal tiene ciertas actividades fisiológicas junto con la glándula pituitaria, juntos regulan los ritmos de metabolismo y crecimiento. También es el órgano físico de la intuición, la inspiración, la visión espiritual y el pensamiento divino. La glándula pituitaria es el receptor pensamiento y la glándula pineal, a menudo llamado nuestra glándula verdadero maestro, es el transmisor de pensamiento. “La glándula pineal es la clave misma de la conciencia más alta y más divina en el hombre – su mente omnisciente, espiritual y abarca todo. Es el único ojo. “Cuanta más luz que puede almacenar en su cuerpo, mayor será su vibración . Cuanto mayor sea su vibración, más fácil se vuelve a elevar su entorno, así como las personas que le rodean. Ahora es el momento para volver a despertar nuestra glándula pineal como una antena cósmica “.

“La Glándula Pineal y G.Pituitaria: Las Claves de Acceso a los Campos de Creación Superior”.

Médicos alemanes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Berlín han descubierto que entre las glándulas pineal y pituitaria existe un fino canal más delgado que un cabello, que úne las hormonas que secretan ambas y cuando ello ocurre químicamente, se produce un estado místico en la persona. La unión de estas dos secreciones hormonales puede facilitarse voluntariamente cuando la persona mediante métodos específicos, logra cruzar el umbral que separa al ser físico del ser divino que lo complementa.

La Ciencia del siglo XXI explica desde la física, la química y la biología, algo que desde hace décadas se nos decía desde las Energías Superiores. Hoy informamos que según las últimas canalizaciones llegadas durante este año del 2007, a través de Maestros Ascendidos, tanto la glándula pineal como la pituitaria, unidas, constituyen el más alto portal vibracional del cuerpo humano. Es el sistema endocrino, el portal que úne lo físico de la materia vital y con los reinos de la energía luminosa. Es así como esta fusión química al ingresar al torrente sanguíneo producen un aumento vibracional, que produce ondas balanceadas de energía, que la persona siente armónica y equilibradamente.

Los efectos son diferentes en cada individuo, ya que el subconsciente manifiesta sus propiedades acordes con cada personalidad. La combinación de esa explosión lumínica, más las manifestaciones del subconsciente dan paso a la apertura de la catedral del alma, y el ser se encuentra con su esencia. Es el momento y el medio que eligen las Inteligencias Superiores para hacer llegar el Conocimiento más sabio, a la Raza Humana.

One thought on “El Tercer Ojo; El poder de la glándula pineal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *