“Thigh gap”, una peligrosa moda entre las adolescentes

Una nueva moda entre las adolescentes mantiene preocupados a algunos padres en Estados Unidos y otras partes del mundo. Se trata del “thigh gap”, que consiste en tener los muslos lo más separados posible, de modo que quede un espacio al tratar de juntarlos.

la moda del thigh gap

El problema es que esta característica es natural en muy pocas personas y para la mayoría, conseguirla significa adelgazar extremadamente u operarse.

La tendencia, que se ha convertido en una obsesión para muchas jóvenes, incluso cuenta con páginas en Tumblr, donde varias adolescentes comparten sus fotos luciendo el hueco que se le forma entre las piernas y también admiran imágenes de modelos y actrices que lo tienen.

La psicóloga de la Asociación Americana de Psicología y experta en trastornos alimenticios, Mia Holland, señaló en NBC que esta moda no es tan reciente, pues desde principios de los ’90 que muchas chicas la siguen.

Holland explica que el “thigh gap” es una especie de “indicador de éxito” en la mente de las anoréxicas o personas con trastornos alimenticios.

Por otro lado, la experta señala que el acceso a las páginas que rinden “homenaje” al “thigh gap” pueden provocar verdaderos problemas en aquellas adolescentes más propensas a los trastornos alimentarios o quienes luchan constantemente contra sus pensamientos negativos en torno a su imagen corporal.

Por ello, Holland enfatiza en que para la mayoría de las jóvenes, esta moda no es físicamente posible aunque hagan mucha dieta y ejercicio, porque tiene que ver con la posición de las caderas y la manera en que el fémur se une en la cavidad de la pelvis. “Y eso no se puede cambiar, no se puede cambiar la estructura física”, dice Holland.

Lynn Grefe, presidenta de la Asociación de Trastornos de la Alimentación de Estados Unidos, indica además que la mayoría de las imágenes probablemente han sido photoshopeadas, por lo tanto, no representan la realidad.

¿Qué hacer para evitar que mi hija se obsesione con el “thigh gap”?

Holland dice que “es muy difícil para los padres mantener a sus hijos lejos de los mensajes negativos de los medios de comunicación”. Sin embargo, señala que modelar un estilo de vida saludable puede ser efectivo. Por ejemplo, recomienda no utilizar las palabras “dieta”, “flaca” o “delgada”, y en su lugar usar conceptos como “saludable” y “nutritivo” al referirse a la comida y el cuerpo.

La psicóloga Ann Kearney-Cooke, por otro lado, sugiere promover el hacer ejercicio en forma entretenida y aprovecharlo como una instancia de comunicación. Una buena idea es invitar a nuestros hijos a practicar senderismo juntos una vez por semana.

Además, sugiere que no es mala idea crearse una cuenta de Tumblr o Pinterest para poder estar más al tanto de lo que observan los hijos en internet y a lo que están expuestos.

A continuación te mostramos algunas imágenes que las adolescentes comparten en la web luciendo sus “thigh gaps” y que dan cuenta de que la mayoría han caído en la extrema delgadez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *