Un mensaje premonitorio sobre el vuelo MH17 de Malaysia Airlines

Minutos antes de abordar el vuelo MH17 de Malaysia Airlines, un joven de nacionalidad holandesa le sacó una fotografía al avión y la publicó en su cuenta de Facebook con la el siguiente comentario: “Este es el avión, por si desaparece”.

una frase premonitoria - casualidades

Según publica el diario holandés De Telegraaf, la imagen fue publicada unos instantes antes de la partida del vuelo, “en lo que fue probablemente una referencia al vuelo MH370”. La aeronave que desapareció el 8 de marzo pasado con 239 personas a bordo.

Instantes después de conocerse la noticia de la caída del avión en Donetsk (Ucrania) la imagen que el joven holandés había colgado en su perfil de Facebook se hizo viral, recibiendo numerosos comentarios y siendo compartida miles de veces.

¿Que sucedió con el vuelo MH17 de Malaysia Airlines?

El vuelo 17 Amsterdam-Kuala Lumpur de Malaysia Airlines desapareció de los radares el jueves por la tarde en el este de Ucrania. Iban 283 pasajeros a bordo y 15 miembros de tripulación.

Estos son los datos que se saben y los que no.

1. Qué hacía un avión en un espacio aéreo peligroso?

Las autoridades aéreas de varios países -Estados Unidos, entre ellos- habían advertido del peligro de sobrevolar partes de Ucrania. Pero muchas compañías, la escasa de dinero Malaysia Airlines entre ellas, continuaban con esa ruta porque, según un experto en aviación a AP, “es más corta, lo que significa menos combustible y por tanto menos dinero”.

Tras el desastre aún por aclarar de su otro vuelo desaparecido en el oeste de Australia -aparentemente-, la aerolínea malasia deberá dar muchas explicaciones. Al rato de la catástrofe, el resto de compañías habían entendido que era mejor no sobrevolar Ucrania:

Ucrania

2. Cómo ha caído?

Nadie habla de un fallo técnico: no hubo avisos ni alarmas. Ucrania asegura que fue un misil, Estados Unidos cree que lo fue. A estas horas es lo más probable. Hay otra prueba: los restos del avión quedaron esparcidos en kilómetros. Las turbinas estaban a un kilómetro una de la otra, y la cola a 10.

Ucrania se ha atrevido a decir en seguida que eran misiles tierra-aire Buk. En Occidente se llaman SA-11 Gadfly o SA-17 Grizzly y alcanzan hasta 25 kilómetros de altura. El avión iba a 10. Los Buk son de fabricación rusa y los países de la ex-órbita soviética tienen, también Ucrania.

3. Cómo se ataca un avión con un misil así?

No es fácil. No podía hacerse con un misil al hombro, los conocidos MANPADS (Man Portable Air Defense Systems). El comandante general de la OTAN, Philip Breedlove, dijo en una rueda de prensa el 30 de junio: “No hemos visto entrenamiento de MANPADS, pero sí formación en armas en vehículos”, como los Buk. Esas enseñanzas las había dirigido Rusia en territorio ruso, según Breedlove.

El jueves, funcionarios americanos no creían que Rusia hubiera enviado a los rebeldes este tipo de material. Eran quizá ganas de rebajar la tensión. Hay un detalle importante sobre este sistema: el radar -si se sabe interpretar- avisa de si el avión contra el que se va a disparar es civil o militar. Pero hay que conocer ese código. La dificultad de la operación hace pensar en manos inexpertas. Podría haber sido por tanto un error.

4. Quién lo ha derribado?

Es la pregunta sin respuesta. Empezaré por la más probable: Los rebeldes prorusos en Ucrania. Hay al menos cuatro indicios. El más evidente es que llevan semanas derribando aviones en el este de Ucrania. Solo esta semana llevaban dos o más.

El miércoles fue derribado al menos un caza ucraniano. El gobierno de Kiev acusa a Rusia de usar un caza para derribarle. Rusia lo niega. Pero un portavoz de un grupo rebelde dice que lanzaron cohetes a dos o tres cazas ucranianos. Era el día antes del ataque contra el avión civil de Malaysia.

La segunda excusa de los rebeldes es que no tenían armamento para llegar tan arriba: “Tenemos solo armas antiaéreas que llegan solo a 4 mil metros”, decía al NYTimes Andrei Purgin, viceprimer minsitro de la República Popular de Donetsk.

Pero el 29 de junio habían presumido de tener uno así en Twitter y a través de una agencia rusa. Borraron la información. Pero suerte que existe el caché:

Tuit guardado en el caché donde el ejército de Donetsk presume de su nueva arma en el arsenal.
Tuit guardado en el caché donde el ejército de Donetsk presume de su nueva arma en el arsenal.

La tercera prueba es un post en VKontakte (el Facebook ruso) de Igor Strelkin, comandante de las fuerzas rebeldes. Aquí está la traducción inglesa.

BswyGMvCIAA5ij8

Presume de haber dado en un avión de carga militar ucraniano. Pero, si es cierto, no habían dado a ese exactamente, sino al vuelo civil 17. Aquí está el tuit con el enlace al post original -que luego ha borrado- y la rectificación. Parece que quiere esconder algo:

BswwSioCYAAoh-q

La última prueba es una presunta grabación de rebeldes y rusos por teléfono después del atentado. Parecen asustados por lo que han hecho. Si los protagonistas son actores, son buenos actores. En suma, pudo ser un error.

5. ¿Y si no hubieran sido los rebeldes?

Rusia responsabiliza a Ucrania, pero cuesta imaginar que Ucrania o Rusia pongan en peligro su imagen internacional -más o menos dañada- derribando un avión civil. Es un ataque grave que puede cambiar la balanza en el este del país. El responsable pagará un precio.

Ucrania podría utilizar la hipotética provocación para ponerse más en el papel de víctima y dar un golpe definitivo a la revuelta. Pero sería un riesgo inaudito.

También el jueves se supo que las pruebas sobre el lanzamiento de una ráfaga de cohetes hacia Ucrania desde Rusia eran bastante evidentes. A estas alturas, la opción más discreta para Rusia es dejar que los rebeldes usen su territorio como santuario en lugar de implicarse en la batalla, además de toda la ayuda que reciben.

El incidente llega en una semana de avances del ejército ucraniano y el día después de la imposición más dura de sanciones del gobierno de Obama en contra de empresas y dirigentes rusos. Es el ataque más serio contra la economía rusa desde el inicio del conflicto.

A pesar de que la ayuda de Europa en las sanciones es vital, poco puede hacer Obama para animar a los países de la Unión Europea a alejarse de Rusia. Este ataque podría hacerles cambiar de opinión si se demuestra que los rebeldes ayudados por Putin están detrás.

6. ¿Y ahora qué?

Hay una opción que dejaría un panorama complejo: si hubieran sido los rebeldes sin la ayuda directa o indemostrable rusa. (Está claro que hay una indirecta.) Todos los países de la región tienen ese modelo de misiles antiaéreos. Los mismos rebeldes podrían haberlo robado en una base militar ucraniana. La experiencia para usarlos podría venir de soldados rusos que se han pasado al bando ucraniano -enviados por Putin o no.

Si hubieran sido los rebeldes solos y Putin tiene menos recursos para frenarlo, se puede complicar más la situación. Si Rusia tiene aún el control de la revuelta, le será más fácil buscar una calma o tregua para arreglar la situación tras este desastre.

La prioridad más inmediata son las tareas de investigación, que habría que internacionalizar. Los rebeldes controlan la zona. Han dicho que darían la caja negra a Rusia, que está encantada de poder “ayudar”. Es dificil que puedan acceder investigadores de otros países, al menos en breve, a todas las pruebas es la zona.

Estados Unidos tiene la tecnología para averiguar de dónde salió el misil. Pero reconocer y colocar a Rusia en el punto de mira obligaría a responder. La presión irá en dirección a intentar obligarle a desconectar la ayuda a los rebeldes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *