¿Para qué se construyó Stonehenge? La respuesta podría estar bajo tierra

Debajo del misterioso conjunto megalítico Stonehenge podría haber otros 15 monumentos más, sugiere una reciente investigación calificada de “revolucionaria” por algunos medios británicos.

Stonehenge

Durante años se ha especulado sobre el origen y la función de este conjunto megalítico y a día de hoy Stonehenge sigue envuelto en el misterio. Sin embargo, un equipo de arqueólogos ha realizado el primer estudio subterráneo detallado de la zona que lo rodea y los resultados son sorprendentes y revolucionarios, señala un artículo publicado en el portal Smithsonian.

La investigación, llevada a cabo por la Universidad de Birmingham y el Instituto de Prospección Arqueológica Ludwig Boltzmann (Austria), se prolongó durante cuatro años y se realizó con la ayuda de magnetómetros y radares de penetración terrestre, una herramienta empleada por geofísicos que permite obtener imágenes del subsuelo.

Vince Gaffney, profesor de arqueología en la Universidad de Birmingham que lideró el estudio, señala que posiblemente haya otros 15 monumentos neolíticos desconocidos hasta la fecha alrededor de Stonehenge. Estos incluirían estructuras arquitectónicas denominadas ‘henges’ (túmulos, hoyos y zanjas), que podrían albergar información valiosa sobre el famoso yacimiento prehistórico.

Según Gaffney, los hallazgos sugieren que Stonehenge no fue un monumento aislado en un paisaje virgen, sino que había mucha actividad humana en las inmediaciones. Asimismo, el arqueólogo señala que el círculo de piedra estaba en el corazón de un recorrido procesional hace más de 4.000 años.

Aunque será necesario excavar en el área para corroborar los datos del estudio, Gaffney asegura que se trata de una investigación sin precedentes que arroja luz sobre el uso de Stonehenge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *