El Cosmonauta Perdido y el Fenómeno OVNI

Hay quienes creen que en algún lugar de la vasta oscuridad del espacio, cerca de nueve mil millones de millas del Sol, el primer ser humano está a punto de cruzar la frontera de nuestro Sistema Solar en el espacio interestelar. Su cuerpo, perfectamente conservado, se congela a -454ºF; su diminuta cápsula en el inconmesurable silencio navegando lejos de la Tierra a 18.000 kilómetros por hora durante los últimos 45 años. Él es el cosmonauta perdido, cuyo cohete subió y, en lugar de volver a la tierra, simplemente siguió adelante. Es lo último en leyendas de la Guerra Fría: que en los albores de la era espacial, a finales de 1950 ya lo largo de la década de 1960, la Unión Soviética tenía dos programas espaciales, uno un programa público, el otro “oculto”, y mucho más audáz ya que muchas veces se intentaron misiones francamente suicidas.

astronauta perdido

Youtubes Stargazer publicó un video interesante en cuanto a lo que se conoce como los cosmonautas perdidos o Phantom. Es su afirmación de que tienen un video con uno de estos supuestos cosmonautas perdidos diciéndole al mundo lo que sabe sobre el fenómeno OVNI.

“El cosmonauta advierte la existencia de OVNIS sobrepasando la atmósfera superior por encima de las tormentas eléctricas. Afirma que se pueden encontrar 200 o incluso más OVNIS reunidos por encima de una tormenta a la vez. Además explica que que los OVNIs están entrando en nuestra dimensión a través de portales que crean con microondas o energías magnéticas. Él ha tenido varios encuentros con extraterrestres y dice que hay algunas razas de alienígenas buenas y otras malas. También dice que están tratando de decirnos que los humanos tienen capacidades que todavía no conocemos.

Gran parte del programa espacial soviético temprano se oculta al público general por éstos días, y numerosa información fue destruida; la mayoría de los implicados han sucumbido a los Ravishes de tiempo o han desaparecido. Algunos historiadores valientes han solucionado recientemente algunos de los misterios que rodean los primeros cosmonautas. Lamentablemente, no hay evidencia en absoluto para apoyar estas afirmaciones. En esa época los soviéticos eran expertos en hacer que las personas y las pruebas desaparecieran, al igual que sus homólogos de la CIA estadounidense. Es muy fácil creer que más muertes podrían haber ocurrido en esos primeros días de desesperación de la carrera espacial. Las pruebas no se completaban y los controles de seguridad eran inexistentes. El 23 de octubre de 1960, un cohete explotó en el cosmódromo muriendo en dicho sinietro 165 técnicos, un evento que fue silenciado por las autoridades soviéticas por más de 30 años.

Ha habido una gran historia de fraudes y engaños en torno a estos misteriosos cosmonautas perdidos. La evidencia citada para apoyar las teorías del cosmonauta perdido en general no se considera concluyente, y varios casos han sido confirmados como engaños. En la década de 1980, el periodista estadounidense James Oberg investigó los desastres relacionados con el espacio de la Unión Soviética, pero no encontró ninguna evidencia de estos cosmonautas perdidos. Desde el colapso de la Unión Soviética a principios de 1990, la información más restringida anteriormente ya está disponible, incluyendo la de Valentin Bondarenko, un aspirante a cosmonauta cuya muerte durante el entrenamiento en la Tierra se mantenía encubierta por el gobierno soviético. Incluso con la disponibilidad de material de archivo soviético publicado y memorias de pioneros espaciales rusos, no hay pruebas contundentes que hayan surgido para apoyar las historias del cosmonauta perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *