Arqueólogos descubren evidencias de la existencia de la Atlántida

Muy posiblemente uno de los grandes misterios de nuestra civilización es la desaparición de la Atlántida hace unos 11.000 años. El filósofo griego Platón mencionó la existencia de la Atlántida en algunas de sus obras y hoy en día continúa siendo una de las “ciudades perdidas” más buscadas de la historia.

La Atlántida

Algunas historias y teorías sugieren que la Atlántida era una civilización que poseía con una tecnología muy avanzada incluso para nuestra época. Algunos creen que los atlantes no desparecieron bajo el mar sino que consiguieron marcharse a otros planetas mediante sus naves espaciales, mientras que otros creen que el poder y la corrupción en la civilización atlante causó una gran guerra nuclear que cambió por completo toda la geografía de la Tierra.

Teorías sobre su desaparición a parte, nadie conoce la ubicación exacta de la Atlántida pero Platón describió su localización delante de “las Columnas de Hércules”, en referencia al peñón de Gibraltar y el Norte de África. Son muchas las expediciones e investigaciones que han intentado descubrir la verdadera ubicación, pero nadie ha sido capaz de demostrar su existencia.

Pero la Atlántida podría dejar de ser una leyenda ya que un equipo de arqueólogos marinos han recuperado 39 lingotes de “Oricalco (Orichalcum)” en un barco hundido hace unos 2.600 años a 1.000 metros de la costa de Gela, al sur de Sicilia. Según los antiguos griegos, el “Oricalco” era un metal que únicamente podía encontrarse en un solo lugar: la ciudad perdida de la Atlántida.

Oricalco, el mítico metal de la Atlántida

El profesor Sebastiano Tusa, un arqueólogo de la oficina del Superintendente del Mar en Sicilia, afirmó que los lingotes que habían descubierto en los restos de la barco hundido eran probablemente el mítico metal rojo conocido como Oricalco. Los expertos creen que los lingotes de la Atlántida estaban siendo transportados de Gela, al sur de Sicilia, a Grecia o Asia Menor. El barco que transportaba el metal probablemente se vio sorprendido por una gran tormenta y se hundió justo cuando estaba a punto de entrar en el puerto siciliano.

Evidencias de la Atlántida

“El naufragio es de la primera mitad del siglo VI”, dijo Tusa a los medios de comunicación. “El barco se encontraba a tan solo 1.000 metros de la costa de Gela, a una profundidad de 3 metros. Nunca se ha encontrado nada similar. Conocíamos del Oricalco por los textos antiguos y algunos objetos ornamentales.”

El Oricalco, el metal de la Atlántida, tiene una historia antigua y misteriosa. Durante siglos, los expertos han debatido la composición y el origen del metal. Según antiguos textos griegos, el Oricalco fue inventado por Cadmo, un personaje de la mitología griega. El filósofo griego Platón mencionó el Oricalco como un metal legendario en el diálogo Critias. Platón describió la ciudad de la Atlántida como iluminada por la “intermitente luz roja de Oricalco”. Platón dijo que el metal, únicamente superado en valor por el oro, fue extraído de la Atlántida para cubrir todas las superficies del templo de Poseidón.

La mayoría de los expertos están de acuerdo de que el Oricalco es una aleación de cobre como el realizado por la cementación. Este es un proceso por el cual el mineral de zinc, carbón y metal de cobre se combinan en un crisol. Cuando se analizaron con fluorescencia de rayos X, los 39 lingotes de la Atlántida resultaron ser una aleación hecha con un 75-80 por ciento de cobre, 14-20 por ciento de zinc y porcentajes menores de níquel, plomo y hierro.

“El hallazgo confirma que un siglo después de su fundación en el 689 a.C., Gela creció hasta convertirse en una ciudad rica con talleres de artesanos especializados en la producción de artefactos preciados”, comentó Tusa sobre la importancia del descubrimiento.

Entonces, ¿los lingotes de Oricalco son una prueba de la existencia de la Atlántida? Aunque para muchas personas este descubrimiento demuestra la existencia de la mítica ciudad de la Atlántida, para Enrico Mattievich, profesor, escritor y ex físico de la Universidad Federal de Río de Janeiro, dijo que los lingotes son de latón mientras que el verdadero Oricalco se compone de cobre, oro y plata, y fue creado en Perú.

Evidencia Atlántida

Mencionado brevemente en sólo dos de las obras de Platón, Critias y Timeo, muchas personas creen firmemente en la existencia de la Atlántida. Como hemos comentado anteriormente, los atlantes eran considerados una sociedad muy avanzada que desafió a los “dioses griegos” y como resultado despareció en el fondo del océano debido al aumento del nivel del mar o a un gran tsunami. Desde que la Atlántida fuera mencionada por primera vez en la antigua Grecia, el hombre ha tratado de determinar su ubicación, buscando por todas partes del mundo, desde el Mar Mediterráneo, pasando por los casquetes polares hasta el Pacífico Sur.

Sin embargo, hasta el momento la Atlántida ha permanecido oculta, sin ninguna evidencia de que alguna vez existiera. ¿Los lingotes de Oricalco descubiertos cerca de Sicilia son la evidencia definitiva de la existencia de la Atlántida? Y si no, ¿por qué un metal tan raramente usado en el mundo antiguo era tan hermoso? Tal vez algún día sabremos las respuestas. Pero mientras que los arqueólogos han descubierto el Oricalco, la búsqueda de la Atlántida continuará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *