Leyendas: Los Ángeles de Mons

Apariciones Angelicales durante la Primera Guerra Mundial.

Es común que durante momentos de guerra y desesperación, aparezcan leyendas cortas o cuentos contados entre los soldados de algún ejército para aliviar la tensión y los nervios que provoca estar en ese tétrico lugar de la historia humana. Una de las historias más famosas, tuvo lugar durante la Primera Guerra Mundial, en el año 1914 en la región francesa de Mons.

angeles primera guerra mundial

El ejército británico al mando del general John French, había desembarcado en Francia para luchar en la región de las Ardenas contra el ejército del imperio alemán, bastante más numeroso. El 23 de agosto French tuvo que retirarse tras una violenta batalla con la intención de agruparse y atacar de manera contundente a los alemanes, pero esa noche sus superiores le ordenaron replegarse hacia el sur, dejando al descubierto el flanco de su ejército y exponiéndose a un ataque seguro que causaría una multitud de bajas.

Los soldados acatarían la orden con resignación, aun reconociendo el peligro que suponía dicha orden y avanzaron en medio del bosque perseguidos de cerca por un batallón alemán. En un momento repentino, una espesa niebla los rodeó inesperadamente impidiéndoles ver la salida de aquel bosque. El desánimo comenzó a apoderarse de los soldados, quienes sabían que si no logran salir de allí en unas horas se verían rodeados por el enemigo.

De repente, cuentan los soldados que una brillante luz apareció frente a sus ojos. Esta luz tenía forma de persona y dos largas alas blancas. La inesperada aparición hizo un gesto para que los soldados lo siguieran.

angeles de la guerra

Temerosos, hicieron caso a la misteriosa aparición intentando salir por un camino que no reconocían, ya que no se encontraba en sus mapas. A pesar de ello, los alemanes lograron alcanzarles antes de que abandonaran el bosque y cuando los británicos se daban por muertos, los soldados relataron que de la nada, al igual que la misteriosa figura que los había guiado, surgió un extraño ejército cuyos pies no pisaban la tierra, que se interpuso entre ambos bandos haciendo que los caballos germanos salieran huyendo y que el ejército alemán se retirara ante la fantasmal presencia.

Algunos creen que quien salvó la vida de estos soldados aquel día fueron los espíritus de los arqueros de otra famosa batalla que se celebró en ese bosque de Angincourt en 1415, pero para la mayoría no había duda, aquellos seres eran Ángeles, de ahí que a esta leyenda se le conozca como “Los Ángeles de Mons”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *