¿El mundo se está quedando sin café?

Imagina comenzar tu día muy temprano en la mañana sin la ayuda de tu fiel compañera, esa que te permite funcionar por más que tengas sueño.

profesiones-que-toman-mas-cafe-1

Disfruta bien cada taza de café, pues, según los expertos, comenzará a escasear a nivel mundial producto de una fuerte disminución en su producción y el aumento de la demanda, lo que incidirá tanto en su disponibilidad como en su precio. Veamos de qué va el asunto.

El año 2015 no fue muy estable en términos climáticos y varios países tuvieron eventos extremos, siendo Brasil uno de ellos. El país de la samba no es solo el mayor productor de futbolistas sino que también de granos de café.

Brasil produce un tercio del café a nivel mundial y en 2015 la cosecha fue de solo 45 millones de sacos, bastante menos que los 50 que suele producir anualmente y la culpa la tienen las fuertes inundaciones que afectaron a esta nación.

Tomar-cafe-es-bueno-para-tu-salud-4

Pero la menor producción en Brasil no es la única amenaza a la disponibilidad de café, ya que aumentó fuertemente la demanda desde países como China e India, dos gigantes en los que el café está alcanzando al té en popularidad, eso si no todo es negativo.

Si bien Brasil bajó fuertemente su producción, otros países como Indonesia, Honduras y Vietnam subieron la suya lo que si bien podría compensar en parte la perdida de los 5 millones de sacos por parte de Brasil, no es una solución a largo plazo.

¿Nos estamos quedando sin café?

Las inundaciones que afectaron a Brasil no son la única razón para la escasez de café en el mundo, ya que parte importante de la culpa también está en el consumo cada vez más alto de estos granos milagrosos para cuando tienes sueño.

Por más que Brasil se recupere y la buena producción se mantenga en otros países no va a ser posible tener suficiente oferta para la gran demanda de café, especialmente los granos más refinados y que por supuesto les traen más dinero a los productores.

Si bien no deberíamos ver mayores problemas en 2016, en los siguientes años el café irá aumentando de precio y esas tres tazas que tomabas al día ya no van a ser pagables por un bolsillo común. Una preocupación fuerte de los expertos es que el cambio climático siga afectando a los cultivos tal como ocurrió con el café en Brasil y que podría expandirse no solo a otros países, sino que también a diferentes variedades de alimentos provenientes de la agricultura.

Disfruta bien cada café que te tomes, probablemente, en un par de años más sea un lujo disfrutar de granos de alto nivel y debamos contentarnos con ese café de mala calidad, pero que si estará al alcance de los bolsillos para el dolor de nuestro paladar e infinita necesidad de cafeína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *