El descubrimiento de una supuesta momia extraterrestre en Perú

Descubren una momia extraterrestre

Una momia ha sido descubierta recientemente en Nazca, Perú y por las peculiaridades del descubrimiento, se re-abre la discusión sobre la existencia de vida extraterrestre.

Descubren una momia extraterrestre

Sabemos que las momias llaman la atención y qe todo descubrimiento arqueológico está expuesto a la mirada crítica de la ciencia, pero este hallazgo en particular, encierra un misterio que de ser cierto, puede alterar la historia de los orígenes humanos.

El cuerpo momificado de un ente humanoide con un cráneo alargado y tres dedos en cada mano, fue descubierto por investigadores que afirman que las características de esta momia no son presentadas por una deformidad, sino que se trataría de una criatura humanoide completamente diferente.

Momia extraterrestre de Peru

El cuerpo de 1.68 centímetros de alto, posee proporciones muy similares a las de un humano, sin embargo, las características más notorias del individuo son sus tres dedos largos en cada mano, un cráneo alargado y la falta de nariz y orejas, teniendo solo orificios profundos en estas aéreas.

Aunque hay bastante polémica en torno al a veracidad del descubrimiento, varios científicos del mundo ya han dado su opinión y creen que la criatura, “casi extraterrestre”, podría revelar mucho sobre la historia de la humanidad.

Otro hallazgo impresionante, fue el resultado de las pruebas de carbono, las cuales revelaron que los restos datan de entre 245-410 D.C.

Por su lado, los 5 científicos reconocidos internacionalmente, afirmaron que realizaran una presentación mundial para esclarecer ante todas las personas del mundo los detalles sobre el increíble hallazgo el próximo 11 de julio en Lima, Perú.

En las Redes Sociales

El hallazgo que fue filtrado en redes sociales, ha generado polémica entre millones de usuarios, quienes se niegan por completo a creer en la veracidad de la investigación, recalcando varios datos, como que los miembros del “supuesto y reconocido” equipo internacional de investigadores, no tienen ningún tipo de estudios.

Los internautas también aseguran que los investigadores tampoco tienen el acompañamiento de entidades importantes a nivel mundial, como lo sería algún presidente, científico muy reconocido o el mismo Papa Francisco.

Así mismo, los usuarios, afirmaron que el video era falso pues la supuesta momia extraterrestre es extraída de una caja de cartón, sin contar con ningún tipo de dispositivo de conservación o protección.

Debemos ser cautelosos con este tipo de descubrimientos. Anteriormente ya se han presentado una serie de lo que llamaban «evidencias extraterrestres» en Perú, que solo se trataba de rocas y de artefactos confeccionados para dar otra apariencia; con un claro interés económico, de tapar otras verdades y de ridiculizar el fenómeno

La verdad sobre el hallazgo de la Momia de Nazca

Sin embargo, esta vez los usuarios se equivocaron, pues uno de los científicos que aparecen en el video es nada más y nada menos que el ruso Konstantin Korotkov, profesor de la Universidad de San Petersburgo y experto en bioelectrografía, quien además está afiliado al St. Petersburg Institute of Fine Mechanics and Optics.

Korotkov, es reconocido por una serie de investigaciones sobre la percepción del alma, y experimentos para ayudar a los ciegos a mejorar a través de dispositivos tecnológicos.

Otro de los académicos que aparece en el video es José de Jesús Zalce Benítez, experto forense de la Escuela Nacional de Medicina Forense de México.

Mary Jesse, quien también aparece a la terna es radióloga del Hospital de la Universidad de Colorado con más de 20 investigaciones publicadas por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

 

Apareció una “zona muerta” en el Índico

Las llamadas “zonas muertas” son áreas marinas extensas que no tienen oxígeno y que apoyan los procesos microbianos que eliminan grandes cantidades de nitrógeno, un nutriente clave para la vida de los océanos.

La nueva “zona muerta” hallada en el océano Índico podría tener un impacto en el equilibrio futuro de los nutrientes marinos, indica hoy un estudio divulgado en la revista científica Nature Geocience.

Se tiene constancia de la existencia de esas áreas en las costas occidentales de Norteamérica y Sudamérica, en las de Namibia y en las del Mar de Arabia en el océano Índico.

El nuevo estudio muestra que la Bahía de Bengala (o Golfo de Bengala), ubicada al noreste del Océano Índico, también alberga una “zona muerta” de 60.0000 kilómetros cuadrados, con una profundidad de entre 100 y 400 metros.

La investigación fue realizada por expertos de la Universidad del Sur de Dinamarca, el Instituto Max Planck para la Microbiología Marina, en Bremen, y el Instituto Nacional de Oceanografía de India.

La científica Laura Bristow, responsable del estudio, explicó en declaraciones a Nature que “la Bahía de Bengala ha sido desde hace tiempo un enigma porque las técnicas habituales (de estudio) sugieren que no hay oxígeno en las aguas, pero, pese a esto, no ha habido indicios de que haya pérdidas de nitrógeno como en otras “zonas muertas” de los océanos”.

Empleando nuevas tecnologías, este grupo de expertos demostró que existe algo de oxígeno en aguas de la Bahía de Bengala pero en concentraciones mucho menores que las que pueden ser detectadas por las técnicas estándar y 10.000 veces menores que las halladas en las aguas de la superficie, que están saturadas de aire.

Según la revista, los científicos también descubrieron que la Bahía de Bengala alberga comunidades de microbios que pueden eliminar nitrógeno así como otras “zonas muertas” e incluso hallaron alguna prueba de que se erradica nitrógeno pero a una tasa muy lenta.

Bristow apuntó que en la Bahía de Bengala “los microbios están dispuestos a eliminar mucho más nitrógeno de lo que hacen, pero las cantidades de oxígeno evitan que lo hagan”.

Por su parte, Wajih Naqvi, co-autor del estudio, afirmó que si desaparecieran “las últimas cantidades de oxígeno, la Bahía de Bengala podría convertirse en un actor global principal en la eliminación de nitrógeno de los océanos”, lo que podría afectar al equilibrio marino y a sus tasas de productividad.

A nivel global, se prevé que el calentamiento de la atmósfera derivado del cambio climático lleve a una expansión de “zonas muertas” en los océanos.