Autoconocimiento a través de la lectura del Tarot de Marsella

Tarot de marsella

El tarot además de ser una herramienta de predicción o adivinación del futuro próximo o lejano, tal y como lo realizan astrólogos y astrólogas conocidas como Jimena La Torre, representa en sí mismo una excelente herramienta para el autoconocimiento. La manera más profunda de emprender un viaje a nuestro interior a través de la simbología que está impregnada en el interior de su esencia.

Tarot de marsella

La lectura del tarot es el vaticinio de lo intuitivo. Es adivinar, dejando que la intuición hable y de ese modo vincularnos con nuestras cartas, dejando el espacio y el tiempo para ir al “ahora” donde se revela lo que siempre estuvo ahí pero que hasta ese momento no teníamos capacidad de ver. A través de este ejercicio vamos descubriéndonos, pasando a ser el objetivo principal el de entender lo que nos está pasando y no el de realizar predicciones que hasta a veces parecen no tener ningún sentido.

Ello, en cuanto a la utilización del tarot de Marsella para obtener el autoconocimiento.

Vamos a explicar una tirada del tarot de Marsella, de igual manera que ofrecen tiradas de tarot de forma online, podemos hacerlo también desde nuestra casa, si contamos con un juego de naipes de Tarot, que nos permitirá realizar éste autoconocimiento. De manera muy simple vamos a conocer algunas de las cuestiones que nos están atravesando en éste momento. Como por ejemplo quienes son las personas importantes en éste momento de nuestras vidas, los proyectos o situaciones que deberíamos estar generando para nuestro bienestar y los desafíos venideros, entre otras cosas.

Esta tirada, corresponde a un ejercicio de autoconocimiento del libro de Jaime Hales “El Tarot, 78 puertas para avanzar por la vida”

Esta tirada se hace solo con los Arcanos Mayores.

Las cartas se dividen en tres grupos.

  • 1-7
  • 8-14
  • 15-21 + el loco

Una vez en cada grupo se revuelven suavemente concentrándonos en aquello que nos interesa.

Sacamos una carta de cada montón.

La carta del primer montón me dice cuál es la figura arquetípica que esta dominando mi momento.

La carta del segundo montón me dice cuál es la tarea que en este momento debo asumir para mi crecimiento personal.

La carta del tercer montón me dice cuáles son los desafíos que debo enfrentar.

Misterios de México: El Peyote

Hombre Peyote

Peyote: el Misterio Nacional Mexicano.

Desde que el antropólogo, y posterior brujo, Carlos Castaneda publicó su Enseñanzas de Don Juan, los conceptos chamán y mexicano se hicieron sinónimos. Castaneda, que no era de los que buscan como ganar dinero desde casa sinó que investigaba y viajaba por todos los rincones del País en busca de respuestas y de verdades para los misterios que se circunscriben a México, explicaba en sus libros que gracias al peyote, un cactus alucinógeno local, y a la pericia del indio yaki don Juan Matus, su percepción de la realidad se alteró iniciaticamente para siempre. A partir de ese instante desde todo el mundo viajaron a México en busca de tan peculiar fruta centroamericana, curiosos y ávidos por comprobar los efectos psicoactivos del Peyote.

Hombre Peyote

Algunos de aquellos primeros viajeros de la conciencia tuvieron la fortuna de encontrarse en su camino con autoridades en la materia, como la bruja Maria Sabina, la sabia de los alucinógenos de Huautla. Huautla es una comunidad en la sierra mazateca del estado de Oaxaca donde María Sabina trabajaba con los hongos alucinógenos, y con el Peyote, para producir estados alterados de conciencia. Y hasta Huautla peregrinaron intelectuales, políticos, antropólogos, estudiantes, etc, en busca del Peyote, y otros alucinógenos propios de chamánes y cosas de brujos.

Actualmente el Instituto Nacional Indigenista de Huautla, tras comprar un terreno de 120 metros cuadrados, muy cerca de la casa donde vivió María Sabina, prepara la construcción de un Museo de María Sabina, dedicado al Peyote, los hongos alucinógenos y el chamanismo mexica.

Poco antes de fallecer, el 22 de noviembre de 1985, María Sabina advirtió de que los nuevos sistemas de cultivo, la contaminación, etc, mermaría la existencia del Peyote y los hongos alucinógenos en los sembrados mexicanos, y también de que muchos charlatanes intentarían aprovecharse de la fama del Peyote para estafar a los turistas. Y así fue. Sin embargo, en algunos lugares todavía se desarrollan rituales ancestrales, normalmente limitados a los mexicas nativos, donde el peyote es el elemento mágico principal.

Durante el transcurso de un Temascal de Guerreros (un ancestral ritual del fuego precolombino). y a pesar de la extrema dureza física de la experiencia, nosotros también fuimos protagonistas del extraordinario viaje psíquico que genera el “venado azul” (peyote) en el espíritu de quienes lo ingieren durante el transcurso de un ritual. Y podemos certificar que todavía hoy, bien entrado ya el siglo XXI, es posible encontrarse con el “aliado” del que hablaba Castaneda, en las entrañas de algunos bosques mexicanos. Pero el viajero deberá ser prudente y aprender a discernir entre los oportunistas que le aborden en el hotel o en la parada del autobús para venderle semillas de Peyote, o venderle un “ritual iniciático” por un puñado de dólares, y los verdaderos chamanes que conciben el peyote como un aliado espiritual, con el que no se puede comerciar.

Tarot del amor

El Tarot del amor se basa en la baraja del famoso espiritista Rider-Waite-Smith, fue presentado en 1910 y lleva como nombre principal el de la persona que lo publicó.

Fue creado por el místico Arthur Edward Waite y la artista Pamela Colman Smith, que colaboró con Waite ilustrando cada una de las cartas según las indicaciones que recibía de Waite, un estudioso de los temas relacionados con el esoterismo y el ocultismo y gran conocedor del tarot.

Puedes acceder a distintas tiradas de este tarot de forma online y gratis en este enlace: http://www.tarotdelamor.gratis

La gran aportación y el cambio más importante de esta baraja respecto a las anteriores fue que el Tarot Rider Waite introdujo, en cada uno de los arcanos menores, imágenes llenas de simbología, que transmitían los mensajes y significados originales de cada arcano individualmente.

cartas-del-amor-y-tarot

Algo nuevo porque hasta entonces los arcanos menores se habían representado simplemente con su número y el dibujo del elemento correspondiente. Este cambio en la riqueza de las imágenes supuso también una importante novedad para los estudiosos del tarot en el aprendizaje de los significados de cada arcano.

Bien es verdad que las cartas más importantes van a ser los arcanos mayores, no es menos cierto que los arcanos menores pueden ser muy útiles ya nos pueden ayudar a complementar la información que nos ha facilitado los arcanos mayores.

El Tarot Rider amplió también la gama de los colores usados en las láminas, ofreciendo así escenas con más energía, más elementos y de una calidad artística mucho mayor que los sencillos dibujos de los arcanos menores del Tarot de Marsella.

Otra novedad del Tarot Rider Waite es que intercambió los números de los arcanos VIII y XI, de modo que la Justicia, que en el Tarot de Marsella es el arcano VIII, pasaba a ser el XI y la Fuerza, que en el Tarot de Marsella se representa con el número XI, en el Rider se convertía en el arcano VIII. Este cambio lo hizo Waite para respetar el orden de los signos zodiacales.

El impacto y la influencia de este tarot se aprecia en casi todos las barajas realizadas con posterioridad a él, las cuales frecuentemente se inspiran en las imágenes dibujadas por la ilustradora Colman Smith.

Las lecturas realizadas con el Tarot Rider permiten identificar en cada detalle y símbolo del arcano características, comportamientos, sentimientos y acciones del consultante o de las personas de su entorno, detalles de experiencias ya vividas o que están por venir ya que facilitan un método de adivinación preciso y minucioso de cómo se debe o no actuar en cada preciso momento.

A. E. Wait, miembro de la orden de la Golden Dawn, y autor también del libro “Claves del Tarot”, una auténtica biblia para todas las personas que usan el tarot como sistema adivinatorio, llamó a esta baraja “tarot rectificado” y con ella intentó presentar a los interesados en el ocultismo una visión renovada del tarot basada en la simbología secreta.

La baraja original está formada por 78 cartas: 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores.