Mitos y Leyendas Argentinos: La Chancha con Cadenas

Suele aparecerse por el Noroeste de la Provincia de Córdoba, en los pequeños poblados de las estribaciones de las Sierras Grandes, poco antes de las Salinas de Catamarca. Se trata del alma de una chancha (cerdo), envuelta en cadenas.

Desde los departamentos de Ischilín, hasta el noroeste de Tulumba y Sobremonte, ésta increíble aparición le quita el sueño a más un creyente de los mitos de nuestro país. Pero hay quienes aseguran que alguna vez fue vista en Río Seco (a los bañados previos a la Mar de Ansenuza), a toda la largura este-oeste de Tulumba y hasta a Barranca Yaco y Mula Muerta, al sur del tradicionalista departamento Totoral.


“Chancha con cadenas, pintura de Inés de Iróstegui”

De cualquier modo, es un hecho que el epicentro de la Chancha ha estado siempre en Ischilín, en el triángulo formado por Quilino, Los Cadillos y San José de las Salinas; y ha sido precisamente en Quilino y Villa Quilino, separadas por las vías, en donde se ha presentado con mayor frecuencia.

La Chancha con Cadenas tiene siempre dos versiones: en algunos casos se trata de una cerda diabólica, enteramente renegrida, que emprende desquiciadas carreras en medio de la noche causando el mal a quien la encara, para otros, en cambio, es simplemente un alma en pena, de color negro, rojo o bayo, que ronda lastimera en las tormentas nocturnas, plañendo su desgracia.

Todos coinciden en que se trata del ánima de una mujer maldita, que arrastra sus cadenas y purga sus pecados (y hay también acuerdo total en su elusividad, ya que se sabe que, si se la quiere ver y se la busca, se desvanece; y se desvanecen también los estrépitos de su carrera espectral).

Especialmente espeluznantes son los relatos de los que la oyeron en Quilino y San José de las Salinas; en estas poblaciones, cruzadas por el ferrocarril, se la supo ver por los durmientes, en las noches de plenilunio y luna nueva, echando un chisperío al contacto de sus cadenas con los fierros de las vías, perseguida por sus fuegos, llorando desbocada.

Sin embargo, no sólo al Norte y al Oeste de la intrincada geografía de la provincia, dejó la Chancha sentir su tenebrosa huída: pobladores de detrás de las montañas, dicen que en Caminiaga y Cerro Colorado, también se la ha visto u oído.

Y que en noches aborrascadas de primavera, cuando ululaba el Pampero, o en oscuras madrugadas intolerables, cuando empezaba a zondear, rodeaba las iglesias y los cementerios y al ruido de sus eslabones malditos, las viejas se persignaban y los niños se hundían más entre sus mantas…. y había aún quien le encendía velas, para espantarla o pedir la Santa Intercesión para el perdón de sus faltas.

Cuando a principios de 1980 el gobierno decidió de facto retirar el ferrocarril que iba al Oeste, hacia Catamarca, las poblaciones languidecieron: San José, Quilino, San Pedro, Jaime Peter, Chuña, Huascha, La Juanita, la ciudad misma de Deán Funes y otras muchas, decayeron penosamente.

Paulatina desaparición de la Chancha con Cadenas.

Actualmente, todo el norte y la zona de frontera comprendida entre las Salinas Grandes y las Salinas de Ambargasta, y de Sumampa, declinan poco a poco, asediados por la crisis, la incomunicación y los depredadores con cédula legal.

Ya no se oyen los ferrocarriles ni el sollozo del crespín en las ramadas; escasean el monte, los delicados guazunchos, los pecaríes, los pumas, las palmeras; los antiguos pobladores, despojados, emigran a los márgenes ominosos de la ciudad capital.

Entre las pavorosas hojas de la soja mutante, como en las praderas de algún planeta extraño, sólo se escucha, desolado, el ulular del viento y, muy de vez en cuando, las carreras fantasmas del Almamula y de la Chancha con Cadenas, que se resisten a migrar.

Pánico en San Juan por aparición de fantasma en un cementerio

aparicion fantasmal

La foto de un supuesto fantasma que se difundió por las redes aterrorizó a los usuarios.

aparicion fantasmal

Se trata de al parecer una misteriosa figura vestida de blanco que fue captada en el cementerio de Jáchal, una ciudad ubicada en el centro-norte de San Juan.

Rápidamente, la imagen comenzó a circular en las redes. Algunos usuarios afirmaron que podría tratarse de un fantasma, pero hay quienes dijeron que se trataba de un montaje. (Contexto Tucumán)

Mirá abajo la foto:

El misterio de los autos de oro en Bs As

Durante meses, por las calles de Buenos Aires se estuvieron escuchando todo tipo de especulaciones sobre la misteriosa identidad del propietario de algunos autos de alta gama bañados en oro por un valor estimado de más de USD1.000.000 ($ 15.161.950,00). Estos autos fueron vistos circulando por la ciudad de Buenos Aires y no tardaron en acaparar la atención de todos.

Algunas especulaciones iniciales indicaron que el posible propietario podría ser un príncipe saudí o el hijo de un importante empresario. Aunque más tarde se conoció que la identidad del propietario era la de un simple argentino, José Núñez. Núñez es uno de los nuevos millonarios de la industria de opciones binarias.

Puede que te interese: Que son las inversiones binarias?

La flota de autos de alta gama bañados en oro de José incluye un Mercedes AMG GT con un valor estimado de más de USD 400,000 ($6.064,78), un Bentley GT3 de USD 300,000 ($4.558,39), un Rolls Royce Phantom Coupe de USD 600,000 ($9.116.778,00) y un Lamborghini Aventador USD 350,000 ($5.318.120,50). El mismo Lamborghini también fue visto y fotografiado circulando recientemente por las calles de Córdoba, tiene el mismo número de patente del Lamborghini que fuera visto por las calles porteñas. La imagen de José Núñez que fue tomada en Córdoba coincide con la patente del vehículo que transitaba a menudo por las calles de Buenos Aires.

Hasta hoy, no había mucha información sobre la ola de los nuevos millonarios. La mayoría de ellos están haciendo su fortuna, trabajando desde sus casas, manteniendo el secreto de su creciente riqueza en grupos, foros y chats sólo para invitados privados. Se mantuvieron lejos del centro de atención y con un perfil bajo tanto como era posible para evitar que demasiadas personas se enterasen de su secreto para hacerse ricos. Sin embargo, Núñez, es una persona extrovertida, quien no sólo está comprando un auto costoso casi todos los meses, sino que además, estos autos están bañados en oro real. Como era de esperarse, se llevó la atención de todos, fue así que nuestro fotógrafo pudo capturarlo, mientras cargaba combustible en una estación de servicio de Buenos Aires, acompañado por una joven modelo, todo indica que al parecer Núñez está cumpliendo el sueño de cualquier argentino.