Resuelto el misterio de la isla fantasma del Pacífico sur

Un investigador neozelandés aseguró este lunes que el misterio de la “isla fantasma” del Pacífico sur, que aparece en los grandes atlas del mundo aunque no está en el lugar indicado, se debe a un error de los datos recopilados por un ballenero en 1876.

Esta isla se ve en un atlas digital de Google Earth, con el nombre de Sandy Island, en el mar de Coral, a medio camino entre Austraia y el territorio francés de Nueva Caledonia.

Isla Fantasma

El Times Atlas of the World, uno de los atlas de referencia, la identifica con el nombre de Sable Island (Isla de Arena).

Mapas marítimos también dan cuenta de su existencia, pero un equipo de científicos australianos que fue a buscarla este otoño no la encontró en el lugar que aseguran debería estar.

Shaun Higgins, un investigador del museo de Auckland, intrigado por esta historia, se ha puesto a investigar en los archivos.

“La isla fue mencionada por el ballenero Velocity”, declaró el investigador a la radio ABC. El capitán del barco habló de una serie de “grandes rompeolas” y algunos “islotes de arena”.

“Supongo que en la época repertoriaron un risco. Pueden haber repertoriado un arrecife que asomaba pensando que se trataba de un arrecife. Hay muchas posibilidades”, agregó.

“Lo que tenemos es un punto en el mapa, anotado en la época y desde entonces ha sido repetido y repetido”, concluyó.

Este caso de la isla fantasma ha sucitado un debate intenso en internet. En el portal abovetopsecret, un internauta asegura que según los servicios hidrográficos franceses, esta marca tendría que haber sido retirada de los mapas en 1979.

Un investigador neozelandés aseguró este lunes que el misterio de la “isla fantasma” del Pacífico sur, que aparece en los grandes atlas del mundo aunque no está en el lugar indicado, se debe a un error de los datos recopilados por un ballenero en 1876. La isla se ve en el atlas de Google Earth como Sandy Island.

Descubren la cueva de un Unicornio en Corea del Norte

El mundo está sorprendido por la declaración del estado coreano, que asegura que un grupo de expertos ha encontrado el lugar en donde un antiguo rey ocultaba “unicornios“.

lascaux, panel del unicornio en la sala de los toros
Panel del unicornio, en la sala de los toros, en la cueva de Lascaux (Francia).

Aunque los unicornios son considerados como criaturas míticas, las declaraciones del gobierno nor coreano, han dejado perplejos a más de un científico al publicar oficialmente que éstas legendarias criaturas podrían haber existido.

La agencia estatal de noticias oficial dice arqueólogos “confirmó” la existencia de una “guarida del unicornio” en Pyongyang, que fue utilizada alguna vez por un antiguo rey coreano.

La Agencia Central de Noticias de Corea informa de que los arqueólogos hicieron éste extraordinario descubrimiento cuando vieron una piedra rectangular tallada con las palabras “La guarida del unicornio”.

El informe cita a Hui Jo Sung, director del Instituto de Historia de Corea del Norte, explicando cómo el hallazgo concuerda con la información en los libros de historia del siglo 16. Él dice: “Los libros de la historia de Corea del frente con el unicornio, considerado para ser montados por el rey Tongmyong, y su guarida.

“El templo sirvió como palacio para el rey Tongmyong, en la que se encuentra la guarida de su unicornio.”

Se especula que el artículo es simplemente una broma del partido comunista chino o que tiene que ver con cuestiones políticas como afirmar la supremacía de Corea del Norte sobre su vecino del sur más próspero, ya que el descubrimiento de la guarida del unicornio “probaría” que Pyongyang era “una ciudad capital de la antigua Corea.

En general las noticias oficiales de un gobierno totalitarista son algo confusas y generalmente ambiguas. Por ejemplo, la biografía oficial del difunto líder Kim Jong-il, afirma que su nacimiento en la montaña Baekdu fue profetizada por una golondrina y anunciada con un doble arco iris y una nueva estrella en el cielo!… No queda más que decir!

La Piedra del fin del mundo de los Mayas

La enorme piedra tallada por los mayas alrededor del año 669 de nuestra era en el sureste de México, que tiene en vilo a media humanidad por una supuesta profecía del “fin del mundo” en diciembre próximo, relata en realidad la vida y las batallas de un gobernante.

La piedra del fin del mundo

“Los mayas tenían un concepto cíclico del tiempo, no se ocupaban del fin del mundo. Esa estela narra la vida y las batallas de un gobernante”, dice a la AFP el arqueólogo mexicano José Romero sobre el significado de esta piedra, que inspiró la catastrofista cinta ‘2012’, de Roland Emmerich, y la novela ‘El testamento maya’, de Steve Alten.

Fragmentada en seis trozos, repartidos entre México y Estados Unidos, la estela (piedra tallada) es conocida como el Monumento 6 de El Tortuguero, en el sitio arqueológico de Macuspana, Tabasco (sureste), del que se tuvieron los primeros registros históricos en 1915.

“No hay un registro sobre el hallazgo del Monumento 6”, explica Romero, experto en El Tortuguero y una de las voces autorizadas para hablar de la historia de esta y otras piezas que se exhiben en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, de Villahermosa, capital de Tabasco.

Esta piedra, que tenía una forma de ‘T’ pero que fue fragmentada y ahora está incompleta, fue rescatada en 1958 junto con otras piezas arqueológicas de El Tortuguero, localizado en una cantera y cuyas históricas piedras fueron utilizadas por décadas en la construcción de casas y carreteras. Continuar leyendo “La Piedra del fin del mundo de los Mayas”