Le Loyon, un misterioso ser que acecha en los bosques de Suiza

Durante la última década, muchas personas afirman haber sido testigos de una misteriosa aparición en los bosques de Suiza, vestido con un uniforme militar y con una máscara de gas que cubre todo su rostro. La extraña figura, conocida como “Le Loyon”, se dice que camina por la misma ruta todos los días a través de los bosques, formando parte del folclore local. Pero según los testigos, afirman haber escuchado susurros u extrañas voces que acompañan su aparición.

Le Loyon

Sin embargo, no había pruebas de su existencia hasta ahora. El mes pasado, el periódico “Le Matin” publicó la primera fotografía conocida del “hombre misterioso”, y ahora las autoridades está tratando de seguirle la pista. Pero, ¿se trata de una persona, o se trata de algo que va más allá de nuestra propia comprensión?

¿Quién es este misterioso ser?

Existen múltiples teorías sobre la identidad de la misteriosa aparición. La leyenda más popular es que detrás de la máscara de gas se encuentra a una mujer mentalmente inestable, quien busca compañía en el bosque. Otras historias hablan de un hombre que sufría de una enfermedad debilitante de la piel, que huyó al bosque en busca de consuelo, y quie se cubre con un traje militar y una máscara de gas. Pero otros cuentan que es la aparición fantasmal de un militar, quien se perdió en el bosque y murió mientras intentaba llegar a la civilización. Continuar leyendo “Le Loyon, un misterioso ser que acecha en los bosques de Suiza”

Viajes en el Tiempo – El curioso caso de Hakan Nordkvist

“Todo sucedió en la tarde del 30 de agosto. Era un día hermoso y me encontraba en mi camino hacia mi casa después de un día de trabajo en Färjestaden. Cuando llegue a mi casa encontré algo de agua en el piso de la cocina. Se trataba de una fuga. Fui por mis herramientas y abrí las puertas del fregadero. Y empecé a trabajar.

Viajero del tiempo

Cuando llego el momento de examinar las tuberías estas me parecieron algo más lejos de lo que recordaba. Tuve que gatear adentro del gabinete, y mientras más avanzaba mas descubría que el camino continuaba. Continúe gateando y avanzando cada vez más dentro del gabinete. Al final del túnel vi una luz, y cuando llegue allí, descubrí que estaba en el futuro. Me encontré conmigo mismo, una versión futura de mi pero con 72 años, el año era 2042. Le hice muchas preguntas para verificar si realmente era yo. Lo raro era que él conocía todo sobre mí: Donde escondía mis cosas cuando estaba en primer año, y cuál fue la puntuación en el partido de futbol contra Växjö Norra en el verano de 1988. ¡Él lo sabía todo! Continuar leyendo “Viajes en el Tiempo – El curioso caso de Hakan Nordkvist”

“El remache de oro”; La leyenda del puente carretero de Río Cuarto

La construcción del puente del Río Cuarto, en la ciudad homónima localizada en el centro de la provincia de Córdoba, se inició en el año 1911, y se completó un año más tarde. Hasta ese momento, si la gente quería cruzar el río Cuarto debía pasar por un vado de arena bastante precario que cuando llegaba alguna creciente quedaba totalmente sumergido bajo las aguas. O sobre los rieles y las tablas de un puente ferroviario que había sido construido algunos años antes.

Puente Carretero Rio Cuarto

Según señalan algunas fuentes, en 1985 el Gobierno de la provincia se encargó de la construcción del puente carretero de la ciudad de Río Cuarto, no obstante, por esas cosas que tiene la política y sus proyectos, la construcción nunca se llevó a cabo.

Pasaron cerca de 18 años para que, el intendente de Río Cuarto de aquél año, Alfredo Boasi, retomara aquella cuestión, enviándo una carta al Ministro de Obras Públicas de la Nación, en donde transmitía la enorme urgencia de la ciudad de contar con un puente que comunicara más rápidamente los dos sectores del municipio que dividía el río, ya que el mismo, dejaba completamente separadas la planta urbana de la ciudad del resto del municipio hacia el norte, quedando a este rumbo un núcleo de población importante. Por aquellos años, las frecuentes crecientes mantenían completamente incomunicados a los dos sectores de la ciudad, incluso por varios días.- Continuar leyendo ““El remache de oro”; La leyenda del puente carretero de Río Cuarto”

“La mujer del angelito” Una leyenda urbana de Córdoba

Los cocheros que hacían el recorrido entre Alta Córdoba y el Centro contaban con singular espanto terribles versiones que les sucedía a la vuelta al bajar por la avenida Roque Sáenz Peña. Decían que una mujer enlutada a la cual no se le veía la cara marchaba por los rieles en pos del tranvía llevando en sus brazos un pequeño ataúd sobre el cual había un candelero con velas de sebo. Adquirió tanta popularidad esta aparición que en las noches invernales se interrumpió por completo el trafico de peatones y los pocos vehículos que se animaban a pasar por la zona lo hacían acompañados por otro, nunca solos”.

imagen de epoca

Así, el 1º de enero de 1926, en una larga evocación sobre la Córdoba de finales del siglo XIX, La Voz del Interior recordaba a la todavía fresca “Mujer del angelito”. La bajada de Alta Córdoba, como se la conocía en tiempos de la aparición paso a ser señalada como la “Bajada del angelito muerto”. El barrio hacia poco que se había incorporado a una ciudad que, ya saturada en los alrededores de la plaza San Martín, se atrevía a subir a los altos. La estación de trenes del Ferrocarril Belgrano fue un punto de atracción.

La evocación del diario sostiene que el fantasma desapareció al instalarse en el barrio el R13 de Infantería, aquel cuerpo de artilleros que peleo en la intentona revolucionaria radical del 4 de febrero de 1905.
Pero para Azor Grimaut, en su libro Duendes en Córdoba, aun hasta 1915 se hablaba de la “Mujer del angelito”. Entonces, los niños pequeños fallecidos eran tenidos como angelitos y sus velorios eran toda una tradición festiva, celebratoria. Para ellos, los féretros se pintaban de blanco y ese era el color del cajoncito que transportaba la mujer.

Cuenta Azor Grimaut: “El viaducto ferroviario, de noche parecía un enorme bostezo interminable. A los dos lados de la bajada se levantaban como murallones los cortes de las dos grandes barrancas de greda y arena colorada. El transito de vehículos, especialmente pasadas las 11 de la noche, no era nutrido, aunque de tarde en tarde la sensación de que intentaba iniciarse, cuando el tranvía a caballo, mas popularmente conocido como “la carreta”, trabajosamente , por el agotamiento de las bestias, iniciaba su ascenso en dirección al norte. Mayorales y cocheros difundieron la versión (de la Mujer del angelito), que no dejo de preocupar hondamente a los supersticiosos, de que, regresar, siempre en el ultimo viaje cuando nadie -aparte de ellos- ocupaba el vehículo, se aparecía, corriendo por el terreno existente entre los rieles, delante de los caballos, una mujer de traje oscuro -quizás negro-, llevando en brazos un cajón fúnebre de angelito…”

El fantasma, según la versión, se deslizaba de acuerdo a la velocidad del tranvía y finalmente a corta distancia del viaducto antes citado desaparecía como desvaneciendose.

Las leyendas de los subterráneos de Nueva York

Nueva York, la ciudad más cosmopolita del mundo, guarda entre sus múltiples secretos varias leyendas urbanas a medio camino entre la realidad y la ficción, cuya falsedad o certeza, probablemente jamás será desvelada. Una ciudad, que, como tragaperras.org , fue evolucionando y creciendo en prestigio y popularidad.

subterraneos de nueva york

La mayoría de estas leyendas urbanas están vinculadas directamente a la red de metro de la ciudad y a la complejidad de su intrincado laberinto, con diversas construcciones en su trazado desde 1904, que han dado lugar a un entramado formado por corredores, túneles y vías abandonadas, en los que el imaginario popular sitúa estas fabulosas fantasías.

La leyenda más celebre de todas es aquella que afirma que en los subterráneos adyacentes al metro viven los denominados “hombres topo”, una población con organización social propia y autónoma proveniente de los vagabundos y marginados que habrían establecido allí su sistema de  vida autóctono y alejado de la civilización. Según la leyenda, estos hombres topo habrían construido en el subsuelo sus propias familias formadas por niños albinos, con ojos de color rojo que jamás salen al exterior ni reciben la luz del sol y que se alimentan de ratas.

Otra de las leyendas urbanas más famosas es la que asegura que las alcantarillas del metro de Nueva York están repletas de cocodrilos y caimanes mutantes. El origen de esta leyenda proviene de los años treinta en que se puso de moda adquirir en Florida pequeñas crías de estos animales que al crecer, eran arrojados por sus dueños al inodoro dando lugar a la aparición de en el alcantarillado de una nueva especie genéticamente alterada y deforme.

¿Realidad o ficción?. Nunca lo sabremos, pero lo cierto es que existe, al menos, una indudable base real en estas historias, lo que añade a las mismas un toque inquietante.

Descubren que un “hombre lobo” atendía el almacén de un pueblo de Misiones

Durante años fue un secreto que mantuvieron los pobladores de la pequeña localidad de Santa Inés, ubicada al noroeste de la provincia de Misiones. Pero el secreto se rompió y ahora todos saben la verdad: un hombre lobo vivió en ese lugar durante muchos años con el permiso de todos los pobladores.

El hombre lobo

Se dice que este hombre, Santos Luna, a quien todo el pueblo conocía como Don Pancho, manejaba un almacén de ramos generales y que el secreto se mantenía por un pacto implícito que consistía en algo muy simple: el lobizón debía alejarse lo más posible de la zona durante las noches en que se transformaba para que los vecinos no sufrieran situaciones violentas. A cambio, el pueblo le aseguraba no contar su secreto.

Al menos así contó la historia Ramón Martínez, oriundo del pueblo de Misiones pero que desde los 13 años vive en la localidad de Rafael Castillo, en la provincia de Buenos Aires, donde se casó y tuvo tres hijos.

Según Martínez, “para todo el pueblo era normal que estuviera allí. Todos sabíamos que él era lobizón, y él sabía que nosotros conocíamos su problema. Era realmente un pacto, y estábamos todos acostumbrados“. Continuar leyendo “Descubren que un “hombre lobo” atendía el almacén de un pueblo de Misiones”

Lugares Misticos : Las Leyendas de Vysehrad

Si Praga es un baúl de arte e historia, la colina de Vysehrad es la llave de todos sus secretos.

Lugares Misticos : Las Leyendas de Vysehrad

El diablo, san Lucas, san Longino, un cementerio vivo, treinta y cuatro fantasmas, y mil leyendas más que forman parte de la más enraizada tradición del país…

La mítica princesa pagana, Libuse, hija del padre de la patria checa, Cech, eligió una colina sobre la que se divisa el río Moldava y lanzó una profecía que perdura aún entre la tierra y el cielo de la eterna Praga: “Aquí nacerá una ciudad cuya fama y gloria llegará hasta las estrellas”. Así fue y así lo cuentan las leyendas checas. Pero en realidad, entre aquellas rocas, nació también uno de los lugares más enigmáticos y simbólicos que hay en toda Europa: Vysehrad. Quizá sea difícil entender la historia de este lugar sin pasear entre sus calles y árboles, sin divisar su iglesia negra y su “jardín” de tumbas, pero se trata del decorado adecuado para divagar entre los dos mundos. Libuse, el inicio de esta historia, marcó el enclave de una fortaleza que ha sido testigo de luchas de poder, morada de monarcas y escenario de cruentas batallas en las que el objetivo era asegurar el control de un bastión estratégico en las guerras checas.

La muerte se ha abierto paso entre sus murallas y ha dado lugar a diferentes leyendas. Cuentan que en lo que parecen ser los restos de una atalaya medieval, conocida como el Baño de Libuse, era donde la princesa alternaba con sus amantes, que una vez usados eran arrojados al río. Dicen también que entre sus rocas duerme un ejército de hidalgos que volverá de nuevo a la vida portando sus armas cuando la nación checa esté en peligro. Una vez al año, un león sale de la roca y lanza un fuerte rugido a modo de advertencia sobre la necesidad de auxilio. Al no recibir respuesta, el animal vuelve a su sueño eterno y con él, el ejército de hidalgos que, entre otros, está integrado por todos aquellos que perecieron debajo de la enigmática roca, ahogados en el Moldava.

No es la única leyenda que habla de espectros en este lugar. Exactamente son treinta y cuatro los fantasmas que dicen que moran en la fortaleza. Muchos escritores checos han escrito sobre estos relatos que forman parte de la cultura de la ciudad. Popelka Biliánova, editó un libro que se titula Los cuentos de Vysehrad. Nadie conoce como ella los secretos de la colina, ya que en su tiempo libre subía a su cementerio a cuidar y deambular entre sus tumbas. Su extraño carácter, dicen, quedó plasmado en sus relatos. De entre los treinta y cuatro espectros de la colina, los checos hablan de veinte damas blancas, entre ellas la princesa Libuse. Continuar leyendo “Lugares Misticos : Las Leyendas de Vysehrad”

El Experimento del Ruso del Sueño

Un experimento del terror que se llevó a cabo en Rusia a finales de los 40´s. Aunque poco se conoce de este terrible acontecimiento, se logró saber los eventos más terribles de éstos investigadores.

experimento ruso del sueño

Durante 15 días los investigadores mantuvieron despiertos a 5 personasusando un estimulante a base de gas. Aunque ésto se escuche como un crímen, los investigadores tenían monitoreado y mucho cuidado con el uso del gas dentro de estas cabinas para evitar algún accidente.Tuvieron que usar cámaras y micrófonos para monitorear cada cosa que los experimentados hicieran en el experimento del sueño ruso.

Dentro del cuarto habían libros, cobijas, agua, luz, baño y suficiente comida. Lo que no se permitió para nada fueron camas, para evitar que los participantes pudieran dormirse. Pero los sujetos a prueba no eran personas común y corriente, ellos eran prisioneros políticos y de guerra declarados como enemigos del estado durante la segunda guerra mundial. Del sueño ruso.

Todo estuvo bien por los primeros 5 días; Los sujetos rara vez se quejaban después de que se les había prometido su libertad si aceptaban tomar parte de la prueba y no dormir por 15 días. Sus conversaciones y actividades fueron monitoreadas y los científicos notaron que conforme pasaba el tiempo, ellos hablaban sobre incidentes traumáticos de su pasado.

Después de esos 5 días los sujetos a prueba comenzaron a sufrir de paranoia severa, pues comenzaban a platicar sobre los sucesos que los habían llevado a ésta situación. Se mostraban extraños pues días después dejaron de hablar entre ellosy ,murmuraban cosas extrañas en los micrófonos. Poco a poco éstas 5 personas empezaron a traicionarse entre ellas pues creían que de ésta manera les ganarían y lograrían salir.

Cuatro días después, uno de ellos comenzó a gritar por todo el cuarto, las veces que lo hacía continuamente era por 3 horas, se callaba y hacía lo mismo. Después de hacer eso, sólo podía gritar una sola vez y ocasionalmente. Se creía que se había lastimado las cuerdas vocales por eso dejó de gritar. Lo más extraño fue la forma en como sus compañeros reaccionaron, pues no hacían nada al respecto por el comportamiento, como si no estuviera ocurriendo nada.

Fue cuando un segundo prisionero tomó la misma actitud del primer prisionero gritando por todo el cuarto. Dos de los prisioneros tomaron los libros llenando las hojas con heces y las colocaban sobre las ventanas del cuarto. Después de esto todo se calmó en la habitación. Pasarón 3 días y los investigadores estaban sorprendidos pues no había ningun ruido, creían que los micrófonos estaban descompuestos, hasta llegarón a pensar que estaban muertos.

Para checar los micrófonos decidieron entrar para revisar que nada estuviera fallando. Para mantener en calma a los reclusos dijeron por el interfón que entrarían a revisar los micrófonos que se acostaran con las manos sobre el piso y que no se movieran, de lo contrario se les dispararía. Para la sorpresa de los investigadores la respuesta de los reos fue muy extraña pues después de su anuncio ellos dijeron: “No queremos ser liberados”. Continuar leyendo “El Experimento del Ruso del Sueño”