La amenaza del zika en EEUU se amplía tras impactante descubrimiento

Larva de Aedes

La amenaza del virus zika, y de sus ominosos efectos potenciales, como la microcefalia en bebés nacidos de madres que contrajeron la enfermedad durante el embarazo, ha causado inquietud en amplias zonas de América Latina, y también en Estados Unidos.

Larva de Aedes

Una larva del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus zika. (AP)

Pero un reciente hallazgo podría expandir sustancialmente los riesgos de una difusión del virus zika en Estados Unidos, más amplia que lo que se había previsto y por ende con más personas potencialmente expuestas a sus efectos. Continuar leyendo “La amenaza del zika en EEUU se amplía tras impactante descubrimiento”

Chikungunya, un virus sin cura que se propaga por América

El virus de chikungunya, causante de “la enfermedad que te retuerce”, se ha expandido por la mayor parte del continente americano en poco más de 6 meses. ¿Qué conviene saber de esta amenaza sin cura?

Chikungunya

El virus fue detectado por primera vez en Tanzania en 1952, pero llegó a América Latina y a EE.UU. apenas este año. La enfermedad, hasta hace poco desconocida para los americanos, suscita muchas preguntas: ¿Como protegerse del virus? ¿Cómo saber si nos hemos contagiado del virus? ¿Cómo es de peligroso?

El contagio de este virus no se produce directamente de humano a humano, sino a través de mosquitos de la especie Aedes albopictus y Aedes aegypti o zancudo patas blancas. Aún no existe vacuna contra el virus, así que la única manera de protegerse es combatiendo a los mosquitos que la portan.

Después de la picadura, los síntomas de la enfermedad pueden manifestarse al cabo de 4 y hasta de 8 días. Normalmente la enfermedad dura entre 2 y 12 días, aunque su consecuencias pueden prolongarse durante 2 años.

En raras ocasiones el virus causa la muerte, pero sus síntomas son muy dolorosos. Se asemejan mucho a los del dengue incluida fiebre alta, severa cefalea, dolores articulares y musculares, fatiga y malestar. No obstante, el dolor es “mucho más intenso y localizado en las articulaciones y los tendones”, según la OMS, informa el diario ‘El Nacional’.

El virus es incurable, pues hasta la fecha no existe ningún medicamento para tratarlo. Su tratamiento consiste en aliviar los síntomas con paracetamol (acetaminofén). Los medicos recomiendan a los afectados por el virus que ingieran muchos líquidos, así como reposo.