La Mansión de Amityville

112, Ocean Avenue

El 112 de Ocean Avenue es la dirección de una gran casona cuyo pasado está colmado de misterios y sucesos sobrenaturales. Está localizada al sur de Long Island y a unas veinte millas de la ciudad de Nueva York, en la localidad de Amityville. Durante muchos años ha estado deshabitada, por la increible historia que gira en torno a ella. Desde un cementerio Indio hasta el caso poltergeist que diera origen a una novela de Terror, pasando por un asesinato múltiple, sin lugar a dudas éste sitio representa uno de los lugares más enigmáticos y macabros de Estados Unidos.

La Historia de la Mansión.

El terreno fue inicialmente utilizado por los indios nativos shinnecocks para dejar allí a los locos, a los moribundos y a los enfermos. Se los abandonaba en éste lugar aprisionados, hasta que morían de hambre y de sed. Luego se les enterraba allí mismo, originando así una especie de cementerio de los condenados. Esa costumbre perduró por siglos.

Hacia finales del siglo XVII, los colonizadores se apropiaron del territorio. La primera extructura construida en el lugar fue una pequeña casa que contaba con un sótano, y más tarde se construyó el resto de la casa, siendo ésta de origen colonial holandés. El dueño era John Catchum o Ketcham, quien había sido expulsado de Salem, Massachussets, por practicar la brujería. Una vez en la mansión, Catchum, había continuado llevando a cabo ritos satánicos, con sacrificios que incluían animales y hasta niños, según los rumores. Cuando murió, fue enterrado en los terrenos de la casa y esta fue quemada. Continuar leyendo “La Mansión de Amityville”

El asesino del Zodiaco.

asesino del zodíacoEl Asesino del Zodiaco fue un asesino en serie que actuó en California del Norte durante 10 meses desde finales de los años 60. Él mismo eligió su nombre en una serie de cartas amenazantes que envió a la prensa hasta 1974. En sus misivas incluyó cuatro criptogramas, de los cuales tres todavía no han sido descifrados.
El Zodiaco, como él mismo se denominaba, asesinó a cinco víctimas conocidas en Benicia, Vallejo, Lake Berryessa, y San Francisco entre diciembre de 1968 y octubre de 1969. Atacando a cuatro hombres y tres mujeres entre las edades de 16 y 29 años los cuales fueron los elegidos.
La identidad del asesino sigue siendo una incógnita. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación “inactiva” en abril de 2004 y reabrió el caso en marzo de 2007. Fuente [Wikipedia]