El Cosmonauta Perdido y el Fenómeno OVNI

Hay quienes creen que en algún lugar de la vasta oscuridad del espacio, cerca de nueve mil millones de millas del Sol, el primer ser humano está a punto de cruzar la frontera de nuestro Sistema Solar en el espacio interestelar. Su cuerpo, perfectamente conservado, se congela a -454ºF; su diminuta cápsula en el inconmesurable silencio navegando lejos de la Tierra a 18.000 kilómetros por hora durante los últimos 45 años. Él es el cosmonauta perdido, cuyo cohete subió y, en lugar de volver a la tierra, simplemente siguió adelante. Es lo último en leyendas de la Guerra Fría: que en los albores de la era espacial, a finales de 1950 ya lo largo de la década de 1960, la Unión Soviética tenía dos programas espaciales, uno un programa público, el otro “oculto”, y mucho más audáz ya que muchas veces se intentaron misiones francamente suicidas.

astronauta perdido

Youtubes Stargazer publicó un video interesante en cuanto a lo que se conoce como los cosmonautas perdidos o Phantom. Es su afirmación de que tienen un video con uno de estos supuestos cosmonautas perdidos diciéndole al mundo lo que sabe sobre el fenómeno OVNI. Continuar leyendo “El Cosmonauta Perdido y el Fenómeno OVNI”

Carrera Espacial : El extraño caso de Josef Petrenkov

Mucho se ha hablado sobre la carrera espacial, que fue la época cuando los Estados Unidos de América y la Unión Soviética competían por la conquista del espacio. Se ha hablado del satélite Sputnik, del cosmonauta Yuri Gagarin, del primer hombre en la luna… Sin embargo, considero que los sucesos de los que nadie habla son los más interesantes. Tal es el caso de Josef Petrenkov.

El lado oscuro de la luna

Era el año 1968, las grandes potencias mundiales estaban en su apogeo tanto económica como tecnológicamente. Los avances de la ciencia habían permitido al hombre realizar hazañas que en otras épocas sólo en sus sueños y fantasías se podían realizar. En ese entonces Estados Unidos se preparaba para llevar al primer hombre a la luna. A pesar del grado de confidencialidad que se manejaba en el desarrollo de la misión, éste no fue suficiente para evitar que la inteligencia secreta de los soviéticos se enteraran de sus planes. Los soviéticos, naturalmente, querían estar un paso adelante de los norteamericanos, y en absoluto secreto pusieron en marcha una de las misiones más ambiciosas hasta la época, la cual consistía en lanzar un vehículo espacial tripulado por dos cosmonautas que orbitaría la luna por cuarenta y ocho horas.

El objetivo de la misión era tomar mediciones del satélite natural permitiéndoles llevar a cabo un alunizaje meses antes de la gran potencia del oeste. Así entonces, en el mes de octubre de 1968, despegó desde un aeródromo en Kazajstán un cohete Soyuz. Sus tripulantes eran los cosmonautas Ivan Pavelovich y Josef Petrenkov. La misión marchó de acuerdo a lo planeado durante las primeras cuatro fases, pero es debido a lo ocurrido durante la quinta fase —orbitar alrededor de la luna por dos días terrestres— que los soviéticos negaron la existencia de la misión. Aunque las probabilidades de fracaso en este tipo de expediciones son muy altas, nadie imaginaba que lo que estaba a punto de ocurrir sería tan extraño, al grado de que la unión soviética no planearía una misión cerca de la luna hasta después de cuarenta años. Continuar leyendo “Carrera Espacial : El extraño caso de Josef Petrenkov”

Los 3 tripulantes del Soyuz XI que aterrizaron muertos y sonriendo

El 30 de junio de 1971, la nave espacial soviética Soyuz XI puso a funcionar su sistema automático de aterrizaje, después de permanecer 24 días en el espacio. En la base se sintieron satisfechos a pesar de que en los últimos minutos habían perdido contacto con los astronautas: Dobrovoisky, Vlokov y Patsayev. En ese momento comenzaría uno de los misterios más comentados de los años 70.

Tripulantes del Soyuz XIA pesar de haber perdido el contacto al atravesar la ionosfera, no había por qué preocuparse pues la nave estaba aterrizando según lo previsto. Pero cuando los técnicos abrieron la portezuela de la astronave vieron que los tres tripulantes sonreían, pero ninguno se movió ni levanto la mano para saludar. Todos estaban muertos. Entonces comenzaron las hipótesis para intentar aclarar porque los 3 estaban muertos pero sin ninguna deformación ni rasgo de haber pasado miedo durante el aterrizaje. Primero se le echo la culpa a la descompresión, pero la autopsia no revelo hemorragias internas. Otros sugirieron una trombosis o el pánico que condujo a un paro cardiaco, al pensar los astronautas que se estrellaban sin remedio, pero la sonrisa de sus rostros era un enigma.

Vlokov-Patsayev-Dobrovoisky

Pero el último diálogo entre los cosmonautas y la Tierra da motivos para pensar en otra posible hipótesis.

“Aquí Yantar – dijo Dobrovolski – todo va perfectamente a bordo. Estamos en plena forma. Preparados para el aterrizaje. Ya veo la estación. Brilla el sol.”

“Hasta ahora Yantar – respondió el control en la Tierra – Pronto nos veremos en la Patria.
“Inicio maniobra de orientación”.

Según todas las apariencias, estas fueron las últimas palabras registradas. Si hubo algo más, las autoridades soviéticas no quisieron revelarlo. No obstante subsiste un misterio, aún cuando un fallo técnico determinara una descompresión de la cápsula. Continuar leyendo “Los 3 tripulantes del Soyuz XI que aterrizaron muertos y sonriendo”

El primer Hotel Espacial abrirá sus puertas en 2016

Rusia anunció que el año 2016 estaría habilitado el primer hotel espacial, el que contaría con una capacidad para siete personas y un plan de alojamiento de cinco días, con un costo a partir del medio millón de dólares.

La Empresa Orbital Technologies, estaría construyendo el hotel cuyo diseño contempla grandes vistas a la Tierra a través de ventanas localizadas estratégicamente y que además permitirán al turista espacial apreciar la inmensidad del espacio.

El hotel, dividido en cuatro cabinas con capacidad para siete personas, estará ubicado a más de 300 kilómetros de nuestro planeta y para llegar se deberá viajar dos días a bordo de una cápsula Soyuz.

Además, en términos prácticos, la comida ingerida en espacio será preparada en la Tierra y calentada en la denominada Estación Espacial Comercial. Estará prohibido el alcohol y, aprovechando la ingravidez, los visitantes pueden elegir las camaras verticales u horizontales.

La Carrera por el primer Hotel Espacial

Por su parte, la Empresa española Galactic Suite, aseguró que está desarrollando un proyecto global de turismo espacial y que para cuando el primer Hotel espacial comience a funcionar, estará en condiciones de ofrecer paquetes turísticos a precios razonables!!!.

El precio: Tres millones de euros por solo tres días. El viaje, que se podrá reservar a partir del año 2012 en la web de Galactic Suite, incluye además 18 semanas de preparación en una isla del trópico para entrenar al turista en su experiencia en el espacio, en un archipiélago al que podrá viajar con su familia.

Experimentos científicos

Para completar la oferta, los turistas que decidan pasar unos días en órbita también podrán participar en experimentos científicos, según el portavoz de la Empresa, quien ha asegurado que ya se han iniciado contactos con varias entidades científicas interesadas en aprovechar el estado de ingravidez del recinto para sus proyectos.

Burán : El transbordador ruso, en un basural

Miren lo que encontraron en Rusia en un basural cercano a Moscú. El trasbordador que hicieron en URSS (Burán, “ventisca”) una copia de los norteamericanos y que al entrar la URSS en una crisis terminal, se abandonaron las misiones que ese prototipo y otras realizarían.

También es un contrasentido, que las cápsulas que la antecedieron se siguen usando, e incluso reemplazando a los transbordadores americanos que se desafectan.

Nos demuestra hasta que punto se ha retrocedido con los trabajos “oficiales” en el plano espacial.

Increíble además, que no haya un Museo que guarde la nave completa, como la que muestra la imagen siguiente:

Como se puede ver, el parecido es notable, aunque era más chico que el transbordar americano y con tanques suplementarios de menor capacidad.

Hizo un solo vuelo espacial en el año 1988, posterior a los vuelos de la Columbia a la que se copió en los detalles generales.

Pese a los cortos resultados, las pruebas, los rediseños constantes y las fallas, lo hicieron por lejos el más oneroso de todos los proyectos espaciales soviéticos, hasta la actualidad.