Chand Baori: El templo de los mil escalones

El Chand Baori es uno de los primeros baoris construidos en Rajastán. Los baoris son pozos en forma de tronco de cono invertido con varias terrazas unidas por tramos escalonados.

Chand Baori - El templo de los mil escalones

Es uno de los más profundos y más grande de la India. Fue construido en el siglo IX , de planta cuadrada tiene 3500 pasos estrechos en 13 niveles escalonados y con mas de 30 metros de profundidad. Uno de los lados esta formado por templos y habitaciones que servían a los rituales y a los servicios del pozo. Se utilizaban tanto por motivos religiosos como para abastecerse de agua en invierno, la época seca.

La leyenda dice que fue construido en una noche y que tiene tantos pasos para que sea imposible que alguien recupere una moneda caída en el fondo del pozo. Su imagen parece sacado del mundo imaginario, de esas figuras imposibles de M. C. Escher.

Está rodeado en la planta superior por una galería con arcadas. La entrada se halla en el lado norte, donde hay una balconada y los santuarios, donde había varios templos con imágenes de Ganesa y Mahishasuramardini, o Durga, que actualmente se adoran en una pequeña capilla situada a la entrada del baori. Continuar leyendo “Chand Baori: El templo de los mil escalones”

Un pedido de auxilio oculto en un adorno chino

Todos tenemos en la mente la imagen del naufrago que pide auxilio poniendo un mensaje en una botella y arrojándolo al mar. Quizás alguien de con él algún día… o tal vez no.

Carta de un trabajador chino

Una historia similar le ocurrió a una mujer de Oregon, EEUU, pero esta vez no era una botella, si no la caja de un adorno de Halloween.

Julie Keith, de 42 años, al abrir una producto comprado en Kmart, la cual consideró donar, halló el mensaje de auxilio de un trabajador chino oculto entre sus piezas, el cual decía lo siguiente:

“Si de casualidad usted compra este producto, por favor entregue esta carta a Derechos Humanos. Cientos de personas aquí son víctimas de una persecución”.

“Las personas aquí trabajan 15 horas al día, sin descansos ni sábados ni domingos o en días festivos. De otra manera, ellos sufrirán tortura, castigos y ofensas. Y casi ningún pago (10 yuans al mes -poco más de un dólar y medio-)”.

Keith quedó paralizada con la revelación. Así, que decidió publicar una fotografía de la carta en Facebook para que el mensaje se difundiera.

Sin embargo, aquel texto sin firma, escrito en inglés y chino, ha desatado suspicacias.

“No estamos en posición para confirmar la veracidad o el origen del documento” afirmó para Sophie Richardson, directora de Human Rights Watch en China. Pese a ésto, Julie está convencida de la autenticidad del SOS según declaró a Fox News.

Por su parte, Sears, propietario de Kmart, asegura que también está investigando el suceso. Pese a todo, el artículo, fabricado en la unidad 8 departamento 2 del campo de Masanjia en Shenyang, China, ha abierto la puerta a un misterio que aún no tiene respuesta.