El carnicero de Kampala

Uno de los más crueles dictadores del siglo XX, gobernó Uganda con mano de hierro de 1971 a 1979. Medio millón de ugandeses fueron asesinados durante su régimen. Fue caníbal confeso, admirador de Hitler e impuso la “sharía” (ley jurídica musulmana) obligatoria a toda la nación.

El carnicero de Kampala

Idi Amin Dada, también conocido como “Big Daddy”, es el hombre que impuso un régimen de terror en Uganda durante la década de los 70. Todos los que osaron mostrarse en su contra murieron asesinados. Su legado fue un país sumido en el caos y la miseria.

Ni siquiera está clara en sus biografías la fecha de su nacimiento, entre 1925 y 1928. La leyenda habla de una no muy feliz infancia, del abandono del padre, un campesino, y de una madre estrechamente relacionada con la brujería. Su nacimiento en el seno de una familia sin recursos de una región pobre, cerca de Sudán, le condenaba a un destino poco deseable. A menos que optara por la vida militar. Al principio, su historia no se diferenciaba mucho de la de otros soldados africanos: corpulento, prácticamente analfabeto, maleducado, siempre dispuesto a obedecer órdenes de sus superiores.

Dentro del Ejército consiguió suscitar admiración, proclamándose en diez ocasiones campeón nacional de boxeo en la categoría de pesos pesados. Cuando Uganda consiguió, en 1962, la independencia de Gran Bretaña, era un oficial de las Fuerzas Armadas, que había servido en el Ejército británico, en el Cuarto Regimiento de Fusileros Reales de África, a finales de la II Guerra Mundial. Y ya había demostrado que los métodos que utilizaba para conseguir sus fines eran brutales.

Idi Amin Dada

Amin llegó al poder en 1971 con un rápido y sangriento golpe contra el presidente Milton Obote, de cuyo Gobierno fue jefe del Ejército. Aprovechó la ausencia del mandatario, en una reunión de la Commonwealth que se celebraba en Singapur, para derrocar a aquel que nueve años antes había hecho lo mismo con el Rey Mutesa. El cambio de Gobierno fue visto en los primeros días con alivio y causó una sensación de liberación. El nuevo Gabinete recibió incluso el reconocimiento de Londres, deseoso de ver instaurada una democracia. Pero el engaño no fue duradero y las promesas no se cumplieron. “Big Daddy” se erigió en verdugo de su propio pueblo hasta abril de 1979, imitando a su predecesor, que había asumido todos los poderes y derogado la Constitución para construir una a su medida. Continuar leyendo “El carnicero de Kampala”

La condenan a recibir cien latigazos y a morir lapidada

El grupo feminista FEMEN ha expresado este jueves su preocupación tras la ‘fatua’ –pronunciamiento legal no vinculante en el Islam– emitida por el imam tunecino Adel Almi solicitando que la joven Amina Tyler sea latigada en cien ocasiones y lapidada hasta la muerte por publicar una foto en Facebook en la que aparece desnuda de cintura para arriba.

protesta Islam

“Los islamistas radicales tunecinos, representados por Adel Almi, desean la muerte por lapidación de una joven tunecina que se tomó una foto desnuda y la subió a Facebook para respaldar al movimiento FEMEN”, ha indicado el grupo a través de un comunicado en dicha red social.

En el mismo, especifica que Tyler, envió una foto a FEMEN el 26 de febrero para apoyar al grupo en la que aparece en ‘topless’ y con el lema ‘A la mierda la moral’ pintado en su cuerpo. Posteriormente, publicó una segunda foto en la que se puede leer ‘Mi cuerpo me pertenece y no representa el honor de nadie’.

En respuesta, Almi emitió su ‘fatua’ condenatoria y afirmó que Tyler “quería destacar y llamar la atención posando desnuda”. “Esto significa que ya no tiene nada que perder y no puede ser consciente de la sacralidad de la mujer. Estas situaciones han de ser reprimidas para evitar eventuales catástrofes”, agregó.

Si bien la ‘fatua’ es un edicto no vinculante a nivel legal y no implica una condena administrativa, sí podría provocar que toda persona que se adhiera a su texto la utilice como justificación para llevar a cabo el castigo impuesto por Almi.

El imam es una figura controvertida que encabeza la Asociación Centrista de la Sensibilización y la Reforma y que en los últimos meses ha provocado varias polémicas. En septiembre argumentó que la poligamia es un buen medio para luchar contra el cáncer de útero, ya que, según su argumentación, “serían necesarios 130 días de abstinencia sexual para purificarse”.

FEMEN ha indicado que durante la jornada del jueves ha intentado contactar con Tayler “sin éxito” y ha mostrado su preocupación por la vida de la joven. Asimismo, ha denunciado “la islamización radical y la destrucción de los ideales de la Primavera Árabe”. “¡Las mujeres y su valor no cederán ante estos monstruos barbudos!”, ha remachado. Continuar leyendo “La condenan a recibir cien latigazos y a morir lapidada”