Video de un duende en Santa Fe, Argentina

Una extraña criatura aparece mientras la mamá filmaba a su hijo con el teléfono celular. Escalofriánte!

Misteriosa criatura en filmación casera

Este video fué grabado con un celular por Silvia en el año 2011. En el se puede ver claramente la aparición de un ser diminuto mientras grababa a su hijo jugando. Segun Silvia, este pequeño ser salio desde la cocina para escapar hacia el jardín, dejando a su paso un olor nauseabundo y una intensa descarga en su teléfono.

Desde siempre la familia observo que el niño jugaba y hablaba solo en su habitación y en los rincones de la casa a la hora de la siesta, pero nunca se habian preocupado porque pensaron que a su edad era algo normal.

En enero de 2011, Benjamin estaba jugando como siempre en el pasillo cuando Silvia noto un poco de nerviosismo en el y decidió tomar su celular para grabar su comportamiento cuando ve pasar “algo” corriendo en segundo plano. Pensó que se trataba de un simple ratón de campo, (muy comun en la zona)…pero luego al reproducirlo vio su real morfología y entro en pánico debiendo llamar a gritos a su vecino (el marido estaba trabajando).

Duendes y Hadas…

La idea sobre la existencia de los duendes y hadas, es común en las más diversas culturas. Éstos, son seres que cuentan con el don de poseer cierta magia y poderes. Los duendes, específicamente, son seres elementales de la Naturaleza. Y aunque son difíciles de contactar, muchas personas aseguran haberse encontrado en algún momento de su vida cara a cara con ellos. Son típicos habitantes del continente europeo, aunque no faltan quienes afirmen que también existen en Sudamérica.

En cambio, cuando nos referimos a las hadas, quizás no sepamos explicar el significado preciso del término, pero sí todos entendemos a qué nos referimos. Y nos guste o no, y para bien en la mayoría de los casos y para mal en algunos, los duendes y hadas están en este mundo con nosotros

Los duendes son seres de escasa y diminuta estatura; miden entre los treinta centímetros y un metro de altura. Su hábitat natural generalmente son los bosques, aunque algunos habitan en los jardines y los fondos de ciertas casas, propicias para ello. Ya que a estos simpáticos hombrecillos les agrada la compañía de los niños así como a las hadas(por su pureza de corazón), para jugar con ellos. Son de buen carácter; estando por lo tanto casi siempre de buen humor. Aunque también existen duendes malvados, capaces de hacerle daño a los humanos, si éstos los enojan. Por ese motivo es conveniente evitar ofenderles, por ejemplo: dudando de su existencia, de sus poderes o burlándose de su apariencia.

La anciana de los Duendes. Estado de México

Todos alguna vez hemos escuchado hablar de esas extrañas criaturas de minúsculo tamaño que nos roban los zapatos en la noche o nos juegan macabras travesuras en la oscuridad.

Existe un caso muy famoso en la localidad de Indeco Santa Clara (Estado de México), el cual nos relata la Sra. Romina Gutiérrez Lerdo, una anciana de 78 años de edad originaria del estado de Coahuila. La mujer afirma haber sido visitada desde su niñez por duendes que en un principio salían del cuarto contiguo a la habitación en la cual dormía, y que posteriormente al cambiarse de domicilio y hasta la actualidad los ve de vez en cuando salir del cuarto de baño ubicado en la segunda planta de su actual residencia. Sé que esto puede sonar a locuras de una anciana que ha perdido lucidez debido a su avanzada edad, pero gracias a algunos conocidos de mis padres logre ponerme en contacto con ella para poder escuchar de la fuente original la famosa historia de los duendes. Estas son las palabras de la Sra. Romina:

“Si, todavía me acuerdo como si hubiera pasado hace una semana, esas cosas no se te olvidan nunca. Fue una época muy difícil para mí, mis papas no entendían lo que me pasaba, me empecé a quedar toda flaca, y no quería comer por el miedo. Me acuerdo que todas las noches me despertaba en la madrugada por que los escuchaba salir del cuarto donde hacían las tortillas, eran como 5 o 6, y se reían, todos se reían, me quitaban las cobijas y se reían, yo me tapaba los ojos para no verlos, pero siempre la curiosidad me ganaba y los abría, estaban bien feos, eran como ancianos pequeños. “

La Sra. Romina me explico que al principio creyó que solo se trataba de un sueño o alguna alucinación suya, pero una noche logro confirmar que eran reales: Continuar leyendo “La anciana de los Duendes. Estado de México”