La Nueva y Misteriosa Pieza Maya

A mediados de 2012, el Gobierno de Mexico difunde una serie de piezas ancestrales pertenecientes a la cultura Maya, muchas de ellas, parecen sugerir objetos discoidales, seres con escafandras y de aspecto levemente humanoide asi como escenas del espacio.

Lo cierto es que entre aquellas piezas, una de ellas fue estudiada por Klauss Dona y Nassim Haramein llegando a sorprendentes conclusiones, la pieza en cuestión es la siguiente

Misterioso Disco Maya descubierto en 2012

Una de las distintas interpretaciones de la misteriosa pieza Maya:

dibujo disco maya interpretacion
El Sol, varios planetas, protuberancias solares y un extraño triangulo negro que inunda la parte central del sol.

Lo curioso de este “grabado espacial” es que solo se puede señir a lo que parece, y entre otras cuestiones, hay una misteriosa mancha negra con forma triangular que aparentemente produce el sol como se ha podido fotografiar por la NASA:

Misteriosa mancha en el Sol

Esa extraña formación aparece representada en la pieza maya y si observamos detenidamente, veremos que al interior del sol parece acceder una nave desde una mancha solar situada en uno de los dos ecuadores hiperdimensionales. Para los que no saben lo que es, les dejo un video que explica todo muy bien:

Alerta mundial por masiva Tormenta Solar

Los expertos dicen que el sol está llegando a un pico en su ciclo de actividad de 10 años, poniendo al Planeta Tierra en el período de mayor riesgo de tormentas solares.

Masiva Tormenta Solar

“Las redes de energía, las comunicaciones y los satélites podrían ser eliminados por una tormenta solar masiva en los próximos dos años”, advierten los científicos.

Mike Hapgood, un especialista en meteorología espacial del Laboratorio Rutherford Appleton cerca de Didcot, Oxfordshire, dijo: “A pesar de la rareza de éstos fenómenos, los gobiernos están tomando muy en serio estas cosas ya que cuando se producen, las consecuencias pueden ser catastróficas”.

Advirtió que las tormentas solares son consideradas en la actualidad, como sucesos de riesgo en los registros nacionales utilizados para la planificación de desastres, junto con otros eventos como los tsunamis y erupciones volcánicas.

La probabilidad de que una tormenta solar importante ocurra cada diez años es del 12%. Y casi del 100% de que se produzcan al menos una vez en un período de 100 años. La última gran tormenta Solar ocurrió hace más de 150 años.

La amenaza es el plasma cargado magnéticamente que expulsa el Sol en eyecciones de su masa coronal. Al igual que el estallido de grandes burbujas en la superficie solar, alguna de las cuales, envían millones de toneladas de gas a través del espacio. Estas ráfagas podrían engullir a la Tierra con una advertencia de tan sólo un día.

Además, éste efecto provoca tormentas geomagnéticas que literalmente puede derretir transformadores en las redes eléctricas nacionales.

Los satélites pueden ser dañados o destruidos y las comunicaciones de radio, incluyendo a aviones de pasajeros podrían ser eliminados.

Equipos de científicos de América del Norte y Europa monitorean las advertencias del sol las 24 Hs. Todos los días del año, y dirige a los gobiernos, empresas eléctricas y operadores de líneas aéreas.

En 1989, una tormenta solar fue la causante de derribar toda la red eléctrica de Quebec, Canadá, dejando a millones sin electricidad durante nueve horas.

El evento Carrington, fue el fenómeno más grande conocido en la historia de las erupciones solares. El astrónomo británico Richard Carrington observó una gran erupción solar que demoró tan sólo 17 horas para llegar a la atmósfera de la Tierra. El evento causó una aurora boreal que pudo ser vista hasta sectores más australes del Caribe.

Lluvia de cometas en el Sol

La Nasa anunció que su nave Soho, que estudia al Sol, fotografió una gran caída de pequeños cometas, posiblemente trozos de un gran cometa que se partió hace siglos.

La tormenta comenzó el 13 de diciembre y terminó el 22, según Karl Battams, del Laboratorio de Investigaciones Navales, ubicado en Washington, D.C. Durante esos días, el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) detectó 25 cometas que se zambullían en el Sol.

Los cometas que se zambullen en el Sol (alias “raspadores solares”, o “sungrazers”) no son algo nuevo. Usualmente el SOHO detecta uno de ellos cada varios días, cuando se zambulle en el interior del Sol y se desintegra a medida que el calor solar sublima sus volátiles hielos. Pero 25 cometas en apenas diez días… eso es una observación sin precedentes.

Los cometas, se calcularon como objetos de 10 metros

El coronógrafo-dispositivo que estudia la corona solar- de la nave espacial utiliza un disco opaco con el fin de bloquear el resplandor del Sol, produciendo de este modo un eclipse solar artificial y revelando durante el proceso objetos tenues que ningún telescopio en la Tierra sería capaz de distinguir. Todos los días, astrónomos aficionados de todas partes del mundo examinan las imágenes en busca de nuevos cometas. Desde el momento en que el SOHO fue lanzado al espacio, en 1996, se han encontrado más de 2.000 cometas de esta forma, lo cual constituye un verdadero récord para cualquier misión espacial.

Estos raspadores solares están relacionados entre sí. Los astrónomos los llaman “la familia Kreutz” en honor al astrónomo Heinrich Kreutz, quien durante el siglo 19 fue el primero en estudiarlos como grupo. En la actualidad, la referencia que se hace a esta familia de cometas se le atribuye a Brian Marsden (1937-2010), del Centro para Planetas Menores, de Harvard. Fue él quien analizó las órbitas de los cometas Kreutz y observó que probablemente se originaron cuando un único cometa gigante, que fue avistado en el siglo 12, se dividió en varios pedazos; tal vez se trata del Gran Cometa del año 1106.

Es interesante el proceso que este “fogoso” encuentro les depara a estos helados cuerpos, a medida que se acercan a la atmósfera del Sol.

Al principio, al elevarse la temperatura pasarán rápidamente sus diversas moléculas por los estados de sólido a líquido y luego a gaseoso, disgregándose y estallando.

Al elevarse mucho más la temperatura aparecen como elementos, no moléculas y luego ya directamente son plasma.

Los plasmas son gases calientes e ionizados. Los plasmas se forman bajo condiciones de extremadamente alta energía, tan alta, en realidad, que las moléculas se separan violentamente y sólo existen átomos sueltos. Más sorprendente aún, los plasmas tienen tanta energía que los electrones exteriores son violentamente separados de los átomos individuales, formando así un gas de iones altamente cargados y energéticos. Debido a que los átomos en los plasma existen como iones cargados, los plasmas se comportan de manera diferente que los gases y forman el cuarto estado de la materia.

En este estado ya constituyen parte de la materia de nuestro Sol.

(Algo similar nos puede acontecer-al planeta todo-cuando el Sol se convierta en gigante rojo y posiblemente nos engulla.)

por Manlio E. Wydler

Tormenta Solar en 2011?

En su estado más enojado, el sol puede emitir las mareas de la radiación electromagnética y la materia cargada conocidas como eyecciones de masa coronal o CMEs, emitiendo Burts electromagnéticas que podrían perturbar los satélites y otras tecnologías.

El próximo año será un año importante para el clima espacial, porque el sol se retira de un canal de baja actividad y se adentra en un período tan esperado y posiblemente destructivos de la turbulencia.

Muchas personas se sorprenderán al saber que el sol, en lugar de quemar con coherencia impecable, pasa por momentos de calma y la tempestad.

Sin embargo, dos siglos de observación de manchas solares – manchas oscuras, relativamente fresco en el rostro solar vinculados a poderosas fuerzas magnéticas – han puesto de manifiesto que nuestra estrella sigue un ciclo de aproximadamente 11 años de la conducta.

El último ciclo se inició en 1996 y por razones que no están claras ha llevado más tiempo de lo esperado hasta el final.

Ahora, sin embargo, hay señales cada vez más que el sol se está sacudiendo de su letargo y la creación hacia el “máximo solar”, o el clímax del ciclo, dicen los expertos.

“La última predicción de mira a mitad de camino alrededor de 2013 como la fase máxima del ciclo solar”, dijo Joe Kunches del Espacio de la NASA del Centro de Predicción del Clima.

Pero hay un largo período de alta actividad, “más como una temporada, con una duración de dos años y medio”, uno y otro lado del pico, advirtió.

En su estado más enojado, el sol puede hacer brotar las mareas de la radiación electromagnética y la materia cargada conocidas como eyecciones de masa coronal o CMEs.

Esta onda de choque puede tardar varios días en llegar a la Tierra. Cuando llega, se comprime el campo magnético del planeta de protección, liberación de energía visible en las latitudes altas como las auroras brillantes – la famosa Northern Lights y luces del sur.

Sin embargo, las CME no son sólo eventos bonita. Continuar leyendo “Tormenta Solar en 2011?”