La Esfera Negra de Ucrania.

Esta esfera, uno de los tantos objetos cuya existencia no tiene explicación, fue encontrada en una cantera ucraniana allá por 1975. Al trabajador que la encontró a 8 metros de profundidad le extrañó su forma por ser una “bola” de gran regularidad. Decidió romperla, pero solo consiguió desconchar un pedacito, suficiente para ver que el interior parecía de cristal. Finalmente pensó que su hijo le sacaría más provecho para jugar y se la regaló. Éste, no dándole importancia, la olvidó en el colegio, donde un profesor la observó detenidamente y creyó que podía tener algún valor científico.

Tras años en el museo de la localidad, cayó en manos de dos reputados investigadores, que la sometieron a varias pruebas para determinar su origen, composición y demás datos de interés. Llegaron a interesantes conclusiones: tenía apariencia artificial, unos diez millones de años de antigüedad, no era totalmente esférica (8,75 cm. el eje mayor por 8,47 cm. el menor, estaba un poco ahuevada) y lo más importante, la densidad de su núcleo era menor que cero, es decir, ¡su masa era negativa!.

Estos datos dieron a entender a lo científicos que podría tratarse de un objeto construido por una civilización anterior a la nuestra. Algunos se han atrevido a plantear que la esfera sea en realidad una “pila” de antimateria, utilizada como fuente de energía por no sabemos quién hace millones de años.

FUENTE: Crónicas del misterio, de Lorenzo Fernández Bueno.