Una lluvia de estrellas sobre sudamerica

Los habitantes del hemisferio sur podrán apreciar esta noche la fase más intensa de la lluvia de estrellas fugaces “Eta Acuáridas”, con una actividad esperada de unos 60 meteoros por hora.

lluvia de estrellas sobre sudamerica

La “lluvia” comenzó a manifestarse el 19 de abril y continuará hasta el 28 de mayo, pero el pico de actividad está previsto para la madrugada del lunes, informó hoy Sergio Toscano, director de Investigaciones Astronómicas y Espaciales de Misiones.

El astrónomo, que también dirige el observatorio “Padre A. Kolping”, contó que los meteoros se desplazan a velocidades cercanas a los 67 kilómetros por segundo (241.200 kilómetros por hora) y se pondrán incandescentes por la fricción de la atmósfera, produciendo un espectáculo de destellos y trazos humeantes de diversos colores.

El punto radiante o entrada de los mismos se producirá en cercanías de la Constelación de Acuario, que a partir de las 2.45 del lunes aparece en el horizonte del este.

Toscano consideró que aunque la Luna se encontrará muy próxima no afectará la visión, ya que estará en su faz menguante.

Para disfrutar de este fenómeno de estrellas fugaces el astrónomo sugirió buscar lugares alejados de la contaminación lumínica y no olvidar termo, mate y una cómoda silla plegadiza.

La fábrica de elementos

Hemos visto que en todo encontramos procesos cíclicos que derivan en producciones diversas.

En la Biología hay muchos ciclos que con ciertos intercambios de iones producen un número muy grande de sustancias, lejana o cercanamente emparentadas.

En la Climatología encontramos muchos ciclos de diversos elementos y moléculas.

En la Astronomía, hoy conocemos muchos procesos que se efectúan en las estrellas según sus masas y el estadio de su evolución.

Es así que en estrellas de masa más o menos como el Sol, habrá procesos, llamados protón-protón, donde primero los átomos de Hidrógeno se fusionan en átomos de Helio:

Un Hidrógeno común se fusiona con otro Hidrógeno común (a altísimas temperaturas) y forma un Deuterio (Hidrógeno con un neutrón) como uno de los protones pierde su carga (el que se vuelve neutrón) esta es liberada en forma de positrón (electrón con carga positiva, antipartícula del electrón), también liberan un neutrino, el positrón se aniquilará con un electrón y formarán rayos gamma. El Deuterio formando anteriormente se fusiona con otro Hidrógeno común y forman Helio 3 (dos protones un neutron) y liberan un fotón de rayos gamma. Dos Helios 3 ya formados, se fusionan, pero cada Helio 3 tiene 2 protones y 1 neutrón, así que cada uno libera un protón, así al final quedará un Helio 4 (2 protones y 2 neutrones) y 2 protones libres o sea dos Hidrógenos listos para comenzar de nuevo la reacción.

Luego de muchos millones de años se amontona Helio en el núcleo estelar por gravitación. El centro, aumenta la temperatura porque la estrella se contrae y en cierta temperatura, el Helio se fusiona, haciendo Carbono. (El Sol aquí es ya aquí una estrella gigante roja, que paulatinamente se enfriará). El Litio, es muy raro en las estrellas comunes ya que por encima del millón y medio de grados, tanto el seis como el siete se transmutan varias veces.

En estrellas mucho más masivas, el proceso en capas sigue (proceso CON). Por electrones, protones, neutrinos, etc. el carbono se fusiona en Neón, luego en Oxígeno, luego en Silicio, luego en Níquel y aquí, por degradación desintegrante aparecen los núcleos de Hierro, que son los más estables de todos, en la capa central, obedeciendo a la fuerza de la gravedad.

Para que el proceso siga se necesita ya un estado particular de estrella, que pueda dar una gran cantidad de energía, necesaria para actuar en estos núcleos de Hierro. Como vemos, hasta ahora, había una emisión de energía (entre ellas luminosidad), la integridad estelar estaba asegurada, pero ahora el esfuerzo deberá ser supremo.

Se necesita la energía de una nova o mejor de una supernova, para actuar sobre los núcleos del hierro y sobre los núcleos de otros elementos pesados formados para constituir por fusión los nuevos núcleos y luego por desintegración, hasta lograr núcleos estables, al menos en alguno de los isótopos formados.

Algunos por degradación serán formados nuevos elementos, por ejemplo el Plomo. “A grosso modo” vemos como esta notable fábrica trabaja.

La explosión consecuente distribuirá por el espacio de cada galáxia, los materiales para constituir la segunda, tercera o cuarta generación de estrellas con planetas y muchos con vida.

Comida galáctica

Hemos visto que el canibalismo es común entre estrellas y entre galaxias. Ya casi nadie discute la necesidad aparente de que en los centros galácticos exista un monstruoso agujero negro, en gran medida para cohesionar la materia de los mismos, con su poderosa gravedad. La actividad de estos, aumenta cuando colisionan galaxias, que aportan gases, polvo y sistemas estelares y planetarios.

Los astrónomos saben desde hace tiempo que Andrómeda es un depredador espacial que se engulle las galaxias enanas que se acercan demasiado. Andrómeda y la Vía Láctea, la galaxia en la cual se encuentra nuestro Planeta Tierra, son los dos grandes objetos de éste rincón del universo. Andrómeda es la galaxia grande más cercana, a unos dos millones y medio de años luz de distancia. Un año luz equivale a unos 9,5 billones de kilómetros (5,9 billones de millas).

Las galaxias se consumen entre sí, a veces violentamente y otras veces creando nuevas megagalaxias.

Hoy, ya lejos del Big-Bang estos monstruos están menos activos.

Las propias galaxias tienen pocas posibilidades hoy de fabricar estrellas, mucho menos que hace 11 mil millones de años o más.

Simplemente, se está acabando el combustible, el gas y el polvo interestelar.

Precisamente está ingresando una nube de estos materiales a los contornos de nuestra galaxia lo que reportará a no dudarlo en el nacimiento de estrellas jóvenes, que remozarán una parte de un brazo de la Vía Láctea, como hace 140 millones de años aconteció con el cúmulo estelar de las Pléyades, un conjunto de más de 500 estrellas de todo tipo: Gigantes blanco azuladas, Gigantes rojas, amarillas y rojas comunes, enanas blancas de un tipo particular-de cortísima vida anterior-y enanas marrones.

Cuando varias pequeñas galaxias sean fagocitadas por nuestra Vía Láctea, volveremos a tener creación y muerte estelar en rápidas sucesiones, pero serán realmente fuertes los “fuegos artificiales” cuando choquen la Vía Láctea con la gran vecina Andrómeda.

Ahí si se levantará una gran “polvareda”.

Descargar artículo en Inglés : Food galactic
Descargar artículo en Portugués : Comida Galáctia

¿Qué es una enana marrón?

Cuando hablamos de estrellas, sabemos que éstas son casi estrellas que por su exigua masa y composición de elementos, nunca sería una estrella verdadera. Las enanas marrones son los cuerpos extraños del cosmos, más masivas que los planetas, pero no lo suficientemente pesadas para generar las altísimas temperaturas en sus núcleos y así iniciar la fusión termonuclear que requieren las verdaderas estrellas. Además las estrellas parecen iniciarse con gran acúmulo de gas hidrógeno y
en las enanas marrones se encuentra otros elementos, acumulados y no –por supuesto- formados en ella.

Ahora los astrónomos han encontrado la enana marrón más fría hasta la fecha que podría representar una nueva clase de objeto: que sería “el eslabón perdido” entre planetas y estrellas. La fría enana marrón flota libremente en el espacio, no ligada a una estrella Como las “estrellas” doble o triples, algunos planetas extrasolares e incluso como suponemos que podría ser la elusiva Némesis “compañera “del Sol. Su masa está aproximadamente entre 15 y 30 veces la masa de Júpiter. Y con sus proximadamente 350º C, es más fría que ningún otro objeto de su clase conocido anteriormente.

La superficie del Sol está aproximadamente a 6000 grados C. La temperatura en la superficie de las nubes de Júpiter es de aproximadamente -145 ° C), aunque en su núcleo el calor alcanzaría los 24 000 ° C.

La enana marrón, llamada CFBDS J005910.83-011401.3, está a unos 40 años luz de nuestro Sistema Solar. Fue descubierta por un conjunto de científicos usando los telescopios (Canadá Francia Hawai) y el (Géminis Norte), ambos en Hawai, y el del Observatorio Europeo al Sur de Chile.

La masa de las enanas marrones normalmente es de menos de 70 masas que la del planeta Júpiter. En contraste a una estrella como nuestro Sol, que pasa la mayor parte de su tiempo quemando hidrógeno y manteniendo una temperatura constante, una enana marrón pasa la mayor parte de su vida enfriándose, mayormente del calor de acreción y degradación de elementos radioactivos pesados.
Las primeras enanas marrones se detectaron en 1995. Desde entonces, se ha encontrado que comparten propiedades con los grandes planetas, aunque también hay diferencias. Continuar leyendo “¿Qué es una enana marrón?”

Sistema estelar diferente, pero….

A casi setenta años luz de nosotros, hay una estrella, muy brillante, que en realidad está formada por dos estrellas (sistema binario). Aldebarán es su nombre y se suele llamar alfa de la Constelación de Tauro.

Qué dicen los astrónomos de ella?: ( Según wikipedia, por ejemplo:)
Situada a 65,1 años luz de distancia,[] Aldebarán es una estrella gigante naranja de tipo espectral K5III con una temperatura superficial de 4.010 K. Al estar cerca de la eclíptica es ocultada por la Luna periódicamente y, gracias a ello, se ha podido medir su diámetro angular, 0,020 segundos de arco, lo que conduce a un radio 44 veces mayor que el radio solar. Situada en el lugar del Sol, se extendería hasta la mitad de la órbita de Mercurio, y en el cielo de la Tierra aparecería como un disco de 20°. Su velocidad de rotación proyectada es de 5,2 km./s, por lo que su período de rotación puede ser de hasta 400 días.
Aldebarán es 425 veces más luminoso que el Sol pero su masa es solamente de 1,7 masas solares; dado el enorme tamaño de esta estrella, su densidad media resulta ser muy inferior a la del Sol. A diferencia de la mayor parte de las gigantes naranjas, que en su núcleo están fusionando helio en carbono y oxígeno, Aldebarán se hallaría en un estado preliminar en el que su núcleo todavía inerte de helio estaría en el proceso de contraerse y calentarse, provocando que, en conjunto, la estrella se expanda y aumente en brillo. Está empezando a perder masa por medio de un viento estelar que envuelve la estrella hasta una distancia de 100 ua. Dentro de sólo unos pocos millones de años, la estrella alcanzará una luminosidad 800 veces mayor que la del Sol, momento en el que comenzará la quema del helio y se frenará la contracción del núcleo, lo que conllevará una disminución en su brillo. Aldebarán está catalogada como una variable pulsante irregular, con una fluctuación del brillo de 0,2 magnitudes. Aldebarán es un sistema binario: la estrella gigante tiene una compañera lejana y pequeña, Aldebarán B, de magnitud +13,50. Es una enana roja de tipo espectral M2V, cuya masa puede ser tan sólo el 15% de la masa solar y su radio el 36% del radio solar. Su separación actual de Aldebarán A es de 609 ua. En la actualidad la sonda Pioneer 10 se dirige hacia Aldebarán, a donde llegará a sus proximidades dentro de unos 1.690.000 años. Continuar leyendo “Sistema estelar diferente, pero….”

Descubren una extensa formación de supernovas

Un grupo de astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) ha localizado en las regiones centrales de la galaxia ‘IC 694’ una factoría “muy prolífera” de supernovas jóvenes explosiones estelares que constituyen diferentes estadios evolutivos del mismo fenómeno, la muerte de estrellas de más de ocho masas solares.

Este descubrimiento ha sido posible mediante el uso del European VLBI Network, una red de radio telescopios que permite observar la galaxia con una resolución (en la imagen) única en el mundo.

Gracias a este sistema, los expertos han podido ver casi en tiempo real cómo las estrellas más jóvenes y masivas mueren e interaccionan con el medio circundante, según explicó en un comunicado el responsable del Instituto Andaluz de Astrofísica, Miguel Ángel Pérez-Torres, principal autor de la investigación.

Así, señaló que si los expertos quisieran realizar un estudio de estas características en una galaxia similar a la Vía Láctea se necesitaría de cincuenta ó cien años, mientras que en el caso de ‘IC 694’, que presenta estallidos de formación estelar reciente, se ha podido llevar a cabo en menos de un año”, lo que demuestra que se trata de una “verdadera fábrica de supernovas”.

Intensos brotes de formación estelar

La fertilidad de esta galaxia tiene un origen conocido: ‘IC 694’ se encuentra en los inicios de un proceso de fusión con otra galaxia menor llamada ‘NGC 3690’. De esta interacción se ha producido una “violenta” inyección de gas que desencadena, sobre todo en ‘IC 694’, intensos brotes de formación estelar, explicaron los expertos.

Los brotes más compactos, que presentan mayor densidad de estrellas, suelen surgir en las regiones centrales de este tipo de galaxias, difíciles de observar debido a la abundancia de polvo.

Las galaxias luminosas y ultraluminosas son las mejores candidatas para albergar estallidos de formación estelar, de modo que mientras que en la nuestra se espera una explosión de supernova cada cincuenta años, en las citadas esta tasa puede ser entre diez y cien veces mayor.

“El gran número de objetos detectados implica que estamos viendo tanto supernovas jóvenes como numerosos remanentes de supernovas, y su estudio con el tiempo nos permitirá entender cómo evolucionan estos objetos en las condiciones extremas de ‘IC 694’ que, junto con ‘M82’ y ‘Arp 220’, es posiblemente el mejor laboratorio del Universo local donde llevar a cabo estos estudios”, indicó.

De hecho, tres de los 26 objetos hallados se han confirmado como radio supernovas muy jóvenes cuya evolución, lenta y duradera, sugiere que las condiciones del medio a su alrededor juegan un papel fundamental en el comportamiento de estos objetos. [Fuente : EUROPA PRESS]