Cosas increíbles…

A muchos nos agrada leer cosas de la nueva astronomía. Pocos no se interesan en saber de planetas extra solares, más si son parecidos a la Tierra o por el contrario, muy raros por sus particulares características.

Ya uno entra a sospechar cuando al parecer, grandes planetas, a veces más grandes que Júpiter, viajan muy cercanos a su estrella, orbitándola en pocos días. Es poco creíble y solo lo disculpa nuestro entendimiento, razonando que hay demasiada distancia para que nuestros instrumentos nos permitan cuantificar los volúmenes estelares y planetarios, para de esos dubitativos datos colegir más cosas. Todo puede ser muy distinto a lo pensado.

Dentro de estas noticias que toca el misterio es la siguiente trabajo aparece en un artículo en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Los astrónomos han descubierto (2006) un exoplaneta que refleja menos del 1% de la luz que recibe de su estrella madre. Menos reflector que la pintura acrílica negra, este planeta es, literalmente, ¡más oscuro que el carbón!

TrES-2b es un gigante de gas del tamaño de Júpiter que orbita la estrella GSC 03549-02811, a unos 750 años-luz de la Tierra en dirección de la constelación de Draco (el dragón). Las estrellas del grupo G, son las amarillas como el Sol y de similar tamaño, el Sol es G2, está en otro momento de su vida, entre otras cosas.

Descubierto en 2006 por el Estudio Transatlántico de Exoplanetas (TrES), su inusual oscuridad ha sido identificada por los investigadores dirigidos por David Kipping del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica (CfA) y David Spiegel de la Universidad de Princeton, usando datos de la nave espacial Kepler de la NASA.

El equipo monitoreó el brillo del sistema TrES-2, detectando una sutil variación en el brillo debido al cambio de fase del planeta. Un planeta más reflectante habría mostrado mayores variaciones de brillo cuando cambiaba de fase.

El oscuro planeta está fijado por marea a su estrella y la orbita a una distancia de sólo 5 millones de kilómetros, manteniéndose a una temperatura de 1.000º C. Demasiado caliente para la clase de nubes reflectantes de amoníaco vistas en Júpiter, TrES-2b está envuelto en una atmósfera que contiene elementos químicos que absorben la luz como sodio y potasio vaporizados, u óxido de titanio gaseoso. No obstante, esto no explica por completo su apariencia extremadamente oscura.

“No está claro lo que es responsable de hacer a este planeta extraordinariamente oscuro”, indicó el coautor David Spiegel de la Universidad de Princeton. “Sin embargo, no es completamente negro. Es tan caliente que emite un débil resplandor rojo, igual que las brasas o las bobinas de un horno eléctrico”.

Pero: Un estudio realizado en 2008 concluyó que el sistema de TrES-2 (junto con otros dos) es un sistema estelar binario. Esto tuvo un efecto significativo para los valores estelares y los parámetros del planeta. En otras palabras todo lo escrito deberá forzosamente ser revisado. Habla mal de muchos sitios que este año 2011, han omitido estos datos que en cierta forma rompen el misterio de la rareza del planeta negro.

También es lamentable que la Misión del Kepler (2008), la usara para datación y chequeo. Increíble.

Se hace difícil pensar en un Sol (Estrella amarilla) orbitada por un gran jupiteriano a tan solo cinco millones de kilómetros de su superficie. No se lo imaginan: Yo tampoco.

No sabemos realmente la composición de este sistema doble, no sabemos la órbita de este planeta, si hay otros acompañantes, sobre cual de las dos estrellas orbitan, si rodea a este planeta algún tipo de escombros o gases que disminuyan sus reflejos, etc.

Como vemos, desconocemos demasiadas cosas para afirmar casi nada a esta distancia.

Descubren un planeta que vino de otra galaxia

Astrónomos europeos informaron haber hallado por primera vez un planeta en otra galaxia fuera de la Vía Láctea -a la que pertenece la Tierra-, en un informe divulgado en Estados Unidos.

El exoplaneta es ligeramente más grande que Júpiter, que es el mayor del Sistema Solar, y orbita alrededor de una estrella que está a 2.000 años luz de la Tierra.

Se cree que ambos, la estrella y el planeta, son parte de la corriente Helmi, un grupo de estrellas que permanece luego de que su mini-galaxia fuera absorbida por la Vía Láctea unos 9.000 millones de años atrás, señaló el estudio publicado en Science Express.

Los astrónomos pudieron localizar el planeta, bautizado HIP 13044 b, al concentrarse en una “pequeña perturbación en la estrella causada por el tirón gravitacional de un compañero orbital”, señala el estudio.

Para ello usaron un telescopio propiedad del laboratorio europeo en La Silla, en Chile, a una altura de 2.400 m y a 600 km al norte de Santiago. El planeta está bastante cerca de la estrella que orbita y sobrevivió una fase en la que su anfitriona pasó por un crecimiento masivo después de haber agotado su provisión de hidrógeno en el núcleo, una etapa que dentro de la evolución de las estrellas se denomina “fase de gigante roja”.

“El descubrimiento es particularmente intrigando si se considera el distante futuro de nuestro propio sistema planetario, cuando el Sol también se convierta en una gigante roja dentro de unos 5.000 millones de años”, dijo Johny Setiawan, el principal investigador del proyecto del instituto Max Planck de Astronomía.

El exoplaneta (planeta que está fuera del Sistema Solar) completa un órbita cada 16 días, probablemente sea bastante caliente porque está muy cerca de la estrella y tal vez esté en el final de su vida, dijeron los astrónomos.

Glosario

La Silla Paranal Observatory: La Silla Facilities:

La Silla, en la parte sur del desierto de Atacama, a 600 km al norte de Santiago de Chile y tiene una altura de 2400 metros es el hogar de la original de ESO sitio de observación.

Aquí ESO opera tres telescopios principales: el telescopio de 3,6 m, el New Technology Telescope (NTT), y el telescopio Max-Planck de ESO de 2,2 metros. Están equipadas con lo último de los instrumentos del arte ya sea construido por completo por la ESO o por consorcios externos, con una contribución sustancial de la ESO.

Observatorio La Silla está organizando regularmente Visitante Los instrumentos que se unen a un telescopio, por la duración de una carrera de observación y luego se retira del telescopio.

La Silla también alberga telescopios nacional, tales como el telescopio de 1,2 m de Suiza y el telescopio de 1,5 m danés.

Planeta extrasolar:

Se denomina planeta extrasolar o exoplaneta a un planeta que orbita una estrella diferente al Sol y que, por tanto, no pertenece al Sistema Solar. Los planetas extrasolares se convirtieron en objeto de investigación científica en el siglo XIX. Muchos astrónomos suponían que existían, pero no había forma de saber qué tan comunes eran o cómo podrían ser similares a los planetas de nuestro sistema solar. Continuar leyendo “Descubren un planeta que vino de otra galaxia”

¿Un planeta habitable?

El día 23 de abril de 2007 se decía que el hallazgo de ser confirmado puede marcar un hito en la historia, ya que los astrónomos piensan que han descubierto el planeta mas parecido a la Tierra fuera del Sistema Solar: un mundo que puede tener océanos líquidos y vida. Científicos suizos, franceses y portugueses encontraron que el objeto, apenas un 50 por ciento mayor que nuestro planeta, se encuentra moviéndose en órbita alrededor de una estrella enana roja, relativamente cercana a la Tierra.

Se piensa que la estrella puede tener otros dos planetas también.

El nuevo exo-planeta, como llaman los astrónomos a los planetas que giran alrededor de otras estrellas, no es idéntico a la Tierra. Por ejemplo, se estima que pesa tanto como cinco tierras, en parte debido a su mayor tamaño. Por la misma razón, tendría más de dos veces su área superficial.

Acompañan a este nuevo planeta otros (hoy sabemos que son cinco) orbitando a esta mediana estrella roja.

Históricamente, por cuestiones tecnológicas, solamente los exoplanetas grandes se podían detectar, aunque eso está cambiando.

Otras características curiosas del planeta son que la gravedad en su superficie sería alrededor dos veces más fuerte que en la tierra; y su año es apenas 13 días terrestres, pues da una vuelta alrededor de su Sol en ese tiempo. Es 14 veces más cercano a su estrella que nosotros de nuestro sol, (unos 11 millones de kilómetros).

Esto puede ser así porque su estrella, la enana roja Gliese 581, es más pequeña y fría que el Sol. El planeta sin embargo se encuentra en su región habitable- donde están las temperaturas necesarias para que el agua se encuentre en estado líquido.

Antes de seguir adelante debemos acotar que las estrellas Gliese, forman un conjunto de varias estrellas rojas o rojas anaranjadas, así, entre varias tenemos a:

Gliese 687, a 10,6 años luz de nos; Gliese 581, a 20 años luz de nos; Gleise628 (Wolf) a 14años luz; Gliese 1(GL1) a 14, 2 años luz de nos; Gliese 687 (LHS) a 14, 5 años luz de nos; Gliese 674 a 14,8 años luz de nosotros, etc. Para el que le interese ver: “Estrellas más chicas y cercanas a nosotros” en este blog.

La temperatura media de esta “Super-Tierra” esta entre 0 y 40 grados Celsius.

Los modelos predicen que el planeta debe ser rocoso como el nuestro. El agua líquida es crítica para la vida como la conocemos, dijo Xavier Delfosse, miembro del equipo de la Universidad de Grenoble, Francia. Debido a su temperatura y proximidad relativa, este planeta será el que más probablemente se utilice para la búsqueda de vida extraterrestre.

La estrella anfitrión, Gliese 581, está entre las 100 estrellas más cercanas a nosotros, apenas a 20,5 años-luz en la Constelación de Libra.

Gliese 581 tiene un tercio de la masa de nuestro Sol, su magnitud es 10,6 apenas visible con un telescopio de 10 cm de diámetro. Su temperatura corresponde a unos 2500 grados centígrados, mucho mas fría que nuestro Sol, y su luminosidad apenas alcanza la diez milésima parte de la de nuestra estrella.

Tales estrellas pequeñas, llamadas enanas rojas, son por lo menos 50 veces más débiles que el Sol y se cree que son estrellas muy comunes en nuestra galaxia. Entre las 100 estrellas más cercanas al Sol, 80 pertenecen a esta clase. Las enanas rojas son blancos ideales para la búsqueda de planetas porque emiten menos luz, y la zona habitable es así mucha más cercana a ellos dijo a Xavier Bonfils, co-investigador de la Universidad de Lisboa. Los planetas más cercanos a una estrella son más fáciles de detectar porque su gravitación afecta a su Sol más perceptiblemente.

Se espera que las enanas rojas también vivan muchísimo tiempo porque queman el combustible lentamente. Una enana roja de la mitad de la masa del Sol, como Gliese 581, brillaría típicamente por unos 130 mil millones años, sobreviviendo al Sol por trece veces.

En estos finales de septiembre de 2010, un artículo de D. Shiga en “New Scientist”, nos informa que un equipo de cazadores de planetas descubrió el primer mundo extrasolar que podría albergar vida en su superficie. Se encuentra a la distancia correcta de su estrella como para potencialmente contener agua líquida y podría tener una composición rocosa similar a la de la Tierra. Continuar leyendo “¿Un planeta habitable?”