El proyecto secreto MK Ultra

La Operación MK Ultra fue un programa de investigación secreto de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), dedicado a encontrar métodos efectivos para controlar la mente humana. MK Ultra practicó durante más de 25 años distintas técnicas entre las que se encontraba la utilización de señales eléctricas o drogas específicas para cambiar el funcionamiento del cerebro, hasta que finalmente y durante la presidencia de Rockefeller en el año 1975, el programa se disolvió luego de darse a conocer los terroríficos detalles de su accionar.

El Candidato de Manchuria

A comienzos del año 1950, el por entonces director de la CIA, Alan Diur, autorizó un programa destinado a la “creación de asesinos con el cerebro lavado”. El nombre clave del programa: MK-ultra. Este programa fue uno de los secretos mejor guardados en la historia de la CIA, hasta el día en que John Marks, un empleado del gobierno norteamericano, descubriera algunos documentos clasificados e hiciera pública la verdad en su libro; “La búsqueda del Candidato de Manchuria”.

Ya desde finales de los 40′ existía cierta preocupación dentro del gobierno americano, sobre las posibilidades de ejercer cualquier especie de control sobre la mente del hombre. Posiblemente por la historia de un Cardenal Húngaro que compareció durante ese tiempo años en un juicio farsa en Budapest y el cual parecía estar bajo los efectos de alguna especie de hipnosis, como si fuese un robot controlado a distancia; “Una mente controlada”. Sin lugar a dudas, la creencia de que en Rusia y China ya implementaban éste tipo influencias, en pleno auge de la guerra fría, la CIA temía que existiera alguna tecnología capáz de lavar el cerebro de las personas para que realizaran actos en contra de su voluntad.

Quienes estudian los acontecimientos de éste experimento, estiman que desde su creación en 1950, miles de ciudadanos americanos pueden haber sido utilizados de manera indirecta y otros tantos en forma directa en este programa secreto. El mega programa, incluia además otros 150 proyectos de diversa índole, cuyos objetivos de la mayoría de ellos nunca salieron a la luz y posiblemente nunca se conozcan sus verdaderos motivos.

Operación “5412”. Objetivo: Eliminar al primer ministro del Congo

Aunque de los 150 experimentos que llevó a cabo? aún se desconocen muchos. Operación “5412”. Objetivo: eliminar al primer ministro del Congo, Patrice Lumumba. ¿Motivo? Ser un “marxista peligroso”. Caso “NOSENKO”: objetivo: desvelar la verdadera identidad del ex agente del KGB Yuri Nosenko. ¿Cómo?: inyectándole LSD.

Experimentos con LSD y Microondas

Un documento encontrado en 1955 daba indicios de las prácticas realizadas, ya que daba cuenta de un estudio con drogas que alteraban la conciencia, materiales que ayudaban a inducir rápidamente el estado de hipnosis y sustancias que mejoraban las capacidades de los individuos para soportar la privación sensorial. Algunos de los elementos usados en el MK Ultra eran la radiación y el LSD, aunque este último fue descartado porque sus efectos eran imprevisibles. También se usaron anfetaminas, un proceso que se eliminó porque la muerte del interrogado era muy frecuente, además del uso de otras drogas.

Entre las muertes más destacadas, se puede citar la de Frank Olson, un bioquímico del Ejército de EE UU. Durante el apogeo del MK Ultra se le administró LSD sin su consentimiento y éste se volvió psicótico. Después de una semana de haber sido administrada esta droga, se lanzó por la ventana de un hotel.

En el año 1964, se puso en práctica otra de las fases que formaban parte del MK Ultra, llamada “MK Search” y su objetivo era crear un “suero de la verdad”, que administrado a los prisioneros de guerra, les permitieran obtener toda la información requerida. Las víctimas de ésta fase del experimento fueron en su mayoría espías rusos que capturaban.

Operación Clímax de medianoche

La llamada “Operación Midnight Climax” tuvo lugar durante el año 1955. La idea basicamente consistía en permitir a la CIA, experimentar con diversas técnicas de utilización de sexo combinado con estupefacientes con el objeto de que algún día podrían servir para extraer información secreta a funcionarios extranjeros. El Servicios Técnico (TSS) de la citada institución, reclutaba prostitutas que recorrían los bares en busca de clientes a los que seducir con ayuda de pequeñas cantidades de LSD introducidas disimuladamente en sus copas. Una vez en el departamento, el capitán George Hunter White, jefe de la operación, filmaba todo lo que sucedía a través de un falso espejo.

Estas “casas de citas” psicodélicas siguieron funcionando hasta 1963, cuando la operación fue suspendida por orden del entonces inspector general de la CIA, John Earman, un hombre de firmes convicciones religiosas que se sintió especialmente escandalizado por la falta de ética de sus colegas. Continuar leyendo “El proyecto secreto MK Ultra”