Maravillas de la naturaleza

El gran agujero azul

La naturaleza es impresionante. En el planeta se producen diversos fenómenos increíbles y dignos de admiración que no parecen ni reales. Desde Belice hasta Venezuela, pasando por la Isla de Navidad, algunas de las maravillas que no te puedes perder.

El Gran Agujero Azul

El gran agujero azul

Se trataba de un sistema de cuevas de piedra caliza durante el último periodo glacial que se terminaron inundando y el techo derrumbándose cuando subieron las aguas. Está en Belice y es un agujero de forma circular con más de 300 metros metros de ancho y 120 de profundidad.

Columnas basálticas

columnas basáticas

Son formaciones de pilares verticales que se forman por la fractura de la roca durante el enfriamiento de la lava basáltica en un cráter o caldera volcánica. Una de la más conocidas en el mundo es la Calzada del Gigante en Irlanda, que tiene más de 40.000 columnas.

Nubes lenticulares

Nubes lenticulares

Se trata de nubes estacionarias y se forman a grandes altitudes en zonas montañosas y aisladas de otras nubes. El sistema atmosférico que las forma involucra grandes movimientos verticales de aire.

Relámpago del Catatumbo

Relámpago del Catatumbo

Se trata de un fenómeno metereológico que se produce en la cuenca del lago de Maracaibo en Venezuela. Se produce por las cordilleras que encierran y frenan a los vientos del noreste, que producen nubes que dan lugar a una serie de relámpagos de manera casi continua.

Las piedras reptantes del Valle de la Muerte

Las piedras reptantes

A principio de los años 40 se descubrió que cientos de rocas dejaban tras de sí un rastro de movimiento. Finalmente en 2014 se resolvió el misterio. El lago se llena de agua, la cual debe estar a una altura determinada, al desplomarse las temperaturas por la noche el estanque se congela para formar láminas de hielo, que deben tener un grosor determinado. En los días de Sol el hielo se derrite en pequeñas láminas que son desplazadas por el viento, dejando el sendero de piedras reptadoras.

Las ondas ásperas

Las ondas ásperas

Formación nubosa reconocida recientemente. Han existido desde siempre, pero ha sido en los últimos años cuando se han captado. Son de desarrollo horizontal, propias de los frentes calientes y de altura media.

Lluvia misteriosa de “leche” en Oregon, Estados Unidos

lluvia de leche

Precipitación muy parecida a la leche vacuna precipitó hoy en algunas áreas del estado de Washington, Estados Unidos. Los reportes más importantes se dieron sobre Oregon e Idaho. Su origen es desconocido, pero se estima que es a raíz de polvo o ceniza volcánica.

El Servicio Meteorológico de los Estados Unidos recibió informes de lluvia sucia en más de 15 estaciones meteorológicas, la estación de Spokane recogió muestras del agua precipitada y se enviarán a un laboratorio para analizarla.

lluvia de leche

La suciedad en tonalidades grises cubrió los vehículos y todo tipo de superficie, debido a un temporal que impactó en el oeste de los Estados Unidos, lluvia que se formó sobre el Océano Pacífico.

Entre las explicaciones más observadas se encuentra a la erupción de dos volcanes: uno en México y otro en Rusia, se informó en las últimas horas que esta precipitación grisácea cesó al moverse hacia el oeste del estado. Continuar leyendo “Lluvia misteriosa de “leche” en Oregon, Estados Unidos”

El extraño fenómeno natural de los discos de hielo

Se conoce como disco de hielo, plato de hielo o círculo de hielo a las placas circulares de hielo que giran en el agua lentamente en las zonas de clima frío.

discos de hielo

Estas discos de hielo por lo general son de poco espesor y se cree que se originan en las corrientes de Foucault. Es frecuente encontrarlos en América del Norte y Escandinavia, aunque también han aparecido en el sur de Inglaterra y en Gales. En diciembre de 2008 se reportó la aparición de un plato de hielo en Gales y en 2009, en Inglaterra.

El tamaño que pueden alcanzar los discos de hielo es muy variable, ya que se tiene conocimiento de algunos con un diámetro superior a los 4 metros.

Por lo general, los círculos de hielo se forman en las curvas de los ríos, donde se crea una fuerza de corte rotacional como consecuencia de la aceleración de las aguas. Esta fuerza provoca el quiebre de un trozo de hielo y lo hace girar sobre sí mismo. A su vez, este disco giratorio va se va puliendo contra los hielos a su alrededor y suavizando sus lados, hasta lograr la forma de círculo. Este fenómeno se ha dado escasas veces, tanto es así, que la primera vez que se registró la aparición de un disco de hielo fue en 1895, en un edición de Scientific American. En ella se reportaba un disco de hielo que giraba lentamente en el río Mianus. Continuar leyendo “El extraño fenómeno natural de los discos de hielo”