El misterio de los cuerpos incorruptos

Reteni2 en el tiempo…

El fenómeno de los cuerpos incorruptos es considerado un gran misterio aun en nuestros días. La incorruptibilidad cadavérica, comunmente conocida como cuerpo incorrupto, es la propiedad de un cádaver de no descomponerse después de la muerte pese a no haber sido embalsamado o preservado de ninguna manera. Desde la antiguedad se conocen caso de éste extraño fenómeno, que no deja de sorprender hoy en día a la comnunidad científica.

Canonizados por la Iglesia Católica

La iglesia católica ha beatificado a algunos de estos cuerpos incorruptos como un signo milagroso de su santidad. Son muchos los santos cuyos cuerpos se mantuvieron incorruptos por años o siglos después de su muerte. Algunos también han despedido olor a rosas o han tenido tenido otras manifestaciones divinas. Lo cierto es que estos cuerpos son conservados como reliquias extraordinarias para la Iglesia y pueden ser visitados por los fieles religiosos.

La incorruptibilidad ha sido clasificada incorrectamente como una momificación natural. Ya que la momificación es un proceso cuyos resultados han sido momias arrugadas, siempre rígidas y extremadamente secas. En cambio, los cuerpos incorruptos no presentan ninguna de estas cualidades, sino que por el contrario son bastante húmedos y flexibles, incluso tras el paso de cientos de años.

Santa Bernadette de Lourdes

Bernadette Soubirous fue una niña que realizó numerosos milagros durante su corta vida. Al morir en el año 1879, su cuerpo fue puesto en la pequeña capilla gótica, situada en el centro del jardín del convento al que la niña había asistido de joven. El 22 de septiembre de 1909, exhumaron su cuerpo para el proceso de beatificación diocesano, iniciado debido a las heroicas virtudes que manifestó Bernardita, en especial su extremada humildad. Increiblemente, su cuerpo fue hallado en perfecto estado de preservación.

Actualmente el cuerpo se encuentra exhibido en una urna de cristal en la capilla de Santa Bernardita en Nevers, Francia, en las mismas condiciones de conservación que hace más de un siglo. Una historia más detallada de Bernardita en éste enlace

El enigma de la incorruptibilidad cadavérica

La mayoría de los casos los fenómenos de incorruptibilidad duran muchos años, incluso siglos. Su conservación obedece a razones física, térmicas y geológicas. La existencia de altos niveles de sequedad en el aire y en la tierra produce deshidratación del cuerpo y la consiguiente incorruptibilidad. Por el contrario un alto grado de humedad produciría la rápida descomposición orgánica. Continuar leyendo “El misterio de los cuerpos incorruptos”