Instrumentos modernos de diagnóstico confirman la exactitud de Leonardo Da Vinci

Tomografías computadas han revelado que los dibujos anatómicos de Leonardo da Vinci fueron sorprendentemente precisos.

Leonardo Da Vici

El artista renacentista y célebre inventor, produjo una serie de dibujos anatómicos entre 1510 y 1511, cuando llevó a cabo 20 disecciones. Los bocetos muestran detalles como los músculos, huesos y tendones del cuerpo humano con un detalle notable, pero lamentablemente se perdieron durante cientos de años después de su muerte, porque no los había publicado en su momento.

Hoy, los expertos han puesto de manifiesto la asombrosa precisión de Da Vinci comparando sus dibujos con los resultados de los modernos escáneres médicos. Las observaciones anatómicas del genio se se adelantaron varios siglos por delante de su tiempo. “Quinientos años después, la comparación con la Tomografía Computarizada y la Resonancia Magnética muestran que el trabajo de Leonardo sigue siendo relevante para los científicos de hoy”, dijo la Fundación Colección Real que expondrá los dibujos junto a los modernos métodos de diagnóstico por imágenes, como el RM y la TC en una demostración de los conocimiento anatómicos que da Vinci poseía hace más de 500 años.

Siempre se ha elogiado a da Vinci como uno de los mejores inventores del Renacimiento, siendo un visionario que se adelantaba muy por delante de su época, incluso por la producción de algunas de las obras más reconocidas del mundo en el sentido artístico. Además de ello, hoy la ciencia moderna le concede el crédito de haber conocido, con una presición sorprendente, el interior del cuerpo humano, como solo hoy en día se concen a través de herramientas de diagnóstico actuales como lo son las tomografías computadas y las resonancias magnéticas.

Isaac Newton y su patología de la ciencia

No ha existidootro científico que haya trabajado tan duro, dejado de comer, de dormir, y de relacionarse con otros como Isaac Newton. Newton fue un personaje muy oscuro, era muy solitario, era una persona patológicamente incapaz de conversar, consumido en extremo por su trabajo y posiblemente también sea uno de los mayores científicos, sino el más grande, de todos los tiempos.

Isaac Newton

En su tiempo la física era un campo muy poco explorado. En 1642 Newton nace en un pueblo remoto de Inglaterra, su padre muere antes de su nacimiento, su madre vuelve a casarse y a los tres años envía a Isaac a vivir con una abuela sintiéndose solo y teniendo así una infancia desdichada.

Para Newton era muy común escribir sus pecados, y acerca de esto escribió que entre los pecados de su infancia amenazó a su madre y a su padrastro con quemarlos en la casa de estos.

A Newton nunca le fue bien en la escuela pero sorprendía a la gente de su pueblo por crear aparatos mecánicos como molinos de vientos y un maestro de la escuela convence a su madre para que lo lleve a la universidad. Logrando así entrar a la universidad Trinity Collage de Cambridge donde la mayoría de los estudiantes se dedican más a la juerga y a beber que a estudiar, por ende Newton prefiere aislarse y permanecer solo. Obsesionado por el pecado se autoimpone un estricto control emocional y sexual, y empieza a llevar una existencia solitaria, monacal. Era la persona más reservada de la que jamás hemos podido oír hablar. No se molestaba en hacer amigos y le resultaba difícil relacionarse; simplemente se apartaba de la gente.

En toda su vida no tuvo aventuras amorosas ni casi amigos, llegándose a especular de homosexual o que simplemente decidió que no tenía tiempo para otra cosa que no fuera su trabajo. La ciencia. Continuar leyendo “Isaac Newton y su patología de la ciencia”

Un niño de 13 años revoluciona la tecnología de la energía solar

Un joven estudiante de séptimo curso de Long Island (EEUU) llamado Aidan Dwyer, de tan sólo 13 años, ha diseñado un nuevo prototipo de paneles solares que obtienen un rendimiento 50% superior al de los paneles actuales. Gracias a su revolucionaria idea Aidan ganó el concurso de jóvenes talentos del Museo Americano de Historia Natural y una patente a la que le pueda generar una suculenta explotación.

Todo empezó hace dos años en una caminata por las Montañas Catskill, en el estado de Nueva York. En el viaje, Aidan, entonces de 11 años, se interesó mucho por la estructura de las ramas de los árboles, y las comenzó a investigar: “Estaba en las montañas de Catskill cuando tuve un flash. De pronto me di cuenta de que la colocación de esas ramas respondía a un patrón seguido por el diseño de la naturaleza. No era una distribución casual”, relata Dwyer.

En su casa en Long Island, sus padres deseaban instalar paneles solares, pero su patio era demasiado pequeño y su techo no era adecuado. Sin embargo, había espacio suficiente para un árbol. Los árboles organizaban sus ramas de cierta forma para maximizar la captación de luz solar. Si imitaba el diseño de las ramas de los árboles, que siguen un concepto matemático conocido como la sucesión de Fibonacci, reemplazando las hojas con paneles solares, la estructura podría caber en el limitado espacio y abastecer la casa.

Al hacer el experimento con dos modelos un panel solar tradicional y otro receptor solar en forma de árbol descubrió que los números procedentes del emulador de árbol eran mayores.