El Cosmonauta Perdido y el Fenómeno OVNI

Hay quienes creen que en algún lugar de la vasta oscuridad del espacio, cerca de nueve mil millones de millas del Sol, el primer ser humano está a punto de cruzar la frontera de nuestro Sistema Solar en el espacio interestelar. Su cuerpo, perfectamente conservado, se congela a -454ºF; su diminuta cápsula en el inconmesurable silencio navegando lejos de la Tierra a 18.000 kilómetros por hora durante los últimos 45 años. Él es el cosmonauta perdido, cuyo cohete subió y, en lugar de volver a la tierra, simplemente siguió adelante. Es lo último en leyendas de la Guerra Fría: que en los albores de la era espacial, a finales de 1950 ya lo largo de la década de 1960, la Unión Soviética tenía dos programas espaciales, uno un programa público, el otro “oculto”, y mucho más audáz ya que muchas veces se intentaron misiones francamente suicidas.

astronauta perdido

Youtubes Stargazer publicó un video interesante en cuanto a lo que se conoce como los cosmonautas perdidos o Phantom. Es su afirmación de que tienen un video con uno de estos supuestos cosmonautas perdidos diciéndole al mundo lo que sabe sobre el fenómeno OVNI. Continuar leyendo “El Cosmonauta Perdido y el Fenómeno OVNI”

Llegó realmente el hombre a la luna?

Detrás de la Conquista del espacio se han ocultado numerosos intereses militares, económicos y políticos, para disputarse, entre otras cosas, la supremacía mundial entre rusos y americanos.

Antes de que el hombre viajara al espacio fueron probadas varias misiones cuyo destino era poner en órbita satélites artificiales capaces de orbitar alrededor de nuestro planeta. Pero otro sentido se guardaba detrás de esta incipiente “Conquista del espacio”, probar nuevos sistemas de propulsión de cohetes bélicos, cuyos motores de retro-reacción posteriormente pudieran ser utilizados en aeronáutica y otros sistemas que requiriesen propulsión energética. Alemania, que por aquel entonces contaba con los mejores ingenieros, técnicos y especialistas de aeronáutica y mecánica; La Unión Soviética que se había consolidado como una potencia, queriendo a toda costa demostrar al mundo su iniciativa y poder; Y la omnipoderosa Norteamérica eran las pioneras en estudiar las posibilidades que ofrecía el espacio… Y dentro de sus posibilidades, cada uno de estos países, por separado iniciaron proyectos con sus vistas puestas al Universo Desconocido…todavía. Alemania, tras el fracaso de la Segunda Guerra Mundial, vio como sus mejores hombres de ciencia se vendían al mejor postor, que en este caso, fueron los Estados Unidos y la URSS. Los restos de series de estos cohetes y de los sistemas de propulsión que tan orgulloso había hecho al ejército nazi, así como los documentos de investigación cayeron en manos de los americanos y los especialistas alemanes a cargo de Wernher Von Braun se pasaron a ellos. Los especialistas que se quedaron en el bloque comunista tuvieron una participación muy limitada en los proyectos espaciales. En 1952, Rusia, devolvió casi a todos estos técnicos, que no habían construido, ni supervisado ningún proyecto para los rusos. Al parecer el sumo secreto rodeaba cada proyecto soviético. Un secreto que dejaría de serlo para convertirse en la sorpresa que conmocionaría al mundo…El 4 de Octubre de 1957 se disparo a la órbita terrestre, a unos 950 Km. de altura, el Sputnik, una cápsula espacial de 58 cm de diámetro. Era el primer satélite espacial artificial de la Tierra, daba una vuelta al globo terráqueo cada 96 minutos. La extinta Unión Soviética había ganado esta carrera a los Estados Unidos de América. Muy lejos de la actualidad, dónde el poder del dólar “encajona” momentáneamente al herido gigante ruso.

Continuar leyendo “Llegó realmente el hombre a la luna?”