La casa de los espejos

En la ciudad de Cádiz existe un caserón abandonado desde hace años en la que se dice que habita el espíritu de una chica asesinada por su propia madre. Su fantasma parece seguir viviendo en los espejos que hay en el casa…

la casa de los espejos

Cuenta la leyenda que en aquella casa vivía un importante almirante junto a su esposa y su hija. El almirante, que adoraba y consentía a su hija más de la cuenta, le traía un nuevo espejo cada vez que volvía de uno de sus viajes a tierras americanas.

Su hija coleccionaba espejos; y así, como un reflejo del afecto que el almirante sentía por su hija, con el paso de los años la casa fue repletándose de espejos en los cuales la hermosa chica podía mirarse una y otra vez satisfaciéndose con aquella belleza de la cual su padre presumía ante sus amigos y compañeros.

Mientras su madre, sumida en las espesas sombras del olvido, sufría cada vez más celos y su resentimiento hacia su propia hija crecía y crecía cada vez mas.

A medida que el tiempo pasaba, las discusiones y peleas entre madre e hija cada vez eran más frecuentes en los periodos en que el almirante se ausentaba. La relación madre-hija estaba cada vez más contaminada por el secreto odio que había empezado a crecer en la madre, por un sentimiento tan bajo y tan ciego que acabó por arrastrar al crimen a la esposa del almirante.

En uno de aquellos viajes de su esposo la mujer del almirante aprovechó para poner veneno en una bebida y así acabar de una vez y para siempre con aquella hija a la cual terminó viendo como una rival a la que debía liquidar para recuperar el amor que le había sido robado… Continuar leyendo “La casa de los espejos”

El autobus fantasma

Cuenta la leyenda que en una peligrosa carretera entre montañas un autobús sufrió un accidente muriendo todas las personas que en él viajaban. Desde entonces dicho autobús circula de noche y aquel osado que atreva a montarse en él…

Autobus fantasma
Credito Imágen © Alvaro Bayon Medrano- Todos los derechos reservados / All rights reserved

De la ciudad de Toluca a la ciudad de Ixtapan de la Sal, anteriormente era obligado transitar por una carretera bastante sinuosa y peligrosa, pues bordea un precipicio sumamente profundo casi vertical y de roca sólida. Actualmente existe una autopista.

Un día de tantos un autobús partió de Ixtapan de la Sal con rumbo a Toluca. El viaje era de lo más normal aunque circulaba por la noche, muchos de los pasajeros habían hecho ese viaje varias veces así que aprovechaban para dormir. El autobús inició el viaje lleno, subió por la cuesta sin problemas cuando comenzó a llover, como tantas veces en esa parte del camino, entonces alcanzó el punto más alto y luego inició el descenso e iniciaron las famosas curvas de Calderón, un tramo de carretera, en el cual las curvas son sumamente cerradas y peligrosas, además se caracteriza porque sin importar si se va a Toluca o se viene de ella esa parte es de bajada, pues es parte de una hondonada bastante grande y donde hay un puente en el cual sólo cabe un auto y está además al salir de una curva muy cerrada.

En ese puente han ocurrido accidentes muy graves y muchos de ellos mortales, está tan hondo que a no ser por la cantidad de piedras afiladas a los lados, fácilmente podría sujetarse un “bungee”. El autobús en cuestión inició su descenso, con lluvia y por supuesto el pavimento mojado. De repente los pasajeros se percatan de que el autobús está ganando velocidad y se asustan, reclamando al conductor, quien no dice nada en absoluto, entonces sumamente nervioso al fin atina a decir: Continuar leyendo “El autobus fantasma”

El Experimento del Ruso del Sueño

Un experimento del terror que se llevó a cabo en Rusia a finales de los 40´s. Aunque poco se conoce de este terrible acontecimiento, se logró saber los eventos más terribles de éstos investigadores.

experimento ruso del sueño

Durante 15 días los investigadores mantuvieron despiertos a 5 personasusando un estimulante a base de gas. Aunque ésto se escuche como un crímen, los investigadores tenían monitoreado y mucho cuidado con el uso del gas dentro de estas cabinas para evitar algún accidente.Tuvieron que usar cámaras y micrófonos para monitorear cada cosa que los experimentados hicieran en el experimento del sueño ruso.

Dentro del cuarto habían libros, cobijas, agua, luz, baño y suficiente comida. Lo que no se permitió para nada fueron camas, para evitar que los participantes pudieran dormirse. Pero los sujetos a prueba no eran personas común y corriente, ellos eran prisioneros políticos y de guerra declarados como enemigos del estado durante la segunda guerra mundial. Del sueño ruso.

Todo estuvo bien por los primeros 5 días; Los sujetos rara vez se quejaban después de que se les había prometido su libertad si aceptaban tomar parte de la prueba y no dormir por 15 días. Sus conversaciones y actividades fueron monitoreadas y los científicos notaron que conforme pasaba el tiempo, ellos hablaban sobre incidentes traumáticos de su pasado.

Después de esos 5 días los sujetos a prueba comenzaron a sufrir de paranoia severa, pues comenzaban a platicar sobre los sucesos que los habían llevado a ésta situación. Se mostraban extraños pues días después dejaron de hablar entre ellosy ,murmuraban cosas extrañas en los micrófonos. Poco a poco éstas 5 personas empezaron a traicionarse entre ellas pues creían que de ésta manera les ganarían y lograrían salir.

Cuatro días después, uno de ellos comenzó a gritar por todo el cuarto, las veces que lo hacía continuamente era por 3 horas, se callaba y hacía lo mismo. Después de hacer eso, sólo podía gritar una sola vez y ocasionalmente. Se creía que se había lastimado las cuerdas vocales por eso dejó de gritar. Lo más extraño fue la forma en como sus compañeros reaccionaron, pues no hacían nada al respecto por el comportamiento, como si no estuviera ocurriendo nada.

Fue cuando un segundo prisionero tomó la misma actitud del primer prisionero gritando por todo el cuarto. Dos de los prisioneros tomaron los libros llenando las hojas con heces y las colocaban sobre las ventanas del cuarto. Después de esto todo se calmó en la habitación. Pasarón 3 días y los investigadores estaban sorprendidos pues no había ningun ruido, creían que los micrófonos estaban descompuestos, hasta llegarón a pensar que estaban muertos.

Para checar los micrófonos decidieron entrar para revisar que nada estuviera fallando. Para mantener en calma a los reclusos dijeron por el interfón que entrarían a revisar los micrófonos que se acostaran con las manos sobre el piso y que no se movieran, de lo contrario se les dispararía. Para la sorpresa de los investigadores la respuesta de los reos fue muy extraña pues después de su anuncio ellos dijeron: “No queremos ser liberados”. Continuar leyendo “El Experimento del Ruso del Sueño”